Salvados por la red social

El espacio de Jordi Évole vuelve a laSexta con una entrega sobre la salud de la democracia española. Apuesta por mayor presencia en Internet

Jordi Evolé con Julio Anguita
Jordi Evolé con Julio Anguita

Tras una temporada en la que superó todos sus récords de audiencia y logró una conexión con la audiencia a golpe de trending topic en Twitter, Salvados vuelve este domingo la parrilla televisiva (laSexta, 21.30) con una apuesta por el periodismo en profundidad. El programa que presenta Jordi Évole desde hace cinco años arranca con un análisis sobre la salud de la democracia española con entrevistas a políticos veteranos como Julio Anguita y Francisco Álvarez-Cascos. "Como se vio con el artículo de César Molinas en EL PAÍS, es un tema que interesa y que genera debate", explica por teléfono el catalán.

El retorno del espacio llega precedido por la expectación que ha generado un spot en el que Évole aparece junto a los periodistas y presentadores Juan Ramón Lucas, Toni Garrido y Ana Pastor poco después de ser cesados de RTVE. "El anuncio en el que aparezco con estos grandes profesionales es un reconocimiento a su labor. Incomprensiblemente, a pesar de su valía y de la objetividad y pluralidad que han aportado, no han seguido en sus puestos. Si pudiera, me los llevaría a los tres a Salvados", confiesa. Ya que no puede darles trabajo —de hecho, tampoco aparecen en el programa, sino tan solo en el anuncio—, Jordi Évole se propone continuar su labor informativa.

El título de cada semana mantiene la apuesta por las redes sociales al trasladarse en forma de hashtag (etiqueta) a Twitter para aumentar su impacto y recabar las opiniones de los espectadores al minuto. "Tuitear mientras se ve un programa es la nueva manera de ver la tele y para mí es ideal, porque permite la interacción con el público", señala Évole. Este domingo escogen #CiudadanoKlínex para hacer una alegoría de cómo se sienten muchos ciudadanos españoles: como un pañuelo de papel que se utiliza cada cuatro años y al que luego se desecha tras las citas electorales.

Para valorar otras alternativas a nuestro sistema, el espacio muestra cómo funciona la política en Suiza, un país con democracia participativa y listas abiertas. "El tema puede parecer árido o muy sesudo, pero creo que son asuntos de los que hay que hablar en prime time y llevarlos al terreno accesible", dice el responsable de Salvados. Además, el estilo continúa con la mezcla de entrevistas a personajes muy conocidos —políticos, empresarios, etcétera— con otros más alternativos, pero con un discurso diferente o potente. En este caso, el encargado de mostrar la alternativa es el político socialdemócrata suizo Daniel Ordás, "todo un descubrimiento", según el presentador.

Gracias a los buenos datos del año pasado, con registros por encima del 10% de cuota de pantalla, Salvados tiene firmadas dos tandas de 13 programas para esta temporada. Uno de ellos, por ejemplo, se titulará #yoyalodije y recuperará a personajes que se anticiparon a la crisis económica y cuyos discursos se han actualizado con el tiempo. Otro espacio irá dedicado al gasto militar y la deuda que tiene el Ministerio de Defensa, es decir, en qué se emplea, en qué consiste el negocio de la guerra y qué “connivencias” hay entre la industria militar y el departamento que dirige Pedro Morenés.

Ante tal avalancha de información, ¿le gustaría a Jordi Évole presentar un informativo? "No lo descarto, yo no descarto nunca nada, aunque también me gustaría ponerme detrás de una cámara y dirigir un documental", responde. En lo que no duda es cuando se le pregunta por quién ha sido el personaje que más se le ha resistido a una entrevista en los más de cinco años que lleva en antena con esta aventura. "José María Aznar", dice sin titubear. ¿Tendrá suerte este año?

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50