Estefanía Molina, nueva firma de EL PAÍS

La politóloga y analista publicará cuatro tribunas al mes, tres en la web y una en el papel

La politóloga y analista Estefanía Molina, retratada en EL PAÍS.
La politóloga y analista Estefanía Molina, retratada en EL PAÍS.Santi Burgos

Estefanía Molina (Igualada, 30 años), periodista, politóloga y analista en numerosos medios de comunicación, se estrena como nueva firma en EL PAÍS este jueves 21 de abril. Viene la ultraderecha, sí. ¿Y qué? es su primera tribuna. La politóloga se ocupará de cuatro textos mensuales. Son varios los temas fundamentales de los que se ocupará en sus tribunas: la precariedad juvenil, el análisis crítico sobre el funcionamiento de las instituciones y del sistema político y la causa feminista.

“Me gustaría trasladar la realidad e injusticia que sufre la generación joven en la actualidad, a medio camino entre la desesperanza, el nihilismo y la sensación de que no hay futuro”, explica la periodista. Como politóloga, tiene también Molina voluntad de hacer pedagogía sobre qué es una democracia sana. Desde cómo mutan las instituciones, por ejemplo, a cómo se forma un gobierno o cuál es el papel de la oposición. Lo alternará con reflexiones sobre el papel de la mujer: “La causa feminista asiste a una involución. Creíamos que estaba todo conquistado, pero las conquistas hay que mantenerlas en el tiempo”.

A sus 30 años, el encargo de escribir en el periódico lo afronta como “un sueño, un reto y una oportunidad”. Dice que aprendió periodismo con este diario como referencia, y asume el encargo con “ilusión e incredulidad”. E irremediablemente, se acuerda de su abuela, que no sabía leer ni escribir. “Esto evidencia, de alguna manera, el ascenso social de las clases humildes de este país”.

Jordi Gracia, subdirector de Opinión de EL PAÍS, presenta a Estefanía Molina:

¿Quién es Estefanía Molina? Por Jordi Gracia

"Tras algunas tribunas publicadas en este periódico en los últimos tiempos, la analista Estefanía Molina, graduada en Periodismo y Politología por la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona, se incorpora semanalmente a la web del periódico (y un viernes al mes también en la edición de papel). Su visibilidad en los medios escritos, televisivos y en la radio (hoy también en la cadena SER de forma regular) ha estado ligada a las transformaciones que la vida social y política ha experimentado en los últimos diez años.

Esa década es parte de su propia biografía adulta, en una sincronía que le permite detectar a su 30 años algunos de los éxitos y frustraciones de las expectativas abiertas en el 15-M. Su ensayo El berrinche político: 2015-2020. Los años que sacudieron la democracia española quiere ser ese análisis, pero en sus artículos alienta también la cercanía generacional a una franja de edad que ha sido víctima forzosa de al menos tres crisis encadenadas sin apenas respiro: la del 2008, la generada por la pandemia y la que se abate hoy sobre Occidente tras la invasión de Ucrania por parte de Putin. Entre sus enemigos mayores, la tentación de la antipolítica como toxina invisible y contagiosa, en particular entre los jóvenes". 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS