Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vila Casas aportará a la Miró un millón de euros en diez años

La cantidad anual que donará el mecenas supera a la que recibe del Ministerio

Sara Puig y Vila Casas firman el acuerdo por la que el mecenas donará 1 millón de euros en diez años a la fundación. rn
Sara Puig y Vila Casas firman el acuerdo por la que el mecenas donará 1 millón de euros en diez años a la fundación.

Día histórico en la Fundación Joan Miró de Barcelona. Ayer se oficializó el acuerdo por el que el industrial farmacéutico y mecenas del arte Antoni Vila Casas (Barcelona, 1930) comenzará a colaborar, más bien financiar, la fundación barcelonesa del pintor, sobre todo, para “la conservación y puesta en valor de la colección del centro”. Y lo hará a través de una aportación directa de 100.000 euros al año durante, “de entrada”, 10 años, por lo que la cantidad comprometida se eleva a un millón de euros entre 2020 y 2030.

La importancia del acto hizo que se celebrara en la imponente Sala de esculturas del no menos imponente edificio que creó Josep Lluís Sert para su amigo Miró y que lo presidiera Pareja de enamorados de los juegos de flores de almendro; una colorida escultura de tres metros de altura creada por el artista en 1975.

La aportación convierte al mecenas, propietario de la Fundación que lleva su nombre y que cuenta con cuatro centros, dos en Barcelona para pintura, uno en Torroella de Montgrí para fotografía y un cuarto en Palafrugell, para escultura, en los que ha reunido la colección de arte contemporáneo catalán más importante del mundo, en el tercer benefactor de la Fundación Joan Miró, tras el Ayuntamiento de Barcelona —que en 2018 aportó un total de 1.118.761 euros— y la Generalitat —556.887 euros—, por encima de los 90.000 euros que aportó el año pasado el Ministerio de Cultura.

Sara Puig y Vila Casas, tras la firma.
Sara Puig y Vila Casas, tras la firma.

“Es el mejor pintor catalán, el número uno. También el centro que creó en 1975. Los dos son únicos en el mundo”, justificó Vila Casas, que confía en que su gesto de generosidad sirva para que otros muchos sigan sus pasos. “Que todos los que aman el arte y la cultura vuelvan a implicarse en ella y, que, en definitiva, la sociedad civil catalana demuestre que si es civil y catalana es por actos como este. Son decisiones como esta las que han hecho grande Barcelona”, explicó.

Vila Casas estuvo acompañado, a derecha e izquierda, de la presidenta de la Fundación, Sara Puig, que llamó a la puerta del empresario filántropo y coleccionista, y del director del centro Marko Daniel, que destacó que la donación no tiene ningún tipo de contraprestaciones y que aseguró que esta entrada de dinero extra servirá para estabilizar el presupuesto de la fundación. “Este año ha sido especialmente difícil”, dijo. Se refería, entre otras cosas, al despido de siete trabajadores que vivió el centro a finales del pasado mes de enero, para hacer frente a un déficit acumulado cercano al millón de euros.

Por su parte, Puig aseguró que el acuerdo “nos da esperanza, energía y fuerza para encarar la celebración de los 50 años de la fundación”, que se celebrará en 2025. Tras recordar que la mayoría de las obras de la Fundación Miró provienen de la donación realizada por el artista en la apertura del centro, en 1975, estableció un paralelismo entre Miró y Vila Casas “por su generosidad y la voluntad de promover el arte contemporáneo”.

Para el filántropo Vila Casas, que destina gran parte de su fortuna a la investigación en salud, el coleccionismo y la promoción de las artes, se trata sin duda “del mejor acto que he hecho nunca en favor de las artes y del que me siento más orgulloso”.

Que el Estado tiene ganas de revertir la situación deficitaria con este centro, que ha disminuido más de un 52% en los últimos siete años tras pasar de 190.000 euros en 2011 a los actuales 90.000 —tras tocar fondo en 2015 y 2016 con aportaciones de apenas 70.000 euros—, lo dejó claro el propio ministro de Cultura, Jose Guirao, cuando a finales del mes de junio, durante uno de sus habituales visitas a Barcelona, quiso conocer el centro y hablar con sus responsables.

Tras la visita, el ministro aseguró que ayudaría al centro de cara a su 50 aniversario. El pasado 22 de noviembre el Gobierno aprobó, a propuesta de Guirao, un Real Decreto por el que se regula la concesión de subvenciones a diversas entidades e instituciones culturales entre ellas la Fundación Miró de Barcelona.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >