Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El legado de la fotografía obrera

  • La mayor parte de sus autores eran puros aficionados. Sus retratos cuentan la vida de los parados, de los vagabundos. Hablan de la miseria que se vive en el interior de las viviendas y cuentan su desesperación ante el hambre  o el frío. El movimiento de la Fotografía Obrera describe la casi repugnante fealdad de la vida de toda una generación que entre 1926 y 1939 sufre los grandes vaivenes políticos en Europa y Estados Unidos. Las imágenes de las fotografías y documentales cuentan historias de perdedores y están hechas por perdedores.  Por esto, este fundamental capítulo de la historia del arte no ha sido abordado en profundidad hasta el momento. Un seminario internacional ha reunido durante tres  días en el Museo Reina Sofía a numerosos especialistas en el tema. Es un trabajo previo a la exposición  Una luz dura. Sin compasión , que el museo dedicará al tema el próximo año. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)
    1La mayor parte de sus autores eran puros aficionados. Sus retratos cuentan la vida de los parados, de los vagabundos. Hablan de la miseria que se vive en el interior de las viviendas y cuentan su desesperación ante el hambre o el frío. El movimiento de la Fotografía Obrera describe la casi repugnante fealdad de la vida de toda una generación que entre 1926 y 1939 sufre los grandes vaivenes políticos en Europa y Estados Unidos. Las imágenes de las fotografías y documentales cuentan historias de perdedores y están hechas por perdedores. Por esto, este fundamental capítulo de la historia del arte no ha sido abordado en profundidad hasta el momento. Un seminario internacional ha reunido durante tres días en el Museo Reina Sofía a numerosos especialistas en el tema. Es un trabajo previo a la exposición Una luz dura. Sin compasión, que el museo dedicará al tema el próximo año. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA) MNCARS / PORTADA DE LA REVISTA DER ARBEITER FOTOGRAF 1931
  • Para Jorge Ribalta, coordinador del encuentro, es el momento de iluminar una de los episodios más oscuros de la historia del arte. "Ha habido mucho interés en silenciarlo. Por un lado, surge en ámbitos comunistas y a partir de Stalin, se machaca todo lo que no sea oficialismo. Y por otra parte, ni las grandes instituciones museísticas ni los historiadores le han dedicado el interés que se merece. En el  MoMA, por ejemplo, la fotografía obrera nunca ha existido". En el encuentro se ha ido contado quienes eran estos fotógrafos, cuales eran las historias que querían contar, donde las publicaban y como el movimiento fue finalmente destruido. La historiadora neozelandesa Erika Wolf se ocupó de contar quienes eran los autores de estas fotografías. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)
    2Para Jorge Ribalta, coordinador del encuentro, es el momento de iluminar una de los episodios más oscuros de la historia del arte. "Ha habido mucho interés en silenciarlo. Por un lado, surge en ámbitos comunistas y a partir de Stalin, se machaca todo lo que no sea oficialismo. Y por otra parte, ni las grandes instituciones museísticas ni los historiadores le han dedicado el interés que se merece. En el MoMA, por ejemplo, la fotografía obrera nunca ha existido". En el encuentro se ha ido contado quienes eran estos fotógrafos, cuales eran las historias que querían contar, donde las publicaban y como el movimiento fue finalmente destruido. La historiadora neozelandesa Erika Wolf se ocupó de contar quienes eran los autores de estas fotografías. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA) MNCARS / PORTADA DE LA REVISTA DIE ARBEITER ILUSTRIERTE ZEITUNG (A·I·Z)
