Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luces y sombras de Maíno en el Prado

  • El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza ha explicado que es "responsabilidad" de la pinacoteca nacional "rescatar del anonimato público" a un artista como Maíno, del que el Prado conserva la mayor parte de su producción.
    1El director del Museo del Prado, Miguel Zugaza ha explicado que es "responsabilidad" de la pinacoteca nacional "rescatar del anonimato público" a un artista como Maíno, del que el Prado conserva la mayor parte de su producción. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • La muestra, patrocinada por la Fundación Amigos del Museo del Prado, estará abierta hasta el 17 de enero. Zugaza ha descrito a Maíno como un artista, "original", "sofisticado", "moderno" y "elegante", que llega al Prado con el otoño, "tras el resplandor" veraniego Sorolla.
    2La muestra, patrocinada por la Fundación Amigos del Museo del Prado, estará abierta hasta el 17 de enero. Zugaza ha descrito a Maíno como un artista, "original", "sofisticado", "moderno" y "elegante", que llega al Prado con el otoño, "tras el resplandor" veraniego Sorolla. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • Maíno nació la villa alcarreña de Pastrana en 1581. Pasó su adolescencia en Madrid y, hacia finales del siglo XVI, pasó a Italia, donde tendría una decisiva formación pictórica vinculada a las dos grandes corrientes generadas en la Roma de hacia 1600: el revolucionario naturalismo de Caravaggio y la revisión del clasicismo italiano de Annibale Carracci y la escuela boloñesa.
    3Maíno nació la villa alcarreña de Pastrana en 1581. Pasó su adolescencia en Madrid y, hacia finales del siglo XVI, pasó a Italia, donde tendría una decisiva formación pictórica vinculada a las dos grandes corrientes generadas en la Roma de hacia 1600: el revolucionario naturalismo de Caravaggio y la revisión del clasicismo italiano de Annibale Carracci y la escuela boloñesa. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • El artista vivió en primera persona toda esa confluencia de aportes y estilos, y así lo manifiesta su pintura, caracterizada por un dibujo vigoroso y descriptivo, la monumentalidad escultórica de sus figuras, trazadas con una iluminación contrastada e intensa y un colorido vivo y saturado, con profusión de amarillos, ocres, azules cobaltos y bermellones.
    4El artista vivió en primera persona toda esa confluencia de aportes y estilos, y así lo manifiesta su pintura, caracterizada por un dibujo vigoroso y descriptivo, la monumentalidad escultórica de sus figuras, trazadas con una iluminación contrastada e intensa y un colorido vivo y saturado, con profusión de amarillos, ocres, azules cobaltos y bermellones. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • El director adjunto del Museo del Prado, Gabriele Finaldi, ha subrayado sus "dotes poderosas" como "colorista" y retratista y su currículum "inusual" al ser padre de un "hijo natural" y "padre dominico", ha explicado.
    5El director adjunto del Museo del Prado, Gabriele Finaldi, ha subrayado sus "dotes poderosas" como "colorista" y retratista y su currículum "inusual" al ser padre de un "hijo natural" y "padre dominico", ha explicado. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • Organizada en ámbitos temáticos, la exposición ofrece un recorrido  in crescendo  a través de la evolución pictórica del artista que se inicia con obras de pequeño formato a las que siguen una serie de paisajes para continuar con la faceta retratista de Maino, donde destaca el  Retablo de San Pedro Mártir en Toledo .
    6Organizada en ámbitos temáticos, la exposición ofrece un recorrido in crescendo a través de la evolución pictórica del artista que se inicia con obras de pequeño formato a las que siguen una serie de paisajes para continuar con la faceta retratista de Maino, donde destaca el Retablo de San Pedro Mártir en Toledo. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • A continuación se exhiben las obras de gran formato de Maíno, con su obra más emblemática  La recuperación de la Bahía de Brasil  (1634-35) destinada a decorar el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro.
    7A continuación se exhiben las obras de gran formato de Maíno, con su obra más emblemática La recuperación de la Bahía de Brasil (1634-35) destinada a decorar el Salón de Reinos del Palacio del Buen Retiro. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • Cabe destacar también la  Adoración de los Magos  y la  Adoración de los pastores , que se sitúan en las cotas más altas de la mejor pintura europea del momento, según su comisaria, remitiéndonos directamente a pintores como Savoldo, Caravaggio, Orazio Gentileschi o Guido Reni.
    8Cabe destacar también la Adoración de los Magos y la Adoración de los pastores, que se sitúan en las cotas más altas de la mejor pintura europea del momento, según su comisaria, remitiéndonos directamente a pintores como Savoldo, Caravaggio, Orazio Gentileschi o Guido Reni. JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • La vinculación de Maíno con la corte le llegó gracias a su fama como excelente pintor y a su condición de dominico, y hacia 1620, cuando contaba 42 años, Felipe III lo llamó para que fuera maestro de dibujo del futuro Felipe IV.  Por entonces, Maíno trabó amistad con Velázquez, a quién protegió y eligió en un concurso público para pintar el tema de  La expulsión de los moriscos  (hoy desaparecida)
    9La vinculación de Maíno con la corte le llegó gracias a su fama como excelente pintor y a su condición de dominico, y hacia 1620, cuando contaba 42 años, Felipe III lo llamó para que fuera maestro de dibujo del futuro Felipe IV. Por entonces, Maíno trabó amistad con Velázquez, a quién protegió y eligió en un concurso público para pintar el tema de La expulsión de los moriscos (hoy desaparecida) JUAN BAUTISTA MAÍNO
  • Frente a rivales tan reputados como Carducho o Cajés. De esta época del pintor cercana a Velázquez data el  Retrato de caballero  (1618-23), adquirido por el Museo del Prado en 1936.
    10Frente a rivales tan reputados como Carducho o Cajés. De esta época del pintor cercana a Velázquez data el Retrato de caballero (1618-23), adquirido por el Museo del Prado en 1936. JUAN BAUTISTA MAÍNO