Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACCIDENTE METRO VALENCIA

Las víctimas del accidente de metro de Valencia cuelgan las camisetas negras en su despedida

La presidenta de la asociación Rosa Garrote asegura que "después de de 13 años de lucha y 106 concentraciones, por fin hay responsables"

De espaldas y en la plaza de la Virgen de Valencia, miembros de la asociación de víctimas del metro alzan los brazos y se despiden de los que les han apoyado durante los 13 años transcurridos desde el accidente.
De espaldas y en la plaza de la Virgen de Valencia, miembros de la asociación de víctimas del metro alzan los brazos y se despiden de los que les han apoyado durante los 13 años transcurridos desde el accidente.

La Asociación de Víctimas del Metro de Valencia se despide para siempre 13 años y ocho meses después de uno de los accidentes ferroviarios más graves de España. Víctimas y familiares se han quitado a modo simbólico las camisetas negras con las que cada mes recordaban a los 43 muertos, 47 heridos y cero responsables del siniestro. "Siempre la tendremos y la podremos mostrar con la cabeza bien alta", ha dicho un emocionado Enric Chulio, primer presidente de la asociación y familiar de una de las fallecidas.

"Este es el final del camino. Aquí nos despedimos. Gracias, muchas gracias, de verdad", ha continuado Rosa Garrote, presidenta y portavoz del colectivo de víctimas, satisfecha porque "hemos conseguido todo lo que se podía conseguir. Hemos cambiado la verdad oficial y el responsable [del accidente] ya no es el conductor, como nos repetían".

Garrote se ha dirigido al público congregado este martes, día 3, en la plaza de la Virgen de Valencia para recordar que hoy hay cuatro exdirectivos de FGV que son responsables del accidente sucedido aquel 3 de julio en la línea 1 de Metrovalencia.

El presidente de la Generalitat Ximo Puig, el vicepresidente Rubén Martínez Dalmau, y el alcalde de Valencia, Joan Ribó, acompañados de varios miembros del gobierno autonómico  y del municipal también han asistido a la concentración para apoyar la causa. Según Puig, "se acaba una etapa de mucho sufrimiento para las familias". "Desde el primer momento cuando nosotros empezamos a gobernar pedimos perdón en nombre de la Generalitat, porque ha sido una vergüenza para las instituciones valencianas".

"Sigo pidiendo perdón en nombre de la Generalitat y dando todo el pésame a aquellos que después de tantos años aún sufren esas ausencias. Siempre recordaremos todo el esfuerzo de esta asociación que ha estado luchando para que finalmente sea posible el reconocimiento por parte de las instituciones en la responsabilidad política y judicial", ha añadido el presidente de la Generalitat.

Miembros de la asociación de víctimas del metro tapan el 0 responsables con el logo de FGV, después de que cuatro exdirectivos se declarasen culpables. ampliar foto
Miembros de la asociación de víctimas del metro tapan el 0 responsables con el logo de FGV, después de que cuatro exdirectivos se declarasen culpables.

El alcalde de Valencia ha recordado la apertura de la Comisión de Investigación en las Cortes, cuando él mismo ocupaba un escaño parlamentario. "Recuerdo la cantidad de mentiras perfectamente organizadas que se dijeron y que a costa de mucho esfuerzo se han ido descubriendo", ha señalado. "El hecho de que hoy, día 3 de marzo, lleguemos a hacer la última concentración es un indicador de que en este país las cosas cuestan mucho pero poco a poco se van consiguiendo", ha concluido el alcalde.

La presidenta ha sido especialmente crítica con la gestión de la jueza instructora del caso, Nieves Molina, que archivó varias veces la investigación al considerar el exceso de velocidad la única causa del siniestro. También ha apuntado a la responsabilidad política de la entonces gerente de FGV, Marisa Gracia.

También ha habido espacio para los agradecimientos. "A mis  compañeros, a todos los miembros de la asociación, porque todos hemos sido importantes. Sin el maravilloso grupo humano que ha habido detrás, la lucha hubiera sido imposible", ha reconocido Garrote, recordando en concreto a la productora Barret Films, a la periodista  Laura Ballester, y al abogado de la asociación Vicente Baeza.

Santiago Muñoz, de 49 años, es uno de los familiares que ha colgado hoy la camiseta. Perdió en el accidente a su padre y a un amigo y ahora, echando la vista atrás, recuerda el sentimiento de pérdida del principio y la lucha posterior para que las víctimas no fueran "noticia de un día" y no se perdiera "la reclamación de una investigación justa".

Para Muñoz, el balance es agridulce, sobre todo por el resultado del juicio,  donde las partes llegaron a un acuerdo.  "Hoy agradecemos a todos los que nos apoyaron desde el principio, cuando éramos 20 o 40 personas en esta plaza. Han sido 13 años, por eso hoy debíamos de agradecérselo".

En esta última concentración, la número 106,  se han guardado cinco minutos de silencio en recuerdo de las víctimas, que se ha roto con un emocionado aplauso de todos los asistentes. Ahora, como ha repetido las últimas semanas la presidenta Rosa Garrote, "tenemos que continuar con nuestras vidas".

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Torrent -de donde procedían muchas de las víctimas del accidente-, Jesús Ros, saludan a Rosa Garrote al final de la concentración en la plaza de la Virgen.
El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, y el alcalde de Torrent -de donde procedían muchas de las víctimas del accidente-, Jesús Ros, saludan a Rosa Garrote al final de la concentración en la plaza de la Virgen.
Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis. Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público

Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros).

Suscríbete a los hechos.

Suscríbete