Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pérez-Reverte conquista Cádiz

  •  El asedio  es una novela de más de setecientas páginas que se lee casi sin respirar. Un compendio de los temas y obsesiones del escritor, con un planteamiento y una amplitud tan ambiciosos, que alguien, disparando por elevación, lo ha calificado ya de la  Guerra y paz  del autor de  La tabla de Flandes .
    1El asedio es una novela de más de setecientas páginas que se lee casi sin respirar. Un compendio de los temas y obsesiones del escritor, con un planteamiento y una amplitud tan ambiciosos, que alguien, disparando por elevación, lo ha calificado ya de la Guerra y paz del autor de La tabla de Flandes. SOFÍA MORO
  •   "Cádiz es un barco situado en medio del mar y los vientos. Hasta las calles y las casas se construyen para enfrentarlos, canalizarlos y combatirlos. Todo eso está en el aire" . La naturaleza y el paisaje desempeñan un papel importante como contrapunto a la acción en  El asedio .
    2 "Cádiz es un barco situado en medio del mar y los vientos. Hasta las calles y las casas se construyen para enfrentarlos, canalizarlos y combatirlos. Todo eso está en el aire". La naturaleza y el paisaje desempeñan un papel importante como contrapunto a la acción en El asedio. SOFÍA MORO
  •   "No hay partida de ajedrez en la que no sea necesario arriesgar algunas piezas" . La alameda de Apodaca es el lugar donde el capitán Lobo y su patrona, Lolita Palma, festejan sus amores.
    3 "No hay partida de ajedrez en la que no sea necesario arriesgar algunas piezas". La alameda de Apodaca es el lugar donde el capitán Lobo y su patrona, Lolita Palma, festejan sus amores. SOFÍA MORO
  •  El asedio  es una novela coral, con un buen montón de personajes, muy diversos, cuyas vidas se van entrecruzando sobre el mapa letal de la ciudad, que funciona también como un gran tablero de ajedrez.
    4El asedio es una novela coral, con un buen montón de personajes, muy diversos, cuyas vidas se van entrecruzando sobre el mapa letal de la ciudad, que funciona también como un gran tablero de ajedrez. SOFÍA MORO
  • En la novela destacan la ambientación, la exactitud y el lenguaje. Hay un lado costumbrista que es nuevo en el autor y un tono general amargo, oscuro y gélido que te va horadando como si te metieran un sacacorchos en el corazón.
    5En la novela destacan la ambientación, la exactitud y el lenguaje. Hay un lado costumbrista que es nuevo en el autor y un tono general amargo, oscuro y gélido que te va horadando como si te metieran un sacacorchos en el corazón. SOFÍA MORO
  • La playa de La Caleta y sus barcas varadas son otros escenarios de la acción. "La visión de Cádiz en la novela no es amable, esto no es un canto a Cádiz", dice el escritor; "aunque hay un evidente amor por la ciudad. Cádiz era entonces más parecido a Hamburgo, a Liverpool, a Manchester, a Baltimore que a Madrid o Burgos. Era una ciudad abierta al mar y al mundo por la que entraban ideas y libertades".
    6La playa de La Caleta y sus barcas varadas son otros escenarios de la acción. "La visión de Cádiz en la novela no es amable, esto no es un canto a Cádiz", dice el escritor; "aunque hay un evidente amor por la ciudad. Cádiz era entonces más parecido a Hamburgo, a Liverpool, a Manchester, a Baltimore que a Madrid o Burgos. Era una ciudad abierta al mar y al mundo por la que entraban ideas y libertades". SOFÍA MORO
  •   "Para él no es sólo un conjunto de edificios habitados por personas, sino un conglomerado de aires, silencios, sonidos, temperatura, luces, olores (...). Una ciudad paralela. Oculta" . Baluarte de la Candelaria. Una visión digna del marino Pepe Lobo desde su navío.
    7 "Para él no es sólo un conjunto de edificios habitados por personas, sino un conglomerado de aires, silencios, sonidos, temperatura, luces, olores (...). Una ciudad paralela. Oculta". Baluarte de la Candelaria. Una visión digna del marino Pepe Lobo desde su navío. SOFÍA MORO
  • La planta de la ciudad actual coincide exactamente con la de la antigua. "Gracias a eso", dice Pérez-Reverte, "me ha sido fácil moverme en el libro por la Cádiz de 1811. Sé lo que vale el alquiler, el sueldo de un ministro, la carga de pólvora de un obús. Cuando digo que se ve un cometa, es cierto".
    8La planta de la ciudad actual coincide exactamente con la de la antigua. "Gracias a eso", dice Pérez-Reverte, "me ha sido fácil moverme en el libro por la Cádiz de 1811. Sé lo que vale el alquiler, el sueldo de un ministro, la carga de pólvora de un obús. Cuando digo que se ve un cometa, es cierto". SOFÍA MORO
  •   "Lobo ha venido al arrecife de Santa Catalina con la intención de pegarle un tiro a Virués: un buen pistoletazo que borre de su cara la expresión altanera y estúpida de quien mira el mundo con la simpleza del tiempo viejo" . El arrecife y la catedral son parajes que aún hoy ilustran el tono sombrío de la ciudad en guerra que retrata  El asedio .
    9 "Lobo ha venido al arrecife de Santa Catalina con la intención de pegarle un tiro a Virués: un buen pistoletazo que borre de su cara la expresión altanera y estúpida de quien mira el mundo con la simpleza del tiempo viejo". El arrecife y la catedral son parajes que aún hoy ilustran el tono sombrío de la ciudad en guerra que retrata El asedio. SOFÍA MORO