Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El futuro del entretenimiento trae destrucción

Anthony E. Zuiker, creador de la celebérrima franquicia 'CSI', presenta 'Cybergeddon', una 'webserie' que emite Yahoo!

Anthony E. Zuiker con Missy Peregrym, creador y protagonista de 'Cybergeddon'
Anthony E. Zuiker con Missy Peregrym, creador y protagonista de 'Cybergeddon'

La cita es en pleno corazón de París. Pero apropiadamente, el enclave elegido no se encuentra en un arbolado bulevar o una grandiosa plaza, de los que sobran en las inmediaciones del museo del Louvre, sino en un callejón recóndito, silencioso, tras una puerta en la que solo tras un momento de espera -y dudas crecientes sobre el propio sentido de la orientación-, parece haber algún tipo de señal de vida. Un encuentro misterioso para conocer a una enseña del misterio. Y de la innovación en lo que se refiere a formatos de entretenimiento. Desde una estancia del local en el que, solo dentro, puede comprobarse que pertenece a Norton, un proveedor de soluciones de seguridad para PC's y dispositivos móviles, saluda un poderoso gerifalte de la industria hollywoodiense: Anthony E. Zuiker. El creador de la celebérrima y multipremiada franquicia CSI se ha embarcado en una nueva y ambiciosa empresa: Cybergeddon, una webserie interactiva protagonizada por Olivier Martinez y Missy Peregrym que se estrena simultáneamente en 25 países y en 10 idiomas este martes 25 a las 15.00 (hora peninsular) en Yahoo!, que ya se zambulló en la ficción online con la webserie de Tom Hanks Electric City.

Olivier Martinez, que protagoniza la 'webserie'
Olivier Martinez, que protagoniza la 'webserie'

Ya avisan, está cansado. Lleva desde primera hora de la mañana ofreciendo entrevistas, en webcast, por teléfono, cara a cara. Y son las tres. Cuando comienza a dar sus respuestas, se le nota en la voz, en la cadencia. En la postura, que poco a poco se hunde en la silla. “Cybergeddon es esencialmente un thriller digital online”, empieza, casi farfullando. Más que serie, es una película que han cortado en nueve partes que se emitirán a lo largo de tres días. También, y más importante, es una propuesta interactiva a través de diferentes soportes: “Va a haber un montón de contenido alojado en Yahoo!, habrá una cosa que se llama cyps, que es una palabra compuesta de ciber y clips, y también mucho contenido explicativo y de detrás de las cámaras, además de una aplicación”. En resumen, “una experiencia para sumergirse completamente”, en la que habrá reminiscencias de CSI, aunque no tanto a nivel temático, sino en el aspecto visual - tipo videoclip, y con mucha pantalla compartimentada-, y en detalles como la sintonía de cabecera, concebida para convertirse en "icónica".

Cybergeddon trata de lo que parece: un revuelto de cibercrimen y armagedón. Una agente especial destacada en Washington debe ingeniárselas para pararle los pies a un hacker dispuesto a perpetrar una fechoría a escala mundial. Por supuesto, todo ello rodeado de efectos, intrigas, relaciones, tensión, acción policial, espionaje y peligro mortal para toda la humanidad. ¿Qué si esto tiene algo que ver con la realidad? “La respuesta es sí, porque todo está conectado en Internet”, dice Zuiker (Blue Island, Illinois, 1968). “Un hacker podría apagar todos los dispositivos, así como todo tipo de comunicación electrónica. No se trata de armas de destrucción masiva, sino de armas de trastorno masivo”.

Para documentarse (lo ha hecho “demasiado”, dice), el creativo, que se involucra en todos sus proyectos desde “la fase de concepción a la filosofía, las plataformas, la reescritura, la producción, todo”, se alió con Norton, la empresa donde presenta su producto. “Cuando te asocias con una compañía como esta, que está especializada en este campo, puedes sacar un montón de historias”. Si con su obra magna desató lo que se ha llamado el Efecto CSI -con su parte positiva, como que el interés por el trabajo forense se ha disparado, y su negativa, como que los maleantes han dado con una fuente impagable de información sobre cómo borrar las huellas de sus atropellos-, ¿ocurrirá lo mismo con Cybergeddon? “No creo que ahora mismo se vaya a dar un Efecto cibercrimen, pero sí que esta película va a dar pie a una concienciación global de que hay un nuevo tipo de crimen”.

Un fotograma de 'Cybergeddon'
Un fotograma de 'Cybergeddon'

El carácter transmedia que gobierna la producción -para la que hay previstas las partes dos y tres-, ya se ha probado a menor escala (véase un ejemplo español: Las crónicas de Maia, con materiales audiovisuales, vídeos interactivos, aplicaciones, plataformas de participación en las redes sociales, un libro, un cómic y una banda sonora), aunque esta es la primera vez que se hace a lo grande. “Si lo piensas, la radio, la televisión y las películas que vemos en 2012 son arcaicas. La radio te pone una canción y no la puedes cambiar, la tele lo mismo… Ahora consumimos a través de los dispositivos, en la comodidad del hogar. Con un proyecto así puedes disfrutar de la película y después parar y disfrutar también del contenido extra”. Se ve que él solo quiere renovar la industria del entretenimiento. “No quiero ser el más poderoso de Hollywood”, dice, "pero sí el más creativo".

Su trilogía Nivel 26, que lanzó en 2009, constituye el primer ejemplo de diginovela del mundo, un término que él mismo acuñó, y que engloba una experiencia literaria en varias plataformas, que salta desde los libros a una web con contenido extra y códigos que abren unas vídeos que expanden el contenido llamados ciberpuentes. En su línea, en torno a una temática negra. “Hay una parte juego y lógica en las historias criminales que me atrae”, explica, “aunque intento hacer otros temas”. Si bien el experimento no resultó tan exitoso como él esperaba, insiste en que sus propuestas son la única vía. “Creo que en algún momento la industria editorial tendrá que aclamar y reinventarse en términos de la diginovela”, sostiene. Ya no hay marcha atrás en la ruta hacia lo transmedia. “Ese va a ser el futuro de la narración. Y punto”.