Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSC asume la alcaldía del pueblo de Junqueras con los votos de Cs

El socialista Miguel Comino dirigirá un consistorio al que se incorporará Ciudadanos en 2020

Maite Aymerich pasa la vara de alcalde a Miguel Comino.
Maite Aymerich pasa la vara de alcalde a Miguel Comino.

El socialista Miguel Comino ha sido investido este sábado alcalde de Sant Vicenç dels Horts, el pueblo del exvicepresidente Oriol Junqueras, y le ha arrebatado la alcaldía a Esquerra. En un salón de plenos repleto, y mientras decenas de personas seguían la sesión desde la plaza del consistorio, Comino ha recibido la vara de mando de manos de la anterior alcaldesa republicana, Maite Aymerich, gracias a los tres votos de Ciudadanos.

Desde el salón del Ayuntamiento, en el que volvieron a lucir las banderas oficiales hace 15 días, se escuchaban los gritos del público. Cada nombre era seguido de vítores y abucheos, que se desataron cuando Comino fue proclamado alcalde en primera votación. El socialista obtuvo la mayoría de 11 regidores gracias a los tres concejales de Ciudadanos, con los que el viernes llegaron a un acuerdo de gobierno que se sustanciará en enero de 2020, cuando los tres regidores naranjas se incorporen al gobierno del consistorio.

Comino ha aprovechado su primer discurso para lanzar un mensaje integrador: “Queremos que el ayuntamiento deje de ser una trinchera y sea un paraguas para la convivencia de la ciudadanía. Queremos que todos los vecinos, nos hayan votado o no, se sientan representados con nuestro trabajo”.

La anterior alcaldesa ha asegurado que seguirá los cuatro años en la oposición, y ha reprochado a Comino haber aceptado los votos de Ciudadanos y no haber querido aceptar un gobierno con Junts per Sant Vicenç, la plataforma que integra ERC.

Alcalde Junqueras

La llegada de Junqueras a la alcaldía hace ocho años fue una sorpresa en el Baix Llobregat, tradicional granero de votantes socialistas. Los dos grandes vencedores del último ciclo electoral, socialistas y republicanos, fueron los más damnificados en aquellos comicios. En las autonómicas de 2010, ERC se había dejado 11 escaños en el Parlament, y en las elecciones municipales perdió buena parte de su representación territorial. Uno de los nuevos alcaldes fue Junqueras, entonces eurodiputado y todavía presentado como historiador en algunos de los medios de comunicación en los que participaba.

Una de las vecinas que ha acudido al pleno a apoyar a la plataforma Junts, sostiene que les ha perjudicado la cercanía con las elecciones generales. “Junqueras hizo cohesionar el pueblo, estaba muy dividido entre los barrios del interior y los del exterior”, ha explicado.

Por el contrario, Jaime Prado, de 70 años y vecino del pueblo, tiene un mal recuerdo de la etapa republicana en el gobierno. "El cambio era necesario, yo confío en que el nuevo alcalde se dedique a gobernar y se acabe con la publicidad independentista. La anterior alcaldesa organizaba un montón de mítines por los presos a los que luego no iba nadie", critica Prado, señalando que la torre del Ayuntamiento todavía porta un lazo amarillo de bombillas y que durante meses el balcón ha lucido varias pancartas a favor de los políticos presos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >