Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El festival MIAU saca garra en un pequeño pueblo de Castellón

El Museo Inacabado de Arte Urbano de Fanzara, municipio de 280 habitantes, suma 160 murales de creadores internacionales

Festival Miau de Fanzara, Castellón.
Festival Miau de Fanzara, Castellón.

Su apellido indica que está en constante creación. En plena transformación. Es el MIAU, el Museo Inacabado de Arte Urbano que desde hace seis años llena de grafitis a tamaño macro las calles de Fanzara, un pueblo de Castellón que no alcanza los 300 habitantes.

La localidad ha reinventado su futuro estampando arte sobre sus paredes. Y ya van 160 murales, si se suma la decena que incorporará esta sexta edición, que concluye este domingo tras cuatro jornadas de vorágine. Sus 160 obras tejen una galería a cielo abierto que atrae cada año a miles de espectadores y alimenta su tejido comercial, de restauración y turístico, especialmente los fines de semana. Es imposible calcular la cifra, pero superarían en mucho “las 40.000 personas, a juzgar por las guías del MIAU que hemos distribuido en este tiempo”, explica a EL PAÍS Javier López, uno de los impulsores de este museo al aire libre. Le quita el sueño la integración de esta propuesta artística multidisciplinar en el día a día de una localidad donde la media de edad rebasa los 65. “Nuestro objetivo es no molestar a quienes viven aquí, en su mayoría gente mayor, por eso no queremos masificar el MIAU. Nos encanta que vengan visitantes al pueblo, pero sin que ello rompa su normalidad”, explica.

Porque el MIAU es mucho más que un proyecto artístico. Es “un proyecto social de convivencia a través del arte. A partir de ahí, se activa una red de voluntariado y convivencia entre vecinos y artistas que es lo que le ha hecho crecer”. Los artistas ponen el arte. Los habitantes de Fanzara, el alojamiento y la organización de comidas y cenas para ahondar en las sinergias. Las premisas son dos: “aquí nadie cobra” y “hay que pasarlo bien”.

“Fanzara quiere el MIAU. Al menos la gran mayoría lo concibe como una fiesta más del pueblo, y se implica al máximo”, indica López.

Este año por el peculiar museo de Fanzara pasan artistas de ocho países distintos “y muy alto nivel” con intervenciones en directo en diferentes localizaciones del pueblo. Alberto Montes (España); Colectivo Licuado (Uruguay), Doa Ocampo (España), Jacoba Niepoort (Dinamarca), Koz Dos (Venezuela), Monkeybird (Francia), Mono González (Chile), Nuno Alecrim (Portugal), Sabotajealmontaje (España), Anna Willow (Reino Unido) y DiddiDavid (España) perfilan el abanico artístico de esta sexta edición. “Lo que nos interesa es convivir con ellos, porque de eso va el MIAU”, dice López.

Pero hay más. El MIAU aterriza con estrenos. Por primera vez explora el campo de las performances, una disciplina que materializa el proyecto Perfomiau, compuesto por las intervenciones Hiperyoismo del artista Víctor Bonet, Gesto en movimiento de Álvaro Pixó, Japenin (sic), variación Fanzara de Álvaro Terrones y A de Marta R. Sobrecueva.

Espectáculos de danza contemporánea –con la rusa Nikita Anishchenko y la española Carmen Lozano y su Synokon-, videoarte y conciertos riegan la ofertan cultural del museo de Fanzara, junto a un completo ciclo de ponencias, como la que acerca este sábado Fernando Figueroa Saavedra, doctor en Historia del Arte y uno de los referentes en el mundo del grafiti en España.

Inmersos en saborear los últimos coletazos del MIAU 2019, sus impulsores prefieren no aventurarse con la celebración de la séptima edición. Más conociendo de cerca el encaje de bolillos financiero que implica activar la programación año tras año. Por ello el museo aspira a consolidar su ruta de visitas guiadas por los murales que salpican las calles de Fanzara, y a potenciar los talleres de grafiti que organizan con los colegios y que dejan ya un balance de 7.500 participantes. Dos vías para ganar independencia monetaria y lograr que el MIAU esté vivo todo el año. Que Fanzara, con sus 280 habitantes, siga siendo la capital mundial del grafiti.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >