Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tripartito de izquierdas en Sant Cugat toma posesión en medio de protestas

Esquerra, PSC y CUP asumen en sus discursos la particularidad de su pacto pero lo hacen “con cabeza alta”

La republicana Mireia Ingla, tras recibir la vara de alcaldesa de Sant Cugat del Vallès
La republicana Mireia Ingla, tras recibir la vara de alcaldesa de Sant Cugat del Vallès

El Ayuntamiento de Sant Cugat del Vallès no recuerda un pleno de constitución tan bronco como que el que ha tenido lugar este sábado y donde ha recibido la vara de alcaldesa la republicana Mireia Ingla, tras un pacto con los socialistas y la CUP. Decenas de personas convocadas por la Assemblea Nacional Catalana se han acercado a la Casa Consistorial para criticar tanto a ERC como a los anticapitalistas por pactar con el PSC, “el partido del 155”. Sus gritos constantes han hecho que se les llamara la atención en múltiples ocasiones.

La llegada de Ingla al Ayuntamiento se concretó ayer viernes, cuando finalmente las tres fuerzas progresistas sellaron un acuerdo que expulsaba a Junts per Catalunya de la alcaldía. Los neoconvergentes habían gobernado Sant Cugat de forma ininterrumpida en los últimos 32 años. Se trata de la ciudad con más renta de Cataluña y que alberga importantes sedes de empresas.  Junts per Catalunya, de hecho, fue la fuerza más votada y negoció sin éxito una coalición con Esquerra.

La sesión ya había comenzado con un tono bronco, pues una parte de los asistentes han gritado en contra los concejales del PSC -“botiflers”- y de Ciudadanos, por no añadir ninguna alusión a la república catalana o a los políticos presos en el juramento de sus cargos. Los independentistas sí han empleado esas expresiones y han asumido el cargo por "imperativo legal". Los ediles de Esquerra y la CUP también han sido recibidos por gritos y pancartas de “Ningún pacto con el 155”.

El concejal Joan Puigdomènech (Junts per Catalunya), que ha presidido la mesa de edad, no ha sido capaz de mantener el control de las intervenciones y en varias ocasiones se ha tenido que suspender la sesión hasta que volviera a reinar el silencio. Lo mismo le ha ocurrido a la secretaria municipal y a la alcaldesa electa. La edil anticapitalista Núria Gibert incluso ha tirado de la ironía cuando se le ha interrumpido con gritos como “traidora”. “Nosotros somos los antisistema y mira cómo estamos”, ha dicho. También se escuchaban gritos que recordaban el caso del 3%, de financiación ilegal de Convergència a través de comisiones de obra pública.

Gibert ha asegurado que la decisión de formar el tripartito de izquierdas “ha sido un paso difícil, valiente y que ha requerido mucha deliberación” y ha recordado que se ha debatido con las bases. “No podemos aplazar más tener la ciudad más desigual de Cataluña”, ha asegurado la anticapitalista. Ciudadanos, por su parte, ha pedido al nuevo ejecutivo municipal "levantar alfombras".

El concejal socialista Pere Soler ha agradecido la generosidad de Esquerra y la CUP, y también ha querido poner el acento en lo social. “Presentaremos un programa que cierra una etapa y que intentará que los que han tenido que marchar puedan volver a la ciudad donde han nacido”. De hecho, en su intervención, Ingla ha recordado que el precio de los pisos en Sant Cugat dobla al del promedio de la comarca. Carmela Fortuny (Junts per Catalunya) ha explicado que hará campaña "para preservar el modelo de ciudad".

La nueva alcaldesa republicana, además, ha recordado que el ejecutivo surge de los votos del 42% de los ciudadanos que participaron en las elecciones y ha asegurado que había un deseo de cambio. “Muchas personas se han sentido excluidas o poco representadas por el anterior gobierno de la ciudad. Mucha gente ha votado en clave progresista”, ha asegurado. Y también ha lanzado un mensaje respecto a las diferentes sensibilidades en el tema nacional dentro del nuevo gobierno municipal. “Hay independentistas, republicanos, personas que defienden la reforma de la Constitución. Pero no nos instalaremos en bloques por el beneficio de la ciudad”, ha dicho.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >