Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Principio de acuerdo por el ERE de General Cable

Empresa y sindicatos se comprometen a recolocar al 28% de la plantilla en otras fábricas tras el anuncio del cierre de las plantas de Montcada i Reixac y de Manlleu

Protesta en Manlleu contra el cierre de la planta de Prysmian.
Protesta en Manlleu contra el cierre de la planta de Prysmian.

La dirección de la empresa Prysmian, propietaria de las plantas de General Cable en Montcada i Reixac y en Manlleu, ha llegado este viernes a un principio de acuerdo con los comités de empresa sobre los Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) que implicarán el cierre de las dos plantas. Inicialmente, la empresa especializada en producción de cables planteó el cierre de las fábricas y el despido de los casi 500 trabajadores. El principio de acuerdo incluirá un plan de prejubilaciones y la recolocación de 138 trabajadores en las plantas de Abrera, Santa Perpètua de Mogoda y Vilanova i la Geltrú.

Según han comunicado los sindicatos CC OO y UGT, el preacuerdo implica el cierre de la planta de Montcada en diciembre de 2020 y el de la de Manlleu en diciembre de 2021. Los sindicatos lamentan que no han podido dejar sin efecto el expediente de regulación, pero defienden que las reuniones con la empresa han servido para arrancar compromisos sobre prejubilaciones, indemnizaciones y recolocación de personal.

Las indemnizaciones acordadas son de 50 días por año trabajado, con un máximo de 42 mensualidades, más una cantidad lineal de 13.500 euros para toda la plantilla. También se ha conseguido un plan de prejubilaciones para medio centenar de empleados de más de 50 años.
Los sindicatos celebran que el acuerdo permite recolocar al 28% de la plantilla y mitigar el impacto negativo del ERE planteado por Prysmian.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >