Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más Madrid denuncia a Rocío Monasterio por un delito de estafa y falsedad documental

"Hemos analizado las presuntas irregularidades que pudo cometer y todas están prescritas excepto la que hoy ponemos en conocimiento de la Fiscalía", asegura José Manuel Calvo

Rocio Monasterio
Los dirigentes de Más Madrid (desde la izquierda) José Manuel Calvo, Marta Higueras, y Rita Maestre presentan la denuncia contra Rocío Monasterio en la Fiscalía Provincial.

El grupo municipal de Más Madrid ha presentado este viernes una denuncia ante la Fiscalía por un presunto caso de estafa y falsedad documental de la líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, a raíz de una investigación de este periódico. Monasterio utilizó un visado falso en 2016 en los trámites en el Ayuntamiento de Madrid de una obra que hizo en 2005, cuando todavía no era arquitecta, en contra de lo que ella sostenía, y necesitaba de otros profesionales del sector que le certificaran los trabajos. Según las pruebas de EL PAÍS, la política usó los sellos certificados de una compañera en otros trabajos que no tenían nada que ver. Monasterio hizo corta y pega.

"Hemos analizado las presuntas irregularidades que pudo cometer la señora Monasterio y su marido durante el tiempo que se dedicaron a reformar lofts. Todos ellos están prescritos excepto el que hoy ponemos en conocimiento de la Fiscalía. En un proyecto de reforma del año 2005, una aparejadora que trabajaba en el estudio de Monasterio solicitó un visado en el Colegio de Aparejadores de Madrid, visado obtenido de manera legal y conforme al procedimiento. Posteriormente en 2011 y en el 2016 la señora Monasterio solicitó una licencia fotocopiando la etiqueta que había recibido la aparejadora en el año 2005, y adjuntándola a la cartela de su estudio. Aplicándola a un proyecto absolutamente diferente. Si eso hubiera quedado en el 2011 estaría prescrito. Pero reiteraron la solicitud en 2016 y este tipo de delitos aparentemente de falsedad documental prescriben a los cinco años. Estaríamos en plazo para que la justicia tome las medidas que considere oportunas", ha explicado José Manuel Calvo, concejal de Más Madrid, en la puerta de la Audiencia Provincial de Madrid.

Le acompañaba la también concejal, Rita Maestre: "Lo que tenemos delante, encima de la mesa, es una práctica fraudulenta de la que existen indicios claros de delitos, que por eso hoy ponemos en conocimiento de la Fiscalía, porque creemos que se debe actuar, entre otras cosas porque el alcalde y el Ayuntamiento han hecho entre cero y nada para acabar con estas irregularidades de sus socios de gobierno en el Ayuntamiento de Madrid.

La denuncia trata sobre la presunta falsificación de documentos de Monasterio pero también, haciéndola extensiva, sobre la supuesta estafa a los propietarios a los que vendía lofts con la promesa, de acuerdo a los compradores, de que ese suelo industrial iba a convertirse en vivienda. Algo que no llegaba a ocurrir. Calvo puso en el punto de mira al alcalde, José Luis Martínez Almeida: "La estafa es al propietario del inmueble y sobre todo al Ayuntamiento, es decir, cuando se está falsificando, aportando una documentación falsificada para solicitar una licencia se pretende presuntamente estafar a la administración municipal. Nosotros defendemos ese interés público y nos preocupa y hacemos un llamamiento al alcalde y al concejal de Urbanismo que han preferido mirar hacia otro lado".

Fuentes de Más Madrid apuntan, según sus asesores jurídicos, podría enmarcarse en los artículos 390 y siguientes del Código Penal. Las falsedades que enumera son "alterar un documento en alguno de sus elementos o requisitos de carácter esencial", "simular un documento en todo o en parte, de manera que induzca a error sobre su autenticidad" y "suponer en un acto la intervención de personas que no la han tenido". Y el artículo 392.1 concluye: "El particular que cometiere en documento público, oficial o mercantil, alguna de las falsedades descritas (...), será castigado con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses". Además, la formación señala que también podría haberse producido un delito de estafa, porque el trámite de Monasterio ante el Ayuntamiento buscaba la concesión de una licencia urbanística.

Monasterio, que no quiso hacer declaraciones antes de la publicación del artículo sobre sus irregularidades profesionales, ha reaccionado en Twitter. En su opinión, no ha cometido una irregularidad: "Aportar en Ayto. en 2016 copias de un expediente de hace 15 años, no es falsear un visado. Es cumplir con lo que te piden. Falsearlo sería aportar algo distinto. Todo esto os lo cuento con cariño..¡progres!", escribió en la red social. En los mensajes anteriores aludió al propietario del local que le pidió la reforma, el actor y presentador Arturo Valls. El también cómico la ha denunciado por la venta del inmueble.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información