Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Cuando compongo tengo la suerte de estar al límite”

La cantante María Aguado publicará su nuevo disco en 2020, tras cuatro años de silencio

María Agüado, cantante, posando en el Café La Rue, en el barrio de Malasaña
María Agüado, cantante, posando en el Café La Rue, en el barrio de Malasaña

El cuarto disco de María Aguado (Talavera de la Reina, 27 años) llega lento, pero justo a tiempo. Ese es el nombre del primer sencillo de un trabajo al que ha dedicado cuatro años. Con el tercer álbum conoció las miserias de la industria musical y perdió la energía. Nunca pensó en tirar la toalla, pero decidió hacer un paréntesis. Pasó una temporada trabajando en la clínica de su padre, un prestigioso psicólogo. La experiencia le sirvió para crearse una coraza que le ha ayudado a volver con más fuerza. Su nuevo disco, más personal y desgarrador, aparecerá en 2020.

¿Cuándo supo que quería ser cantante?

El vínculo con la música ha estado siempre presente. Mi abuelo cantaba en casa. Cuando falleció, mi madre me regaló un máster de canto. Venía a Madrid dos o tres veces por semana. Era como Operación Triunfo, pero sin cámaras.

¿Se divertía?

Para mí la música no era ningún hobby, sino algo más serio.

Pero los reality han cambiado la industria…

Dan una oportunidad a la gente que, como yo, no tiene a nadie en la música. Es una buena plataforma. Las clases te ayudan a ganar técnica. Lo que no me gusta es que salgas siendo famoso. Nunca me dio por participar porque yo quería ser cantante, no famosa.

Parafraseando su canción, surgió de la nada…

Empezar de cero fue una aventura. Llevaba muchos años vinculada a la música, pero no era profesional. Para el primer proyecto se hizo una inversión como si se tratara de una gran artista.

¿Desde cuándo compone?

Mi segunda canción, Tiempo al tiempo, da nombre a mi primer disco. Ahora me hace gracia cantarla. Siento las mismas cosas, pero me doy cuenta de que era noña. Han pasado diez años.

¿Cómo fueron sus inicios?

Mis padres me dijeron que eligiera: cantar o ir a la Universidad. Tengo suerte de tener los padres que tengo.

Y llegó el primer concierto…

Fue en Talavera. Nunca he sido de ponerme nerviosa en el escenario, es mi hábitat natural, pero aquel día tenía una tensión rara. No quería defraudar a la gente, pero tampoco a mí misma.

¿Por qué vino a Madrid?

Siempre fue mi rincón. Es la ciudad donde cumplí los sueños. Me ha dado independencia, libertad y me ha transformado. Llegué siendo una niña y ahora soy una mujer.

¿Qué es el éxito?

Que la gente se sienta identificada con mi música, la reconozca y sepa que es mía. Que mis canciones sean la banda sonora de sus vidas.

¿Es un sector difícil?

Hay rachas mejores y peores. Yo comencé en 2010, cuando la industria reventó. No me puedo quejar porque siempre que he lanzado un disco ha sido top de ventas. La gente consume mi música. Es muy bonito que te traigan un disco para que se lo firmes.

Tendrá muchas anécdotas…

En 2012 hice de telonera de Carlos Baute en Alcázar de San Juan. Años atrás nos hicimos una foto con él y mi hermana se puso a llorar porque no salía. Lo recordaba. Otro día, después de un concierto, se acercó un niño para comentarme que le había gustado. Luego integró Auryn.

¿Por qué tanto tiempo sin publicar?

Un disco es como un hijo; llevo cuatro años para parir. Este trabajo habla de lo que ha sucedido durante ese tiempo. De lo bueno y de lo malo. De las pérdidas, de la gente que viene y va… He plasmado cada parte del proceso.

¿Qué vamos a encontrar en él?

Una María confiada, pero también rota y entregada que saca las canciones desde las entrañas. Existe una evolución tremenda respecto a los discos anteriores. Ahora el sonido se hace con programas, no solo con instrumentos reales. Soy una María más fluida, tanto vocal como musicalmente.

¿En qué se inspira?

En mi día a día. Cuando compongo tengo la suerte de estar muy al límite: o estoy muy feliz, eufórica, o estoy muy triste.

¿Cuáles son sus referentes?

Luz Casal, Mecano, Miguel Bosé, Los Beatles, Malú… pero también la música clásica.

¿Y qué le parece el fenómeno Rosalía?

Me encanta su proyecto. Te puede gustar más o menos el flamenco, pero yo voy más allá: ha inventado un estilo nuevo.

De no haberse dedicado a la música…

Me hubiese gustado mucho hacer psicología, porque tengo al mejor en casa: mi padre.

¿La música sana?

Yo creo que sí. Están utilizando mis canciones en algunos colegios para educar en inteligencia emocional.

¿Bailar ayuda?

Siempre he bailado. Estudié danza contemporánea. No me gusta parar quieta. Y eso que me pongo tacones altos.

Concierto y nuevo single

El calendario de Aguado tiene marcado en rojo la fecha del 26 de septiembre. La artista toledana volverá ese día a los escenarios. Será a las 21.00 en Siroco Lounge (calle de San Dimas, 3) y servirá para conocer algunos secretos de su próximo disco. En noviembre lanzará un nuevo single, cuyo videoclip graba estos días en Canarias. Asegura que la canción sorprenderá. Es un tema con sonidos latinos, un producto “muy diferente” a lo que venía haciendo hasta ahora.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información