Intrigas con sabor británico

Atresmedia compra los derechos de la policiaca ‘Broadchurch’ para su emisión en España La serie es el mayor éxito de ITV tras ‘Downton Abbey’

Plantel de actores de la serie 'Broadchurch'.
Plantel de actores de la serie 'Broadchurch'.

La fórmula parece sencilla: un asesinato en una comunidad pequeña, muchos sospechosos y uno o varios detectives con una vida personal complicada que buscarán a toda costa la verdad hasta llegar a obsesionarse con el caso en el que trabajan. Las series centradas en la investigación de una muerte en extrañas circunstancias se han puesto de moda en Europa desde que el género policiaco renaciera gracias al éxito de la danesa Forbrydelsen. La ficción protagonizada por Sofie Gråbøl ha creado escuela, y no solo por su adaptación en Estados Unidos, The killing, que este verano emitirá su tercera temporada. También ha servido de locomotora del nordic noir en la pequeña pantalla, la ficción de crimen muy en boga en los países nórdicos con títulos como la sueco-danesa Bron/Broen (cuyo remake estrenará este verano la estadounidense FX y que en España podremos seguir en Fox) o la sueca Wallander, basada en las novelas protagonizadas por este personaje y que también cuenta con versión británica.

Broadchurch, el último gran éxito en tierras de Gran Bretaña, bebe de esta tradición. Su primera temporada, que el canal ITV ha terminado de emitir hace escasos días, ha cosechado un inesperado éxito que ha pillado por sorpresa incluso para sus propios responsables. El grupo Atresmedia se ha hecho con los derechos de emisión en España, por lo que en los próximos meses se podrá ver en abierto su primera temporada, previsiblemente en Antena 3 o laSexta, según indican fuentes de la cadena. Aunque el creador de este drama, Chris Chibnall, lo concibió como una miniserie de ocho capítulos, su éxito ha hecho que la cadena británica le confíe una segunda temporada que empezará a grabarse en 2014. Casi diez millones de espectadores han seguido en las pasadas semanas la investigación de la muerte de Danny Lattimer, un adolescente que es encontrado muerto en la playa de un pequeño pueblo ficticio del sur de Inglaterra y que ha dado al canal su mayor éxito de audiencia después de Downton abbey, además de haber contado con una excelente acogida por parte de la crítica.

En Broadchurch, el misterioso y repentino fallecimiento del adolescente trastocará la vida de su familia y del pueblo entero, muchos de cuyos habitantes pasarán a ser sospechosos de su muerte. El caso afectará de forma muy especial a los dos policías encargados de resolverlo. El rostro de uno de ellos es el del actor escocés David Tennant, conocido por haber dado vida al doctor número 10 en la serie de ciencia ficción Doctor Who. En esta ocasión, interpreta a un policía atormentado por un fracaso anterior en un caso que guarda ciertas semejanzas con el que se encuentra ahora. Junto a Tennant está la actriz Olivia Colman, quien se mete en la piel de la otra policía encargada de la investigación y amiga íntima de la familia del niño fallecido. El mundo de la prensa sensacionalista británica también está muy presente: desde el periódico local hasta los medios nacionales que acuden al pueblo cuando se dan cuenta del potencial de la historia para atraer lectores.

Tras los ocho primeros capítulos, el caso del asesinato de Danny Lattimer queda resuelto, por lo que la serie no da ninguna pista sobre cuál será el argumento de su segunda entrega. Sus responsables solo han adelantado que será “radicalmente distinta” a la primera. Lo que sí queda claro con Broadchurch y el resto de series de las que bebe es que el género detectivesco está más vivo que nunca en el panorama televisivo europeo.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50