Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OTRES COLUMNA i

De festivales

Creciendo como otro niño incomprendido en Madrid

Creciendo como otro niño incomprendido en Madrid, no creo que me haya identificado con un personaje de televisión tanto como con Daria Morgendorffer. Hacía frente a su vida confusa y aburrida desde la ironía, y junto a Jane Lane, creaban un sentido propio al Sick Sad World (enfermo y triste mundo) que les rodeaba. Ahí estaba yo con I., el Jane Lane de mi historia, corriendo hacia Sants arrastrando un piano y llevando unas plataformas de 20 centímetros. Antes muerta que sencilla.

De milagro no perdimos el tren. Volvíamos del Primavera Sound a Madrid y seguíamos en estado de éxtasis por haber visto en directo a Charli XCX, a Robyn, a Lizzo y a Janelle Monae.

“Menuda fantasía de edición”, dijo I. La verdad es que, a pesar de mi miedo inicial a que esta edición fuera una estrategia cosmética, fue todo lo contrario. Fue una maravilla. No solamente por el hecho de que el line-up fuera compuesto por más de 50% de mujeres, sino por mujeres racializadas, disidentes sexuales… “Totalmente”, le respondí, mientras sentía cómo la Daria Morgendorffer dentro de mi cabeza iba desapareciendo, poniéndome los ojos en blanco y volviendo a su maratón de literatura rusa.

El Primavera fue otro ejemplo de lo que podría ser si no bajamos la guardia para promover el cambio. A pesar de toda la resistencia, hay sujetos que están luchando día tras día para que esto ocurra. Como mis compañeras de Afroconciencia, Migrantes Transgresores, El Colectivo Ayllu que dedican sus esfuerzos para crear espacios de resistencia y de cuidados, o de SOS Racismo Madrid, que desde mañana al domingo organizan en Ópera la primera edición del Festival Antirracista. SOS Racismo es una asociación que fue constituida en el año 1992 con el objetivo de luchar contra el racismo y la xenofobia.

En la actualidad, se denuncia el racismo estructural e institucional en todas sus formas. El festival ha sido creado como un espacio de encuentro donde puedan confluir el debate, la reflexión y la expresión artística, siempre desde la mirada, experiencias vitales y sentir de las personas racializadas, a través de diferentes actividades: de mesas de debate a conciertos, pasando por artesanía, comida, etc.

El objetivo del festival es múltiple: contribuir a la denuncia del racismo estructural, denunciar la explotación y colonización de nuestros cuerpos, visibilizar nuestros saberes, conocimientos y expresiones artísticas, llamar a la acción antirracista política y demostrar nuestra capacidad de agencia y poder al resto de la sociedad. Además de eso, se organizarán paralelamente unos talleres de la Voguing Ball y la Charla Snap Bitch, que tendrán lugar en la nave 16 del Centro de Residencias Artísticas de Matadero. Paralelamente, el día 8 de junio se organiza el festiva de fanzines Mini-Pichi Fest.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información