Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El día más triste de mi vida”

Una cuarentena de desalojados duermen en la escuela de Flix sin noticias sobre el estado de sus masías

Julie y Kent con sus perros.
Julie y Kent con sus perros.

Julie y Kent son un matrimonio de Gales que compró hace 15 años una pequeña masía en el camino de l’Eroles de Flix. La noche del miércoles durmieron en la escuela Enric Grau i Fontseré del municipio junto a otras 24 personas que también fueron desalojadas de sus casas ante la proximidad de las llamas. Otros desalojados durmieron en instalaciones de Bobera y Vinebre. En total, 41 evacuados, la gran mayoría son británicos aunque también hay holandeses, belgas y brasileños. “Desde hace años muchos ingleses cuando se jubilan se compran una casa barata y viven aquí con su pensión de Inglaterra”, aclara el teniente de alcalde de Flix, Francesc Casals. “El incendio comenzó en el estercolero de una granja y en el peor momento: Con viento de más de 30 kilómetros, con una humedad inferior al 30% y con más de 30 grados de temperatura”, alertaba el teniente de alcalde. Cuando se declaró la catástrofe el principal objetivo fue evacuar a las decenas de vecinos que viven en masías. “Los bomberos no sabían donde estaban todas las masías y el propio alcalde, Francesc Barbero, fue a buscar a los vecinos”, mantiene Casals.

Julie y Kent son uno de los matrimonios evacuados. “Me llamaron al móvil desde el Ayuntamiento. Veíamos el humo pero estaba muy lejos”, asegura Julie. Tras la llamada cogieron el coche, subieron a sus tres perros – Rustí, Coco y Ciro- y pusieron rumbo hacia el pueblo. Han dormido en unas colchonetas en el patio de la escuela. “Nuestros perros son parte de la familia y no íbamos a dejarles solos”, asegura Julie. Kent se ha marchado unos minutos por la mañana con una misión: comprarle una rosa blanca a su esposa porque cumple 75 años. Una rosa que ha entregado en el patio del colegio donde no saben cuanto tiempo más van a dormir. “No tenemos mucha información. Hoy, aunque sea mi aniversario, es uno de los días más tristes de mi vida. Nos dicen que el fuego no ha llegado a las casas pero no sabemos si es verdad”, lamenta Julie.

Delma Lópes en brasileña y vive, junto a su marido, desde hace un año en Mas Català, a siete kilómetros del núcleo urbano de Flix. “A las cuatro de la tarde estábamos en el huerto cuando un helicóptero bajó a treinta metros y nos dijo que nos teníamos que ir”, informa. Su marido asegura que la casa está, de momento, en perfectas condiciones. “Tengo una alarma con cámara y voy conectándome con el teléfono móvil. De momento hay luz y la casa parece que está en perfecto estado. Aún así, me dicen que la ermita de Flix, que está a unos metros, ha sido arrasada por las llamas”, lamenta.

La Generalitat se ha puesto en contacto con los consulados para alertarles de la situación que están sufriendo los evacuados.

El fuego se inicio en una granja de pollos 

Los Agentes Rurales aseguran que el incendio comenzó tras la combustión de un estercolero de una granja de pollos de la Torre del Español. Fuentes cercanas a la investigación aseguran que se trata de una granja donde el calor provocó una pequeña erupción que saltó a la masa forestal provocando el fuego. Una vez se hayan extinguido las llamas se investigará si se habían tomado todas las medidas de seguridad, dejando un perímetro de protección en el estercolero.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información