Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Resurrection Fest más viral gracias a Álex Domínguez

Una imagen de un joven con parálisis cerebral, aupado en silla de ruedas por el público para que pudiera ver el escenario, arrasó en las redes sociales durante el festival que reunió a más de 100.000 personas en Viveiro

Resurrection Fest 2019
Concierto de la banda estadounidense Slipknot, en la décimocuarta edición del Festival Resurrection Fest.

Otro motivo para poner en valor el Resurrection Fest, si es que precisa de mayor publicidad, ha sido este año esa foto que se hizo viral con un joven, con parálisis cerebral, aupado en silla de ruedas por el público para que pudiera ver el escenario. Es una de las imágenes de este festival que revoluciona Viveiro y toda la comarca de A Mariña y que este año se salda con la presencia de más de cien mil personas durante los cuatro días de conciertos.

Público del Resurrection Fest. ampliar foto
Público del Resurrection Fest.

La alcaldesa, María Loureiro, una asidua y una enamorada del heavy metal, confiesa que las imágenes de Álex Domínguez, que había viajado con su madre desde la Rioja, son “impactantes”. Pero más allá de ello, la regidora cuenta que ella misma lo vio “en tiempo real y era impactante ver ese niño con esa cara de felicidad con su grupo favorito y los asistentes ayudando a que fuese más feliz”, resume.

“Siempre lo decimos, en todas las ediciones (esta última era la 14), que es un público muy pacífico, que no hay ningún altercado. Viveiro tiene 15.500 habitantes y esa semana hubo más de cien mil personas y no hubo ningún incidente”, presume.

Loureiro insiste en que la gente que acude al festival “es gente muy cívica que respeta las normas y las indicaciones que se dan tanto por parte del concello como por la organización”. “Hasta las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado se sorprenden de lo pacífico que es”, se jacta.

Festival Resurrection Fest, el pasado fin de semana en Viveiro. ampliar foto
Festival Resurrection Fest, el pasado fin de semana en Viveiro.

Por cuanto a los números, del Resu que se celebró la primera semana de julio, el balance no puede ser “más positivo”, con cifras record, como esas 104 mil personas que se dieron cita en Viviero en esos cuatro días, con la actuación de más de cien bandas.

La alcaldesa recuerda que el pasado año, veinte mil personas menos, se hizo un estudio en cuanto al impacto económico concluyendo que dicha huella comercial dejó en el concello y en la comarca de la Mariña más de once millones de euros. “Aún no tenemos los datos a día de hoy pero hubo cinco mil personas más al día que el año pasado y la repercusión económica es más grande”, se atreve a presagiar.

Una vez rematada esta edición, ya se piensa en la del próximo año que arrancará el uno de julio, y que va a deparar “sorpresas”. “Se augura que sea en la misma línea y el mismo éxito”, aventura finalmente María Loureiro.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >