Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuatro heridos tras una explosión en una central hidroeléctrica en Tarragona

Tres trabajadores ya han sido dados de alta y otro afectado permanece ingresado en estado menos grave

explosiones tarragona
Un helicóptero medicalizado, en una foto de archivo.

Cuatro trabajadores resultaron heridos este sábado a causa de una explosión en la central hidroeléctrica de Riba-Roja d’Ebre (Ribera d’Ebre). Una potente deflagración los sorprendió mientras realizaban tareas de mantenimiento en una de las turbinas de la instalación. En concreto, estaban llevando a cabo unos trabajos de soldadura cuando, como consecuencia de las chispas, se desencadenó una explosión que les provocó quemaduras de diversa consideración. Tres de los afectados ya han sido dados de alta y el cuarto permanece ingresado en estado menos grave.

El Servicio de Emergencias Médicas (SEM) recibió el aviso de una deflagración en la central pasadas las tres de la tarde y movilizó varios dispositivos terrestres y aéreos. En total, cuatro ambulancias, dos helicópteros medicalizados y varias dotaciones de bomberos se desplazaron al lugar del accidente.

Los equipos de emergencia atendieron a cuatro trabajadores. Dos de ellos fueron evacuados en helicópteros medicalizados al hospital Vall d’Hebron de Barcelona y otros dos fueron trasladados al mismo hospital en ambulancia. A última hora de la tarde, tres de los heridos ya habían sido dados de alta. Un trabajador permanece ingresado en estado menos grave.

El embalse tiene un volumen superior a los 200 millones de metros cúbicos y se encuentra en el río Ebro, entre Aragón y Cataluña. Se halla a cinco kilómetros del núcleo de Riba-roja. Protección Civil informó que el accidente laboral no tuvo afectación en la la actividad de la central ni del pantano de Riba-Roja.

La central hidroeléctrica se empezó a construir en 1959 y entró en funcionamiento en 1966. La gestiona la compañía Endesa y tiene una potencia instalada de 262,8 megawatios. Fuentes de la compañía apuntaron que habitualmente no hay personal propio trabajando en la central, porque todas las actuaciones se coordinan desde el centro de control de operaciones hidráulicas, que está situado en la ciudad de Lleida. Los heridos estaban llevando a cabo tareas de reparación en las turbinas, un encargo que desde hace meses viene desempeñando personal cualificado de dos empresas portuguesas. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información