Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ada Colau: “Prácticamente seguro este será mi último mandato”

La alcaldesa de Barcelona insiste en que no ha firmado ningún acuerdo con Manuel Valls y asume "contradicciones" por aceptar su apoyo en la investidura

Ada Colau, este martes durante la entrevista en Rac1. VÍDEO: EUROPA PRESS

La recién revalidada alcaldesa Ada Colau ha justificado el hecho de haber recibido los votos del PSC y Manuel Valls en su investidura el pasado sábado por la necesidad de priorizar el tener la alcadía para aplicar sus políticas. "Yo he venido a gobernar, aunque tenga que asumir contradicciones. El apoyo de Valls no era el escenario que queríamos y no me gusta", ha admitido Colau, que ha añadido que su intención es desplegar su programa y no perpetuarse en el cargo. De hecho, la alcaldesa ha dejado la puerta abierta a abandonar el cargo de aquí a cuatro años. “Prácticamente seguro este será mi último mandato”, ha lanzado este martes en una entrevista en Rac1.

Colau ha sido muy crítica con el líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall —con una larga trayectoria política vinculada al PSC—, por haberle reprochado que pacte con los socialistas y que quiera "apoltronarse" en el cargo. "Hemos tenido que oír de todo. Nos han llamado putas, zorras", ha criticado Colau que, emocionada, ha admitido plantearse abandonar la política por "los costes personales" y por sus hijos. "Pero vale la pena luchar", ha remachado.

Sobre su investidura, Colau ha admitido que no le gusta haber tenido que contar con Manuel Valls y ha insistido que no existe ningún pacto con él. Su preferencia era, ha remarcado, un tripartito con ERC y PSC, que no fue posible porque "entre ellos no querían pactar". La alcaldesa también ha lamentado la oferta de última hora de los republicanos para repartirse la alcaldía durante dos años. "Maragall hizo el anuncio a la prensa, pero no trasladó la oferta al equipo negociador". Colau también ha reprochado a ERC que no consultara a sus bases sobre el pacto con los comunes y el PSC y ha incidido en el "doble discurso" de los republicanos en referencia a acuerdos con los socialistas. "No puede ser que ERC pueda pactar con el PSC en todo el territorio y que en Barcelona sea inconcebible".

Sobre la colocación del lazo amarillo en la fachada del Ayuntamiento, Colau considera que actualmente existen "más motivos" para hacerlo por la presencia de Quim Forn como concejal del Consistorio. "No lo hacemos para atacar o diferenciarnos del PSC", ha defendido Colau, que ha añadido que en el momento actual, y con el objetivo de "desjudicializar la política", es necesario "tener al PSC como aliado". "Tenemos que trabajar para hacer política y esto lo tenemos que hacer buscando las cosas que nos unen y los puntos de acuerdo, no ahondando en las diferencias", ha zanjado la alcaldesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >