Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las series que 2012 nos dejó

Repaso a un año de confirmaciones, regresos y despedidas seriéfilas

Fotograma de 'Homeland'
Fotograma de 'Homeland'

En el año que está a punto de terminar, la televisión estadounidense ha seguido con su ritmo frenético de producción de series en un curso que ha traído estrenos anunciados a bombo y platillo, regresos muy esperados, despedidas y algún que otro fracaso. Sobre todo, 2012 ha sido el año de la confirmación de Homeland como una de las mejores series en emisión. Los nuevos capítulos de la ficción creada por Alex Gansa y Howard Gordon (y basada en la israelí Hatufim) han dejado a los espectadores sin aliento gracias a una temporada vibrante con unos giros de guion y una cantidad de acción que recordaba en ocasiones a otra serie que que salió de la mente de sus creadores, 24. Los actores protagonistas, Claire Danes y Damian Lewis, que se alzaron este año con el premio Emmy, figuran en todas las quinielas para los próximos Globos de Oro.

Después de año y medio fuera de la parrilla televisiva, los publicistas de Madison Avenue regresaron con la quinta temporada de Mad Men y la nueva vida de Don Draper a ritmo de ‘Zou bisou bisou’. Una intensa campaña publicitaria se encargó de que fuera complicado no enterarse de su regreso. Sin salir del Olimpo de las series, el verano trajo el comienzo de la despedida de Breaking Bad con la emisión de la primera parte de su quinta temporada. El viaje al infierno de Walter White, ese profesor de química convertido en traficante de metanfetaminas y rebautizado como Heisenberg, terminará en el verano de 2013 con su adiós definitivo. La tercera temporada de Boardwalk Empire ha mantenido el buen nivel de capítulos pasados tras el impactante final con que cerró 2011.

Este también ha sido el año en que los fans de los zombis han visto recompensada la paciencia que han tenido con The Walking Dead. La serie de AMC, que en España emite el canal Fox, ha resurgido gracias al final de la segunda temporada y el comienzo de su tercera entrega, que ha batido récords de audiencia en su emisión estadounidense. Los amantes del terror han contado también con una nueva dosis de American Horror Story. La serie creada por Ryan Murphy y Brad Falchuk ha dejado atrás la casa del terror de la primera temporada. En Asylum han trasladado a Jessica Lange y el resto de los protagonistas a un inquietante manicomio de los años sesenta habitado por asesinos, locos y poseídos.

En cuanto a las novedades de este curso, una de las más destacadas ha sido el regreso de Aaron Sorkin, el creador de El ala oeste de la Casa Blanca, a la pequeña pantalla con The Newsroom y su particular e idealizada visión del mundo del periodismo, una mirada que ha contado con tantos defensores como detractores. La serie se ha conseguido colar como una de las candidatas a los Globos de Oro que se entregarán el próximo 13 de enero, galardón al que también opta su protagonista, Jeff Daniels.

Las críticas tampoco han sido ajenas a otro de los estrenos de 2012, Girls, creada y protagonizada por Lena Dunham. Con solo 26 años, Dunham se ha convertido en una de las revelaciones del año gracias a su retrato de una generación perdida a través de un grupo de chicas neoyorquinas en lo que se podría definir como la versión indie de Sexo en Nueva York. La comedia de HBO desata pasiones, tanto de amor como de odio, sin término medio.

En 2012 la pequeña pantalla ha asistido al renacer del género musical. La primera en llegar fue Smash y su retrato del mundo de Broadway a través de la preparación de una obra basada en la vida de Marilyn Monroe. Más reciente es Nashville, ambientada en el mundo de la música country y cuyas actrices protagonistas (Connie Britton y Hayden Panettiere) han conseguido sendas candidaturas para los Globos de Oro. En la temporada de otoño llegó el estreno de Revolution, la nueva serie de J.J. Abrams. El creador de Perdidos firma este drama apocalíptico que cuenta la vida de un grupo de personas en un mundo sin electricidad.

