Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arte, sátira... ¡subversión!

  • Cinco artistas latinoamericanos son los protagonistas de  Arte, sátira... ¡subversión! , una muestra que alberga la Casa de América de Madrid hasta el 8 de septiembre. La exposición es un viaje salpicado de humor negro, frivolidad y cinismo. Los cinco se valen de la parodia para apuntalar contenidos serios, para hablar de identidad, de clichés o de estereotipos.
    1Cinco artistas latinoamericanos son los protagonistas de Arte, sátira... ¡subversión!, una muestra que alberga la Casa de América de Madrid hasta el 8 de septiembre. La exposición es un viaje salpicado de humor negro, frivolidad y cinismo. Los cinco se valen de la parodia para apuntalar contenidos serios, para hablar de identidad, de clichés o de estereotipos.
  • Obra  Idilio Tropical  (O después de una ardua faena, lo mejor es recostarse y disfrutar la Compañía) . Acrílico sobre lienzo de Elio Rodríguez (La Habana, Cuba, 1966). Su obra recrea las historias de  El Macho  - especie de alter ego del propio artista- que impugnan irónicamente los clichés más comunes sobre la identidad cultural cubana. Por un lado, las pinturas reinterpretan sensualmente estampillas coloniales propias de las cajas de Habanos del s. XIX y por otro, la grafía cartelística del cine norteamericano en la primera mitad del XX.
    2Obra Idilio Tropical (O después de una ardua faena, lo mejor es recostarse y disfrutar la Compañía). Acrílico sobre lienzo de Elio Rodríguez (La Habana, Cuba, 1966). Su obra recrea las historias de El Macho - especie de alter ego del propio artista- que impugnan irónicamente los clichés más comunes sobre la identidad cultural cubana. Por un lado, las pinturas reinterpretan sensualmente estampillas coloniales propias de las cajas de Habanos del s. XIX y por otro, la grafía cartelística del cine norteamericano en la primera mitad del XX.
  • Elio Rodríguez satiriza las interpretaciones establecidas, tanto hispanas como anglosajonas,  sobre lo que debe entenderse como idiosincrasia caribeña. Ha expuesto ampliamente en Estados Unidos y también en Latinoamérica. Su trabajo está presente en importantes colecciones norteamericanas, cubanas y latinoamericanas. En la foto,  El Jinetero (O las buenas costumbres dicen que al visitante se le obsequia lo mejor) .
    3Elio Rodríguez satiriza las interpretaciones establecidas, tanto hispanas como anglosajonas, sobre lo que debe entenderse como idiosincrasia caribeña. Ha expuesto ampliamente en Estados Unidos y también en Latinoamérica. Su trabajo está presente en importantes colecciones norteamericanas, cubanas y latinoamericanas. En la foto, El Jinetero (O las buenas costumbres dicen que al visitante se le obsequia lo mejor).
  • Martín y Sicilia (Santa Cruz de Tenerife, España, 1974 y 1971) son artistas de tendencia neofigurativa realista, que se distinguen por una reflexiva apropiación de cánones estilísticos vinculados a escuelas del realismo europeo de los siglos XVIII y XIX. En la imagen,  Las Tentaciones de Javi y Jose  (2002). Acrílico sobre lienzo.
    4Martín y Sicilia (Santa Cruz de Tenerife, España, 1974 y 1971) son artistas de tendencia neofigurativa realista, que se distinguen por una reflexiva apropiación de cánones estilísticos vinculados a escuelas del realismo europeo de los siglos XVIII y XIX. En la imagen, Las Tentaciones de Javi y Jose (2002). Acrílico sobre lienzo.
  • En lugar de batallas históricas, paisajes románticos o interiores palaciegos, las imágenes de Martín y Sicilia recrean paródicamente relatos de actualidad, problemáticas y conflictos, tanto del espacio público como del privado, donde desenvuelven su mundo de vida. Han exhibido su obra en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Figuran en importantes colecciones de España, Luxemburgo, Alemania, México e Italia.
    5En lugar de batallas históricas, paisajes románticos o interiores palaciegos, las imágenes de Martín y Sicilia recrean paródicamente relatos de actualidad, problemáticas y conflictos, tanto del espacio público como del privado, donde desenvuelven su mundo de vida. Han exhibido su obra en Europa, Latinoamérica y Estados Unidos. Figuran en importantes colecciones de España, Luxemburgo, Alemania, México e Italia.
  • Las hiperreales fotografías de Marcos López (Santa Fe, Argentina, 1958) son divertidamente cínicas. Asumen y a la vez cuestionan el acto frívolo, las poses kitch y el conformismo implícito en el consumo de estereotipos socioculturales. Perón y Evita, Boca Junior, Gardel o El Che, entre otros, constituyen un mapa plagado de lugares comunes inscritos en la historia sociocultural argentina del último siglo. En la imagen,  Picada en la Terraza de la Fundación PROA  (2005), coloreada a mano.
