Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ajuar con más de 2.500 años

  • El Museo Arqueológico de Sevilla ofrece al público, hasta enero de 2010, una exposición que celebra el 50 aniversario del hallazgo del tesoro del Carambolo, que supuso un acontecimiento decisivo en la historia de la arqueología española. En la foto, parte del conjunto de piezas de origen fenicio.
    1El Museo Arqueológico de Sevilla ofrece al público, hasta enero de 2010, una exposición que celebra el 50 aniversario del hallazgo del tesoro del Carambolo, que supuso un acontecimiento decisivo en la historia de la arqueología española. En la foto, parte del conjunto de piezas de origen fenicio.
  • Las últimas excavaciones han demostrado que el tesoro procede de un santuario del dios Baal y de la diosa Astarté, deidades fundamentales de la religión fenicia. En la foto, un brazalete de oro del tesoro.
    2Las últimas excavaciones han demostrado que el tesoro procede de un santuario del dios Baal y de la diosa Astarté, deidades fundamentales de la religión fenicia. En la foto, un brazalete de oro del tesoro.
  • El tesoro fue hallado en la localidad sevillana de Camas en 1958. El descubrimiento dio materialidad arqueológica a lo que hasta entonces sólo era un relato que figuraba en textos griegos comprendidos entre los siglos VII y III a. C. En la imagen, un collar formado por cadena y siete colgantes.
    3El tesoro fue hallado en la localidad sevillana de Camas en 1958. El descubrimiento dio materialidad arqueológica a lo que hasta entonces sólo era un relato que figuraba en textos griegos comprendidos entre los siglos VII y III a. C. En la imagen, un collar formado por cadena y siete colgantes.
  • El hallazgo de las joyas se produjo de la mano de unas excavaciones realizadas por el investigador Juan de Mata Carriazo en el cerro de El Carambolo. Los restos arquitectónicos exhumados disuadieron a los arqueólogos de que correspondieran a la ciudad de Tartessos mencionada por autores de la Antigüedad. En la foto, un frontil de oro con rosetas que recuerda una piel de toro extendida.
    4El hallazgo de las joyas se produjo de la mano de unas excavaciones realizadas por el investigador Juan de Mata Carriazo en el cerro de El Carambolo. Los restos arquitectónicos exhumados disuadieron a los arqueólogos de que correspondieran a la ciudad de Tartessos mencionada por autores de la Antigüedad. En la foto, un frontil de oro con rosetas que recuerda una piel de toro extendida.
  • El Carambolo es un referente fundamental en la investigación de la protohistoria de la península Ibérica, concretamente del periodo comprendido entre los siglos VIII y VI a. C., en los que por primera vez el Mediterráneo se conformó como un mundo interconectado y con una cultura compartida. En la foto, un brazalete y otras piezas del tesoro.
    5El Carambolo es un referente fundamental en la investigación de la protohistoria de la península Ibérica, concretamente del periodo comprendido entre los siglos VIII y VI a. C., en los que por primera vez el Mediterráneo se conformó como un mundo interconectado y con una cultura compartida. En la foto, un brazalete y otras piezas del tesoro.
  • Copia del tesoro del Carambolo colocada sobre un torso para representar cómo llevaba puestas las piezas el sacerdote. En un principio, las joyas del tesoro fueron consideradas tartésicas. Tartessos era la capital de un reino legendario situado en los confines del mundo conocido y que tenía un poderoso y longevo monarca llamado Argantonio.
    6Copia del tesoro del Carambolo colocada sobre un torso para representar cómo llevaba puestas las piezas el sacerdote. En un principio, las joyas del tesoro fueron consideradas tartésicas. Tartessos era la capital de un reino legendario situado en los confines del mundo conocido y que tenía un poderoso y longevo monarca llamado Argantonio.
  • El tesoro está formado por 21 piezas de oro puro elaboradas con técnica experta y un peso de 950 gramos. Es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, quien lo retiró de la exposición permanente del museo en 1978. En los últimos 30 años, sólo se ha visto en cuatro ocasiones, la última hace nueve años.
    7El tesoro está formado por 21 piezas de oro puro elaboradas con técnica experta y un peso de 950 gramos. Es propiedad del Ayuntamiento de Sevilla, quien lo retiró de la exposición permanente del museo en 1978. En los últimos 30 años, sólo se ha visto en cuatro ocasiones, la última hace nueve años.