Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El día después del día siguiente

Tony Visconti, amigo de Bowie y productor de 11 de sus discos, de 'Heroes' a 'The next day' estará a los mandos del próximo álbum de los vasco-argentinos Capsula

Natxo Martin, Coni Duchess, Tony Visconti y Martin Capsula.
Natxo Martin, Coni Duchess, Tony Visconti y Martin Capsula.

Hará unos tres años, andaba yo redescubriendo las afiladas excelencias del Scary Monsters de David Bowie, cuando sentí uno de esos impulsos que abren inesperadas posibilidades. Envalentonado, escribí a un músico neoyorquino que había trabajado con el productor del álbum, Tony Visconti, pidiéndole mediación para una entrevista.

Sorprendentemente, a los pocos minutos, la respuesta del más fiel colaborador de Bowie aterrizaba en mi buzón. Desde entonces, hemos mantenido una cordial correspondencia. Aunque, sobre The Next Day el disco del inglés que ha producido, preservó el secreto. Dejaba caer no obstante algunas pistas. ‘’No creo que un verdadero artista pueda retirarse o dejar de ser creativo’. Y David es un verdadero artista. Soy optimista, volverá cuando esté preparado’’, decía.

Están poseídos por una gran musicalidad. Pura energía.  Es rock atemporal, sazonado con un toque de gran banda y, sin embargo, son totalmente ellos, dice Visconti de Capsula.

 En plena digestión del fenomenal The Next Day, cuyas primeras reseñas se curaban en salud opacando la grandeza que sin duda arroja el álbum, llega otra noticia. El celestineo es, en mi caso, uno de los placeres de este oficio, así que propuse a Cápsula, el trío argentino instalado en Bilbao, que intentásemos el asalto a la torre más alta. Reconocidos mitómanos —su última grabación reconstruye el clásico Ziggy Stardust— se excitaron ante la idea. Y la respuesta de Tony no se hizo esperar. Días después, los representantes de ambos bandos se ponían de acuerdo y, durante abril, se encerrarán en los estudios Saint Claire, en Kentucky, para registrar su segundo álbum publicado en Estados Unidos —donde cuentan con admiradores como el periodista David Fricke—, octavo desde que en 1997 se fundara el trío en Buenos Aires.

Capsula interpretando Ziggy Stardust, de Bowie.

 ‘’Están poseídos por una gran musicalidad’’, me informa Visconti tras verles actuar en Brooklyn. ‘’Pura energía agresiva. Lo suyo es rock atemporal, sazonado con un toque de todas las grandes bandas y, sin embargo, son totalmente ellos. Sus discos me impresionaron pero, al verles en vivo, me dije que esta grabación iba a ser toda una aventura. Son gente formidable’’. Dado que Anthony Edward Visconti (Nueva York, 1944) forjó su maestría emigrando a Londres a finales de los 60 y arrancando una carrera que despegaba con Marc Bolan y T. Rex, proseguía con Bowie y le ha llevado a firmar señaladas obras de Sparks, Thin Lizzy, Moody Blues, Prefab Sprout, Manic Street Preachers o Morrissey, cabe imaginar lo que sus expertas manos moldearán al contacto con el chorro de electricidad escupido desde la guitarra de Martín Guevara, el bajo de Coni Duchess y la batería de Nacho.

 "Aplico los mismos principios a todos mis discos’’, desveló en aquella primera entrevista. Se refería a un estilo propio sin fórmulas secretas, fundamentado en un oído retentivo, capaz de escuchar mientras habla o maneja botones, y en virtudes que no todos los productores comparten: poder de persuasión y complicidad, empatía con el artista sin perder por ello autoridad, inagotable ansia de experimentación. Como explica, ‘’en un estudio de grabación puede pasar cualquier cosa, los planes se pueden ver alterados por lo que revela un entorno totalmente distinto al local de ensayo. Se acrecienta la conciencia, fluye la adrenalina y de repente ves la luz. Una experiencia a menudo reveladora’’.

Martin Capsula, Coni Duchess y Natxo Martin, la formación actual de Capsula, en Nueva York.
Martin Capsula, Coni Duchess y Natxo Martin, la formación actual de Capsula, en Nueva York.

 Ya que un furtivo beso junto al Muro de Berlín entre Visconti y una amiga, avistado por Bowie desde un ventanal del estudio, inspiraría la letra de Heroes, Cápsula se aproximan a la masa crítica de esa mitología que les realimenta. ‘’Asumimos el riesgo’’, explicaban los bilbaínos a raíz de su Ziggy Stardust. ‘’El respeto que tenemos por nuestros antecesores es enorme, pero no queríamos quedarnos con una idea nostálgica, sino darle vida propia. Traer esas canciones extraterrestres a nuestro sonido era trasladarlas a otra galaxia sónica y distorsionada’’.

 Su discográfica estadounidense anuncia que Solar Secrets se publicará en verano. Muy posiblemente les propulse más allá del circuito en vivo que frecuentan, tanto en América como Europa. Cápsula, al fin y al cabo, ‘’podrían ser héroes’’.