Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pantoja, una vida catódica y folclórica

Telecinco estrena 'Mi gitana', última miniserie biográfica sobre la tonadillera sevillana

La actriz Eva Marciel que encarna a Isabel Pantoja en 'Mi gitana', en una imagen cedida por Mediaset España. Ampliar foto
La actriz Eva Marciel que encarna a Isabel Pantoja en 'Mi gitana', en una imagen cedida por Mediaset España. EFE

Si hay una vida que parece sacada de la letra de una copla o del guion de una telenovela, esa es la de la cantante Isabel Pantoja. Y en torno a ella gira la última miniserie biográfica de Telecinco, Mi gitana, que se estrena hoy a las 22.00. El biopic, dividido en tres capítulos, comienza en 1985, tras la muerte de su marido, Francisco Rivera, Paquirri, y termina en 2008 cuando ya se había producido su detención en relación con el caso Malaya. Entre medias, y según explica Eva Marciel, la actriz que da vida a la folclórica en la ficción, se diseccionan sus relaciones con la periodista Encarna Sánchez, la tonadillera María del Monte y el exalcalde de Marbella Julián Muñoz. Historias que en su momento llenaron horas y horas de televisión y que, seguramente, volverán a hacerlo en los próximos días.

Porque los biopics, lejos de nacer y morir con su emisión, retroalimentan los espacios de corazón y entretenimiento de las cadenas. Telecinco descubrió el filón en 2010 con la tvmovie Felipe y Letizia, que obtuvo más de un 20% de cuota de pantalla. Después vendrían La Duquesa (primera y segunda parte), basada en la vida de Cayetana Fitz-James Stuart; Carmen Cervera, la baronesa, o Rocío Durcal, volverte a ver. Todas ellas sirvieron de excusa para que, en distintos espacios como Sálvame o La noria se recordaran y volvieran a comentar episodios de las vidas de estos personajes o se entrevistase a alguno de sus familiares reales. Incluso se han creado programas específicamente ligados a estas películas para la televisión, como La noche de la duquesa, donde tras cada capítulo un equipo coordinado por Jordi González analizada desde las relaciones sentimentales de la jefa de la Casa de Alba hasta sus dotes para el flamenco.

Telecinco descubrió el filón de este formato con 'Felipe y Letizia', que logró más de un 20% de cuota de pantalla

Telecinco no ha sido la única cadena en espolear el boom de las series biográficas. TVE emitió el año pasado Clara Campoamor, la mujer olvidada, y El ángel de Budapest. La historia de Ángel Sanz Briz, un diplomático español que durante la II Guerra Mundial salvó a miles de judíos de los campos de exterminio enganchó a casi 3,5 millones de espectadores.

Los biopics dan mucho más de sí televisivamente que la hora y media que pueda durar cada entrega. Pero fuentes de Telecinco quieren dejar claro que aunque "habitualmente se establecen sinergias entre los principales programas de la parrilla, cada uno de ellos tiene contenidos propios que les permiten obtener un buen rendimiento de forma independiente". Dicho esto, pocos podrán resistirse a hincarle el diente a Mi gitana, realizada por Telecinco en colaboración con Producciones Mandarina, responsable también de los programas ¡Qué tiempo tan feliz! y Materia Reservada.

Luces y sombras

Al morbo de crear y recrear "las luces y sombras" –como dice Marciel- de uno de los personajes más populares y polémicos de España, se une la ironía de que la verdadera Isabel Pantoja, y su hijo, Francisco Rivera, están en nómina de la cadena. Desde esta aseguran que "en principio no está previsto" que la cantante comente su propio biopic en ningún programa.

Sus declaraciones elevarían seguro los índices de audiencia. Porque Mi gitana promete ser menos edulcorada que Hoy quiero confesar, la miniserie inspirada en la vida de la cantante que emitió el año pasado Antena 3. Para empezar, su amistad con la periodista radiofónica Encarna Sánchez, que tantas páginas de la prensa rosa ocupó en los años ochenta, "se desarrolla ampliamente tanto desde el punto de vista argumental como en la forma en la que afectó a su personalidad". La ficción "deja entrever, aunque no explícitamente" el día a día de su relación, revela Marciel.

La serie que, como cuenta la actriz, se rodó en verano, cuando Pantoja ya había firmado su contrato con Telecinco, y terminó de posproducirse en diciembre, "se posiciona en la presunción de inocencia" a la hora de narrar la supuesta implicación de la cantante en la trama corrupción y blanqueo del caso Malaya. "Aunque todo queda muy abierto, muy subjetivo. Y Puede interpretarse de formas distintas", adelanta.