Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Madrid abre expedientes disciplinarios en dos edificios de Monasterio y Espinosa

El Consistorio confirma que existen irregularidades y no tienen uso residencial. Se pone en contacto con los vecinos afectados para restablecer su legalidad

Monasterio y Espinosa
La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, momentos antes de asistir a un desayuno informativo del embajador del Reino Unido, Hugh Elliot, organizado por Europa Press. ALBERTO CUÉLLAR/VOX

El Ayuntamiento de Madrid ha abierto sendos expedientes disciplinarios, tras verificar irregularidades, en dos edificios donde el portavoz de Vox en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, y su esposa Rocío Monasterio, líder del partido en Madrid, construyeron lofts, según confirman fuentes municipales. Son los dos primeros casos revelados por EL PAÍS, que tras casi cuatro meses de examen, desembocan en un procedimiento para restablecer la legalidad urbanística.

Los técnicos de Urbanismo del distrito de Salamanca han confirmado que en los ocho lofts de Pedro Heredia 6 y los tres de Villafranca 6 “el uso legalizado es industrial”, pues eran viejas fábricas. Es decir, en ellos no puede vivir nadie, aunque en el primero de estos inmuebles residen varias familias. En los dos casos varios de los afectados aseguran que Monasterio y Espinosa les prometieron que les conseguirían cédulas de habitabilidad que en realidad nunca gestionaron y, además, eran en todo caso muy difíciles o imposibles de obtener.

Pero el procedimiento disciplinario afecta a toda la obra, no solo a los propietarios actuales, y es ahí donde, según las informaciones publicadas por este diario, el expediente señala que ambos proyectos se hicieron sin las licencias correspondientes, aunque todo habría prescrito. Los dos dirigentes de Vox lo niegan. Por el momento se ha tramitado una orden de legalización. Es un requerimiento de documentación a todos los implicados por si hubiera posibilidad de legalización o errores en el expediente. Después hay tres salidas: una sanción, restablecer la legalidad con nuevos permisos o, por último, el archivo.

En Pedro Heredia 6 el matrimonio realizó el proyecto entre 2007 y 2008. Convirtieron una fábrica en ocho lofts, una obra de la que se ocupó Metaphore Projects SL, una empresa del actual dirigente de Vox. Uno de los compradores relató que les aseguraron que la cédula de habitabilidad estaba en trámite y acabaría llegando, pero ni siquiera la pidieron. Es más, toda la obra se hizo sin la licencia correspondiente, según el expediente del edificio.

Espinosa y Monasterio han negado cualquier promesa, dicen que ellos vendieron locales y que el uso posterior como vivienda es decisión de los compradores. No obstante, según el testimonio de uno de ellos y correos electrónicos, el propio matrimonio residió en uno de los lofts, aunque ellos lo niegan. En este edificio, si los vecinos quieren seguir en sus casas, el restablecimiento de la legalidad conllevaría un plan especial, largo y costoso, y una licencia que regularice la situación.

Uno de los vecinos de Pedro Heredia 6 no oculta su malestar por el expediente: “Llevamos aquí años, incluso empadronados, y ahora esto nos va a costar mucho dinero. Ya ha venido la inspección, nos han explicado las vías para legalizar y estamos en ello”. Él y otros vecinos aseguran que pensaban que todo era legal. Otros compradores relatan que se sintieron engañados y, al ver que no llegaba el permiso de habitabilidad prometido, prefirieron no hacer nada por miedo a perder sus casas.

Diez casos aún pendientes

La obra de Villafranca 6 fue en 2004, en una fábrica de pan. En ese caso se pidieron dos licencias para pequeños trabajos y el patrón de conducta fue el mismo. Los compradores, que pagaron más de medio millón de euros por inmueble, afirman que Espinosa y Monasterio les dijeron que harían valer sus contactos en el Ayuntamiento para conseguir la habitabilidad. Pero nunca llegó y los vecinos lo descubrieron diez años después: tras una denuncia, Urbanismo les ordenó desalojar los lofts porque estaban en suelo industrial. En este caso las medidas disciplinarias con los propietarios ya se tomaron, falta verificar cómo fue la obra en sí.

Los otros nueve casos señalados por este diario, así como un décimo denunciado por la cadena SER, siguen bajo investigación e irán llegando a término en los próximos meses. El decimotercero es el de la propia residencia actual de la pareja en Chamartín, donde el Ayuntamiento ya ha confirmado que no había licencia de ocupación ni de actividad para el estudio instalado allí. En este caso les dio una prórroga de un año el pasado mes de octubre para legalizar la situación. Monasterio, por otro lado, ha sido denunciada en la Fiscalía este mes por tramitar un visado falso en 2016.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información