Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
OTRES COLUMNA i

El menú del Año Nuevo lunar

Hay cuatro platos que nunca faltan en casa para la celebración. Cada uno tiene asociada una simbología

Celebraciones del Año Nuevo lunar en Usera (Madrid), el pasado domingo.
Celebraciones del Año Nuevo lunar en Usera (Madrid), el pasado domingo.

El Año Nuevo Lunar vino, como cada año, con sabor agridulce. Dejando de lado cómo algunos medios han estigmatizado injustamente a comunidades racializadas con el coronavirus, ha sido una semana llena de orgullo. El mismo día en el que festejábamos la primera noche del año nuevo con la familia, se celebraba la gala de los Goya, con un director de la diáspora asiática entre los nominados: Jiajie Yu Yan, en la categoría a mejor cortometraje de ficción con Xiao Xian. Además, tuve el honor de participar en la fiesta de ratones nocturnos, en el escenario del Año del Ratón de Usera junto a DJ Yang y artistas urbanos asiático-descendientes como Lowelto & Kaiks y Yowai.

Todo esto acompañado de cuatro platos que nunca faltan en casa, ya que se considera buena suerte comerlos los primeros 15 días del año nuevo: nian gao, empanadillas chinas, tang yuan y naranjas. En muchas ocasiones he dicho que la comida es parte muy importante de mi vida, sobre todo a la hora de conectar y forjar mi propia identidad como alguien de la diáspora taiwanesa. En este caso, cada comida simboliza elementos que ayudan a que el año sea más redondo.

El nian gao que, traducido al español significa algo así como “año alto”, simboliza más ingresos, una posición más alta, el crecimiento de los niños y, en general, la promesa de un año mejor.

Las empanadillas chinas son una de las comidas más importantes del año nuevo. Dado que su forma es similar a la de los antiguos lingotes de oro o plata, simbolizan la riqueza. Tradicionalmente, los miembros de la familia se reúnen para hacer empanadillas la víspera de Año Nuevo. A veces se esconde una moneda en el relleno de una de ellas, aunque en mi familia la sustituimos por una almendra.

Los tang yuan, hechos de harina de arroz glutinoso, generalmente se comen en familia. La forma redonda de las bolas y de los cuencos donde se sirven simboliza la unión familiar y que todo se desarrollará sin problemas en el año nuevo. Por último, la naranja representa abundancia y felicidad, ya que se parece al sol y está alineada con el principio yang (positivo).

Hay familias que tienen la tradición de comer un pescado entero en año nuevo, aunque yo no la sigo desde que me hice vegetariano, ya que la palabra pescado, yu, suena igual que “abundancia” y “deseo” en chino, por lo que el pescado simboliza un deseo de abundancia para el próximo año.

Junto con el zodiaco (este año es el año de la rata), el Año Nuevo lunar tiene muchos otros símbolos importantes, como el color rojo, que representa la buena suerte y la felicidad. Una de las tradiciones más populares durante esta época, de la que hablamos hace un año en esta misma columna, es dar hong bao, un sobre rojo con dinero, a los niños pequeños. ¡Feliz año de la rata!

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información

string(104) "/mnt/filer/html/produccion/datos/portal_unico/include/noticia_cerrada/v1.x/v1.0/include/ccaa_madrid.html" string(97) "/mnt/filer/html/produccion/datos/portal_unico/include/noticia_cerrada/v1.x/v1.0/include/ccaa.html"