Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatadas las tres espeleólogas catalanas perdidas en una cueva en Cantabria

Las mujeres se encuentran bien pero cansadas y con síntomas de hipotermia, según el centro de coordinación del rescate

Las espeleólogas rescatadas. En vídeo, final feliz en el rescate de las tres espeleólogas catalanas atrapadas en Coventosa, Cantabria.

Las tres espeleólogas catalanas que se adentraron el sábado en la cueva de Cueto-Coventosa, en el municipio de Arredondo, en Cantabria, y que no salieron a la hora prevista, han sido rescatadas este lunes por los equipos de búsqueda. Las mujeres, que tienen entre 40 y 50 años, se encuentran bien, aunque están cansadas y presentan leves síntomas de hipotermia, según ha informado el centro de coordinación del rescate. El equipo que las ha socorrido les ha llevado alimentos y puntos de calor para facilitar su recuperación.

Uno de sus compañeros alertó el domingo de que se retrasaban en la salida. Según los datos de los que disponía el 112, las espeleólogas conocían las técnicas de esta actividad y contaban con material adecuado, pero era la primera vez que realizaban esa ruta. Una de ellas está federada y forma parte de un club de Terres de l'Ebre (Tarragona), y otra tuvo licencia federativa hasta el 2015. Sus compañeros de expedición afirmaron en todo momento que las tres rescatadas tenían conocimientos técnicos como para afrontar una ruta de estas características. El presidente de la federación catalana de espeleología, Lluís Domigo, ha admitido a EL PAÍS que es "fácil perderse en este recorrido".

Jaime Navedo, guía de la zona, ha explicado que la cueva es "de grandes dimensiones y difícil recorrido", ya que requiere desplazamientos en horizontal y vertical por su interior, lo que supone una "combinación de actividad bastante explosiva". El experto pidió que se pensara en un "posible extravío". En Cataluña, comunidad de procedencia de las espeleólogas, no existen cavidades de este perfil técnico, con un recorrido tan largo. Según Domingo, la Cueto-Coventosa es una "travesía mítica" de la Península y supera un desnivel de 700 metros en 6'5 kilómetros. "Pero tiene unos 30 kilómetros de galerías", apunta el presidente federativo.

La búsqueda comenzó pasada la una de la madrugada del lunes. Las tres mujeres no llevaban equipo para dormir, pese a que, según el guía, "todo espeleólogo experimentado" debería llevar un punto caliente en su saca, compuesto por una manta térmica y velas.

El recorrido que pretendían hacer dura "como mínimo" 12 horas, aunque la travesía por la gruta, "muy larga y compleja", se puede prolongar el doble de tiempo de lo que marcan las guías de expertos en espeleología, esto es, 24 horas, apunta el 112. Las espeleólogas accedieron a la cueva el sábado a la una de la tarde y deberían haber salido en torno a las 22.00 del domingo, cuando saltaron las alertas.

El alcalde de Arredondo, Leoncio Carrasco, ha asegurado que, para entrar a la cueva de Cueto-Coventosa, hay que estar "muy bien preparado físicamente" porque tiene "mucha dificultad" y es "muy dura".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información