Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Homeland’ destrona a ‘Mad men’ en los premios Emmy

La serie de Showtime consigue mejor drama, guión, actor y actriz

En comedia sigue dominando un año más 'Modern Family', que conserva mejor comedia y mejor actor y actriz secundarios

El reparto de 'Homeland' posa con los Emmys conseguidos por la serie esta noche
El reparto de 'Homeland' posa con los Emmys conseguidos por la serie esta noche REUTERS

Llegó a la ceremonia como la gran tapada de la temporada y al final ha sido capaz de arrebatarle el trono a la reina indiscutible de los últimos cuatro años. Homeland se ha convertido esta madrugada en la gran triunfadora de los premios Emmy al conseguir un total de cuatro galardones: mejor drama, actor protagonista, actriz protagonista y mejor guion, por su episodio piloto. La serie de la cadena Showtime (en España en Fox) ha sido la cara de la ceremonia, la cruz le ha tocado a Mad men, que se ha quedado a un paso de convertirse en el drama más premiado de la historia de los Emmy, y a la británica Downton Abbey, que llegaba a los Emmy 2012 aupada por su éxito de público en EE UU, pero que solo se ha podido llevar el premio de mejor actriz secundaria para la veterana Maggie Smith.

Homeland se ha convertido en una de las series estrella del canal estadounidense Showtime desde su estreno en octubre de 2011. El drama de un soldado (Damian Lewis) que vuelve a Estado Unidos tras haber sido dado por muerto en Irak y las suspicacias que despierta su regreso en una agente de la CIA (Claire Danes) ya triunfó en los pasados Globos de Oro y ha convertido al estreno de segunda temporada -el próximo domingo en EE UU y el 7 de octubre en Fox España- en uno de los acontecimientos televisivos de la presente temporada de otoño.

El cambio de ciclo que se ha podido ver en las categorías drama no ha tenido su equivalente en las comedias. Modern Family (Fox y Neox), la gran dominadora desde hace dos años, se ha vuelto a imponer como mejor comedia y en las categorías de intérpretes secundarios: Eric Stonestreet ha recuperado el Emmy de Mejor actor de reparto (venció en 2010 y cedió el testigo a su compañero Ty Burrell el año pasado) y Julie Bowen ha vuelto a repetir su triunfo de 2011. Las nuevas comedias que han llegado en los últimos meses a la parrilla estadounidense se tendrán que conformar de momento con ir acaparando candidaturas.

En las categorías de miniserie la gran triunfadora ha sido Game Change (Canal +), con los Emmy de mejor miniserie o película de televisión, Mejor actriz (Julianne Moore), mejor guion y dirección. American Horror Story (Fox), que había optado este año por competir este año como miniserie a pesar de estar a punto de estrenar su segunda temporada, solo ha podido llevarse a casa el premio de mejor actriz secundaria para Jessica Lange. Por su parte, Kevin Costner ha conseguido el primer Emmy de su carrera por su papel protagonista en la miniserie Hatfields & McCoys, una producción que ha visto también recompensado su éxito en EE UU con el galardón de mejor actor secundario para Tom Berenger.

Las sorpresas de la gala

En una gala aburrida y sin demasiados alardes técnicos, la emoción y las sorpresas han estado en los premios para los mejores intérpretes. Abrió la veda Jon Cryer con su premio como mejor actor de comedia. El protagonista de Dos hombres y medio (TNT) se ha impuesto a pesos pesados como  Larry David (Curb your enthusiasm), Louis C.K (Louie), Jim Parsons (The big bang theory) o Alec Baldwin (30 Rock) y ha conseguido llevarse su segundo Emmy por la serie que en EE UU emite la CBS. En 2009 lo consiguió como actor secundario, pero tras la marcha de Charlie Sheen en 2011 pasó a competir en la categoría principal, donde ha seguido acumulando premios y nominaciones. Louis C.K no ha conseguido ser el mejor actor, pero se ha ido de la gala con dos Emmy: mejor guion de comedia y mejor guion de programa de variedades.

También ha sido una sorpresa el premio de mejor actriz de comedia para Julia Louis-Dreyfus. La intérprete competía este año por primera vez por su papel de vicepresidenta de EE UU en la serie de HBO Veep (Canal +). Se ha impuesto a veteranas de la categoría como Edie Falco (Nurse Jackie), Amy Poehler (Parks and recreation) o Tina Fey (30 Rock) y  a su compañera de cadena Lena Dunham, una de las revelaciones de la temporada por ser la creadora, guionista y protagonista de Girls (Canal +). 

Antes de que Homeland (Fox) impusiera su dominio en las categorías de drama hubo tiempo para algunas de sus rivales pudieran presumir de galardones. Breaking bad (Paramount Comedy) ha conseguido el premio de mejor secundario para Aaron Paul, el segundo Emmy que suma por su interpretación de Jesse Pinkman en el drama de AMC, y Downton Abbey, que llegaba a la gala en su punto más alto de popularidad en EE UU, cumplía los pronósticos en la figura de Maggie Smith, Emmy a mejor actriz de reparto por dar vida a la flemática condesa viuda de Grantham. Boardwalk Empire (Canal +), sin el empuje que el año pasado hizo que fuera la gran triunfadora de los Emmy técnicos, consiguió el premio de mejor dirección para Tim van Patten.

Tras ellos, llegó el momento de que Homeland pasara de ser la gran tapada de la noche a ser la gran triunfadora. El primer paso corrió a cargo de Damian Lewis que se impuso al favorito Bryan Cranston, que hasta el momento suma tres Emmys por dar vida al profesor de química metido a traficante de droga en Breaking Bad, y al ya eterno aspirante Jon Hamm, que acumula cinco nominaciones, pero todavía ningún Emmy por ser Don Draper de Mad men. El paso de Homeland hacia el triunfo absoluto se aceleró con el Emmy de mejor guion para el primer episodio de la serie y con el casi cantado de antemano de mejor actriz para Claire Danes. La intérprete partía favorita ante la ganadora del año pasado Julianna Margulies (The Good Wife), Glenn Close (Damages), Michelle Dockery (Downton Abbey), Elisabeth Moss (Mad men) y Kathy Bates (Harry's Law).

Al contrario que sus predecesores, el papel de Jimmy Kimmel como anfitrión de la gala ha pasado demasiado desapercibido. El presentador del late night de la cadena ABC Jimmy Kimmel Live! ha sustituido el número musical inicial por un vídeo con las actrices candidatas de este año y un monólogo que recordaba demasiado a los que utiliza en su propio programa. El resto de la gala ha estado salpicado de abundantes pausas publicitarias y una serie de vídeos cortos protagonizados por algunas de las series más populares, pero sin la espectacularidad de otros años.

Más información