Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elemental, doctora Watson

‘Elementary’ actualiza el mito Holmes y coloca a una mujer como ayudante

Lucy Liu (doctora Watson) y Jonny Lee Miller (Sherlock Holmes), en la serie 'Elementary'.
Lucy Liu (doctora Watson) y Jonny Lee Miller (Sherlock Holmes), en la serie 'Elementary'.

Con Robert Downey Jr triunfando como Sherlock Holmes en las últimas adaptaciones cinematográficas del clásico literario de sir Arthur Conan Doyle, y cuando en la televisión causa furor ese otro Sherlock más contemporáneo aunque de puro sabor británico que interpreta Benedict Cumberbatch en la producción de la BBC, parece mentira que quede espacio para más Holmes. “Soy consciente de todas estas versiones, pero si lo piensas bien el planeta Tierra es lo suficientemente grande para más de un Sherlock”, afirma Jonny Lee Miller, el nuevo investigador de la serie que bajo el título de Elementary resucita a uno de los detectives más conocidos de la historia.

En esta versión, que llegó la semana pasada de EE UU a Cuatro (cada martes, a las 23.15), Sherlock se desenvuelve en el Nueva York actual, donde trabaja como un consejero de la policía recién salido de un centro para politoxicómanos. Por supuesto que a su lado está Watson, pero el doctor es una mujer, Joan Watson, papel que interpreta Lucy Liu. “No me intimidó lo más mínimo el cambio de sexo. Estoy acostumbrada a romper el molde”, ataja la actriz de origen asiático, orgullosa de una carrera transgresora ya sea en Ally McBeal como en la versión cinematográfica de Los ángeles de Charlie o en Kill Bill, confiesa que ha vivido muchos momentos de innovación en el medio.

Pese a la seguridad que expresan ahora los intérpretes, las dudas fueron grandes antes de acometer este proyecto que nació de la mente de Rob Doherty, el creador de Ringer y Medium. El que fue el primer marido de Angelina Jolie consultó sus dudas con el propio Sherlock, el que encarna Cumberbatch, con quien trabajó en una obra de teatro en Londres y del que se hizo muy amigo. También lo habló con su otro amigo, Jude Law, el Watson de la versión cinematográfica. Y finalmente el británico de 39 años llegó a la conclusión de que el proyecto era muy diferente y, por ello, interesante. “El público tendrá que escoger cuál es su favorito, pero hay historias para todos y en cualquier caso es un honor que te pidan que seas Sherlock Holmes”, afirmó a este periódico.

Entre las más notables diferencias del nuevo Elementary está el cambio de escenario, donde la ciudad se convierte en un personaje más de la trama. A Liu, neoyorquina de 43 años, le sedujo rodar en los estudios de Long Island City, en el barrio de Queens. “No me imagino un Sherlock en Nuevo México o en Vancouver. Nueva York es una ciudad que vive y respira con la misma energía que Londres y además aporta ese poso sucio y con solera”, describe la actriz. Aunque nadie quiere adelantar por dónde tirará una trama donde un pasado de adicción perseguirá al personaje protagonista, algunas pistas señalan el deseo de sus guionistas de incluir en la serie al popular archinémesis de Holmes, Moriarty, además del padre del detective e incluso parejas para ambos, Sherlock y Watson. Hacia donde no quieren tirar es hacia la inevitable historia de amor entre los protagonistas. ¿Para qué romper el molde con Watson hecho mujer si luego ocurre lo mismo que en cualquier serie de detectives cuando sus protagonistas son del sexo opuesto? Esa es también la opinión de Liu, que recuerda cómo le han hecho “reducir” la química que existe entre ella y Jonny cuando interpretan a sus respectivos personajes. Pero también es realista: “Ya veremos cuando lleguemos a la séptima temporada”, dice de broma, sobre una serie que arrancó con una media de 13 millones de espectadores en Estados Unidos y que parece sobrevivir a una brutal competencia con una primera tanda de 24 episodios.

En la confianza de que la audiencia comparta su opinión, Miller ve muy atractivo a su personaje: “Alguien con una gran comprensión hacia aquellos más desfavorecidos y que tiene sus propios problemas, luchando contra su propia genialidad y por encontrarse a sí mismo. Sherlock Holmes sigue siendo un personaje contemporáneo. Desde 1887”.