Otro proyecto de Abrams que arrancó a principios de año no tuvo tanto éxito. Alcatraz, ambientada en la famosa prisión de San Francisco, narraba la historia de la misteriosa desaparición de todos sus reos y su reaparición repentina en el tiempo actual. La serie no consiguió atrapar a una audiencia que fue cayendo poco a poco hasta que la cadena Fox decidió no renovarla. Otra serie que apuntaba alto y que terminará a la fuerza en 2013 con la emisión de los últimos capítulos grabados (sin fecha de emisión confirmada) es 666 de Park Avenue, el regreso de Terry O’Quinn a un papel protagonista tras el final de Perdidos.

Este ha sido también un año de despedidas definitivas. En mayo llegó el adiós del doctor Gregory House, el grosero y antisocial médico al que dio vida Hugh Laurie durante ocho temporadas, el mismo tiempo que se asomaron a la pequeña pantalla las vecinas de Wisteria Lane. Mujeres desesperadas lanzó a la fama a sus cuatro protagonistas y alcanzó cifras millonarias de audiencia en sus primeras temporadas. El final del verano marcó también el adiós de Damages (Daños y perjuicios), y con ella, la despedida de su implacable protagonista, Patty Hewes (interpretada por Glenn Close).

Fuera de las fronteras estadounidenses, en la televisión británica se ha podido ver este año la tercera temporada del drama de época Downton Abbey (emitido en España por Antena 3). Los nuevos capítulos de la serie creada por Julian Fellowes han regalado a sus seguidores varios cara a cara entre las actrices Maggie Smith y Shirley Maclain, que participó en dos de los episodios. Siguiendo la estela de Downton Abbey, la BBC estrenó este año la miniserie Parade’s end, ambientada en la Primera Guerra Mundial. Otra miniserie británica que ha contado con el favor de la crítica es Hit&Miss, protagonizada por la actriz Chloë Sevigny y la más reciente Secret State, con Gabriel Byrne en el papel de primer ministro británico.

Trepidante 'Homeland'

Claire Danes y Damian Lewis
Claire Danes y Damian Lewis

La cumbre de la segunda temporada del drama de la cadena Showtime llegó cuando nadie lo esperaba. El final del cuarto capítulo, tras el rencuentro de Carrie y Brody, sentaba las bases de uno de los episodios del año, ‘Q&A’, un interrogatorio que cambió las normas del juego. Homeland se puede ver en España en Fox y, en 2013, también en Cuatro.

Walter White/Heisenberg

El actor Bryan Cranston es Walter White en 'Breaking Bad'
El actor Bryan Cranston es Walter White en 'Breaking Bad'

Breaking Bad está llena de grandes momentos y grandes frases. Al “yo soy el peligro” de Walter White se ha sumado este año el “say my name” (“di mi nombre”), frase que también da título a un capítulo que no respiro al espectador. Memorable también la secuencia final del último capítulo emitido, que nos prepara para el final de la serie. En España, en Paramount Comedy.

La vuelta de 'Mad Men'

Jon Hamm, Don Draper en 'Mad Men'
Jon Hamm, Don Draper en 'Mad Men'

El esperado regreso (que en España se vio en Canal Plus) dejó una temporada con altibajos, pero con algunos de los mejores momentos de la serie. Destacamos tres capítulos: ‘Far away places’, con tres historias independientes; ‘The Other Woman’, uno de los episodios más intensos y emocionales del año; y la despedida de uno de los personajes en ‘Commissions and fees’.

La batalla de Aguasnegras

Peter Dinklage da vida a Tyrion Lannister en 'Juego de tronos'
Peter Dinklage da vida a Tyrion Lannister en 'Juego de tronos'

Era uno de los momentos más esperados por los seguidores de la serie. Y no defraudó. En ‘Blackwater’ vimos a Tyrion Lannister enardecer a los combatientes de su bando, el fogonazo verde del fuego valyrio y a la reina Cersey con alguna copita de más. Canal Plus y Antena 3 emiten esta serie de HBO en España.

Más sangre y más zombis

Imagen de 'The walking dead'
Imagen de 'The walking dead'

The Walking Dead ha cerrado 2013 por todo lo alto. La audiencia la ha convertido en la serie del cable más vista en Estados Unidos. Los nuevos personajes, el Gobernador y Michonne, han llegado pisando fuerte. Además, ha dejado muertes tan trágicas como comentadas. En España se puede ver en Fox un día después de su emisión en Estados Unidos.