  • En general, eran puros aficionados y entusiastas que recurren a la cámara fotográfica para plasmar todo lo que consideran denunciable. También los reporteros y corresponsales contribuyen al género, pero en menor medida. Hasta finales del período, durante la guerra civil española, no se verán esta clase de trabajos en los grandes periódicos generalistas de la época con los archiconocidos trabajos de Robert Cappa o Gena Taro. Esos fotógrafos aficionados mandan sus trabajos a los partidos políticos o a las revistas. No se quedan con los negativos y, la mayor parte de las veces, el material se pierde. Buscan mostrar la pobreza, las duras condiciones en las que se trabaja, las precarias condiciones de la vida en el campo. Y a la vez, muchos de estos espontáneos artistas responden con sus cámaras a los llamamientos para la glorificación de los actos del Partido. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)
    3En general, eran puros aficionados y entusiastas que recurren a la cámara fotográfica para plasmar todo lo que consideran denunciable. También los reporteros y corresponsales contribuyen al género, pero en menor medida. Hasta finales del período, durante la guerra civil española, no se verán esta clase de trabajos en los grandes periódicos generalistas de la época con los archiconocidos trabajos de Robert Cappa o Gena Taro. Esos fotógrafos aficionados mandan sus trabajos a los partidos políticos o a las revistas. No se quedan con los negativos y, la mayor parte de las veces, el material se pierde. Buscan mostrar la pobreza, las duras condiciones en las que se trabaja, las precarias condiciones de la vida en el campo. Y a la vez, muchos de estos espontáneos artistas responden con sus cámaras a los llamamientos para la glorificación de los actos del Partido. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA) MNCARS / PORTADA DE LA REVISTA PROLETARESKOE FOTO
  • ¿El género está indisolublemente ligado a la propaganda política? "La mayor parte de las veces es así", responde Ribalta. "Se quiera o no, el documental acaba siendo siempre propaganda al servicio de algo. También  lo son los reportajes de  Life  o las fotografías embellecidas de Walker Evans". En el caso de España, el ejemplo de trabajo vinculado a este movimiento es el documental  Las Hurdes , realizado por Luis Buñuel en 1933 que no se pudo ver hasta la llegada de la República en el 36. "Ahí Buñuel no manipula nada. Sólo filma lo que ve. Y pocos trabajos tan brutales como ese. Buñuel siempre anduvo en la órbita del Partido Comunista, y eso no desmerece artísticamente  ninguno de sus trabajos" (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)
    4¿El género está indisolublemente ligado a la propaganda política? "La mayor parte de las veces es así", responde Ribalta. "Se quiera o no, el documental acaba siendo siempre propaganda al servicio de algo. También lo son los reportajes de Life o las fotografías embellecidas de Walker Evans". En el caso de España, el ejemplo de trabajo vinculado a este movimiento es el documental Las Hurdes, realizado por Luis Buñuel en 1933 que no se pudo ver hasta la llegada de la República en el 36. "Ahí Buñuel no manipula nada. Sólo filma lo que ve. Y pocos trabajos tan brutales como ese. Buñuel siempre anduvo en la órbita del Partido Comunista, y eso no desmerece artísticamente ninguno de sus trabajos" (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA) MNCARS / PORTADA DE LA REVISTA DER ARBEITER FOTOGRAF 1930
  • El escenario geográfico fundamental está entre los partidos comunistas de Alemania durante la República de Weimar  y la antigua Unión Soviética a partir de su primer plan Quinquenal. El l movimiento se extiende después por clubes fotográficos y publicaciones en Suiza, Austria, Checoslovaquia,  Hungría, Polonia, Bélgica, Francia, Holanda , Gran Bretaña y, posteriormente, en Estados Unidos, con la creación de la   Photo League, el principal foro fotográfico en Nueva York, en la segunda mitad de la década de los 30. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA)
    5El escenario geográfico fundamental está entre los partidos comunistas de Alemania durante la República de Weimar y la antigua Unión Soviética a partir de su primer plan Quinquenal. El l movimiento se extiende después por clubes fotográficos y publicaciones en Suiza, Austria, Checoslovaquia, Hungría, Polonia, Bélgica, Francia, Holanda , Gran Bretaña y, posteriormente, en Estados Unidos, con la creación de la Photo League, el principal foro fotográfico en Nueva York, en la segunda mitad de la década de los 30. (TEXTO: ÁNGELES GARCÍA) MNCARS / REVISTA PROLETARIATSKOE 1931