    6Las hiperreales fotografías de Marcos López (Santa Fe, Argentina, 1958) son divertidamente cínicas. Asumen y a la vez cuestionan el acto frívolo, las poses kitch y el conformismo implícito en el consumo de estereotipos socioculturales. Perón y Evita, Boca Junior, Gardel o El Che, entre otros, constituyen un mapa plagado de lugares comunes inscritos en la historia sociocultural argentina del último siglo. En la imagen, Picada en la Terraza de la Fundación PROA (2005), coloreada a mano.
  • Patrones y señas de identidad cosificados, cuyos valores son desmitificados por el imaginario de la cultura popular, permiten a Marcos López teatralizar sus contenidos hasta la sublime ridiculización. Sus fotografías se han exhibido en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. Importante colecciones españolas, venezolanas, argentinas, cubanas y norteamericanas han adquirido recientemente sus obras. En la foto,  Asado en Mendiolaza  (2001).
    7Patrones y señas de identidad cosificados, cuyos valores son desmitificados por el imaginario de la cultura popular, permiten a Marcos López teatralizar sus contenidos hasta la sublime ridiculización. Sus fotografías se han exhibido en Latinoamérica, Europa y Estados Unidos. Importante colecciones españolas, venezolanas, argentinas, cubanas y norteamericanas han adquirido recientemente sus obras. En la foto, Asado en Mendiolaza (2001).
  • Rubén Ortiz-Torres (Ciudad de México, México, 1962), es un artista de trayectoria multimedia reflexiona en estas fotografías sobre el proceso de transculturación material y espiritual al que se ve sometida la cultura popular mexicana, rica en mitos y tradiciones, debido a la incorporación y consumo de las iconografías opuestas provenientes de otras culturas. En la foto, la obra  Fernando Valenzuela Aquí y en China  (2002), de Eduardo Abaroa y Rubén Ortiz Torres. Acrílico, uretano y metal.
    8Rubén Ortiz-Torres (Ciudad de México, México, 1962), es un artista de trayectoria multimedia reflexiona en estas fotografías sobre el proceso de transculturación material y espiritual al que se ve sometida la cultura popular mexicana, rica en mitos y tradiciones, debido a la incorporación y consumo de las iconografías opuestas provenientes de otras culturas. En la foto, la obra Fernando Valenzuela Aquí y en China (2002), de Eduardo Abaroa y Rubén Ortiz Torres. Acrílico, uretano y metal.
  • En la obra de Ortiz-Torres, iconos distintivos de otras culturas son fundidos con ambientes iconográficos de la cultura prehispánica de México, generando una cultura popular marcada por mutaciones compulsivas de sus contenidos y tradiciones visuales. Su trabajo es muy conocido, sobre todo, en Estados Unidos y Latinoamérica. Coleccionistas e instituciones norteamericanas, europeas e iberoamericana han adquirido obras paras su colección. En la foto,  Sacrificio Humano con Tiburones  (2007).
    9En la obra de Ortiz-Torres, iconos distintivos de otras culturas son fundidos con ambientes iconográficos de la cultura prehispánica de México, generando una cultura popular marcada por mutaciones compulsivas de sus contenidos y tradiciones visuales. Su trabajo es muy conocido, sobre todo, en Estados Unidos y Latinoamérica. Coleccionistas e instituciones norteamericanas, europeas e iberoamericana han adquirido obras paras su colección. En la foto, Sacrificio Humano con Tiburones (2007).
  • Los vídeos de Santiago Echeverry (Bogotá, Colombia, 1970), fusión de teatro vodevil y performance conceptual, constituyen una expresiva puesta en escena de la subcultura gay en la ciudad de Bogotá. Más allá de los elementos autobiográficos, Echeverry juega con su heterodoxia sexual para desclasificar su invisibilidad dentro de una sociedad inmersa en la violencia machista. En la imagen, un fotograma de  Manifesto Pattytetikko Patty E. Patétik Vs. Santiago E  (2003).
    10Los vídeos de Santiago Echeverry (Bogotá, Colombia, 1970), fusión de teatro vodevil y performance conceptual, constituyen una expresiva puesta en escena de la subcultura gay en la ciudad de Bogotá. Más allá de los elementos autobiográficos, Echeverry juega con su heterodoxia sexual para desclasificar su invisibilidad dentro de una sociedad inmersa en la violencia machista. En la imagen, un fotograma de Manifesto Pattytetikko/ Patty E. Patétik Vs. Santiago E (2003).
  • Uno de los primeros artistas colombianos en abordar sistemáticamente la temática gay, Echeverry cuestiona, desde la ubicuidad social del sexo, las estructuras de oposición femeninomasculino como distinciones de género cerradas y excluyentes. Sus videos son conocidos en Iberoamerica, Europa y Estados Unidos. La imagen es otro fotograma de  Manifesto Pattytetikko Patty E. Patétik Vs. Santiago E  (2003).
    11Uno de los primeros artistas colombianos en abordar sistemáticamente la temática gay, Echeverry cuestiona, desde la ubicuidad social del sexo, las estructuras de oposición femenino/masculino como distinciones de género cerradas y excluyentes. Sus videos son conocidos en Iberoamerica, Europa y Estados Unidos. La imagen es otro fotograma de Manifesto Pattytetikko/ Patty E. Patétik Vs. Santiago E (2003).