Las obras del tramo central de la línea 9 de metro de Barcelona estarán paradas hasta 2022

El consejero Calvet defiende un presupuesto para su consejería basado en la movilidad y las políticas ambientales

Inauguración de la estación de la Zona Franca de la L10 sur del metro.
Inauguración de la estación de la Zona Franca de la L10 sur del metro.Quique García (EFE)

El consejero de Territorio, Damià Calvet, ha anunciado este lunes que, previsiblemente, las obras para unir los dos extremos de la línea 9 del metro no se podrán retomar hasta 2022, lo que frenaría la habilitación de las estaciones correspondientes hasta “2023 o 2024”. La infraestructura ha capitalizado las cuestiones de los diputados de la Comisión de Territorio el día que Calvet ha presentado el presupuesto de su consejería para este año. "Este presupuesto es imprescindible para el tramo central de la L9 pero también para alargar la L8, entre plaza Espanya y Gràcia", señaló el consejero. Son igualmente imputables a estas cuentas los 8,7 millones de euros de la estación Ernest Lluch de la L5, que se estrenará en 2021. Pese a que no concretó cantidades ni plazos, también hizo alusión a la unión del tranvía por la Diagonal.Fuentes del departamento concretaron, luego, que la licitación se tiene que producir a lo largo "de este año" pero no habrá partida presupuestaria prevista hasta 2021.

Para la red de Metro se prevén 26,1 millones de euros, pero la línea 9 solo verá cómo se resuelven trámites administrativos. Calvet ha señalado que ese avance "no supone poner en marcha la tuneladora mañana".

El transporte público y la movilidad se plantean como ejes centrales del plan de ruta de Territorio. El consejero apuntó una partida de 38 millones de euros derivados de un impuesto a las emisiones de CO2 de los vehículos. "Es un concepto avanzado", afirmó Calvet, quien apuntó que la tasa se meritó en el ejercicio 2019 pero se cobrará en 2020. Debe servir para financiar políticas verdes y "descarbonizar la movilidad", y la idea es que los ingresos por este concepto crezcan año a año hasta recaudar 155 millones de euros.

Aparcar el vehículo privado e incentivar el uso del transporte público es un objetivo fundamental para mitigar las emisiones. Las Autoridades del Transporte Metropolitano (ATM) de Barcelona, Girona, Tarragona y Lleida recibirán 456 millones de euros. Solo en Barcelona, la ATM gestiona 1.000 millones de viajes al año.

Para Ferrocarriles de la Generalitat (FGC) se reservan 140 millones de euros. "Para tener un operador fiable hace falta gastar mucho dinero", manifestó Calvet. La velada alusión a Renfe y Adif, empresas responsables de la controvertida red de Rodalies, se concretó cuando, a continuación, señaló que el gasto de dinero no se da "en otras redes ferroviarias, como la de Adif".

Este año el Departamento de Territorio será responsable "del 48,11% del conjunto de las inversiones reales" que hace la Generalitat, según Calvet, quien apuntó que las competencias del departamento no abarcan solo el "ladrillo y cemento" sino que se integran "en las políticas sociales de la Generalitat". En este sentido, insistió reiteradamente en subrayar el impacto medio ambiental que persiguen las principales inversiones. "Estamos en emergencia climática y pasamos los presupuestos por ese prisma" apuntó Calvet. Jordi Terrades, del PSC, le replicó que las reservas para políticas climáticas "no llegan ni al 2% del presupuesto". También el diputado de Catalunya en Comú Lucas Ferro le reprochó al consejero que, pese a la insistencia climática en su discurso, "se quedan cortos". 

Calvet presumió de que, con 2.064 millones de euros de presupuesto, Territorio es el cuarto departamento más beneficiado por las cuentas del Govern, por detrás de Salud, Educación y Trabajo. Sumando sus organismos autónomos, las entidades públicas y consorcios que dependen de Territorio, el presupuesto consolidado se eleva hasta los 4.540 millones de euros. Comparándolo con las cuentas de 2017, las últimas aprobadas, el aumento de gasto de Territorio es de 599 millones de euros. Barcelona y su área metropolitana concentran el 45% del total de la inversión, por delante de Girona (10,4%), comarcas centrales (8,5%), Alt Pirineu y Aran (5,3%), Ponent (5%), Camp de Tarragona (3,6%), Penedès (3,2%) y Terres de l'Ebre (1,8%). Calvet matizó que la "cohesión territorial" queda garantizada al poner las cifras en relación con el gasto por cápita: "En Barcelona es de 62,84 euros y en el Alt Pirineu es de más de 400 euros", detalló.

Movilidad. Para obras de mantenimiento y conservación de carreteras se reservan 93,8 millones, que servirán, entre otras actuaciones, para ampliar la C-58 en dirección Terrassa, actuar sobre la C-17 en Parets del Vallès o para terminar el túnel de Tres Ponts en el Alt Urgell.  

Medidas ambientales. Con los estragos del temporal Gloria aún visibles en varios puntos del litoral, desde el Departamento de Territorio se apunta que las políticas ambientales cuentan con una reserva de 902 millones de euros, de los cuales 330 millones son para financiar nuevas estructuras de saneamiento de la Agencia Catalana de l'Aigua (ACA) y de Aigües Ter Llobregat (ATLL). "Trabajamos en la adopción de medidas de prevención, mitigación y adaptación", según defendió Calvet, que abundó en el riesgo creciente de sufrir sequías e inundaciones: "La gestión del agua es crucial". Apuntó que el 15% del sol urbanizable de Cataluña está en zona inundable. El consejero hizo referencia a una partida de 6 millones de euros para "una prueba piloto" que persigue hallar soluciones tecnológicas para mitigar la regresión de las playas, como las del Delta de l'Ebre. 

Vivienda. Territorio también gestiona ahora el presupuesto en materia de vivienda, antes era competencia de la Consejería de Gobernación. Calvet hizo mención a un "incremento del 34,7%" y cifró en 431 millones "las ayudas a la vivienda, la promoción del alquiler, la compra de pisos para uso social y las subvenciones para la rehabilitación". tildó de "auténtica prioridad" trabajar por el derecho a la vivienda. El diputado Sergio Sanz, de Ciudadanos, le replicó que la inversión en esta materia "no recupera los niveles de antes de la crisis" y subrayó que, en 2010, el gasto fue de 600 millones de euros. 

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS