Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estrategas para la partida de ajedrez de Madrid

El PSOE encomienda las negociaciones a Gabilondo y Franco, el PP a los diputados Pérez y Camins, y Ciudadanos, a Villegas

José Manuel Villegas, número dos de Ciudadanos.
José Manuel Villegas, número dos de Ciudadanos. EFE

Las negociaciones para formar gobierno en el Ayuntamiento y la Comunidad se han convertido en una compleja partida de ajedrez. Afectan a cinco partidos: PP, PSOE, Cs, Más Madrid y Vox. Implican a dos de las administraciones más importantes de España. Y se entrecruzan posibles compensaciones con alcaldías y gobiernos de todo el país. Para jugar esa partida, no todas las formaciones han elegido al mismo tipo de negociador. El PSOE ha optado por José Manuel Franco y Ángel Gabilondo, que estarán en contacto con el secretario de organización nacional, José Luis Ábalos. El PP, por los diputados David Pérez y Ana Camins, que responderán ante el secretario general, Teodoro García Egea. La estrategia de Más Madrid la fijarán directamente Manuela Carmena e Íñigo Errejón. Y Ciudadanos se ha encomendado a José Manuel Villegas, quizás el hombre con más experiencia negociadora que hay ahora en España.

“Nunca te miente”, dice una persona que conoce bien a Villegas sobre el número dos de Albert Rivera, que acumula un listado de negociaciones sin parangón entre sus homólogos.

El secretario general de Ciudadanos estuvo en el equipo que resolvió en 2015 pactos de investidura con el PP en Madrid, Castilla y León, Murcia y La Rioja; en el que después cerró un acuerdo de gobierno con Pedro Sánchez; en el que firmó la investidura como presidente de Mariano Rajoy; y en el que en enero de 2019 selló la de Juan Manuel Moreno Bonilla como presidente de Andalucia. “Es listo, tan sincero como positivo...pero nunca decide él en lo negativo”, añade este interlocutor sobre algunas consecuencias polémicas de aquellos pactos, como obligar a renunciar a Pedro Sanz, el ganador de las elecciones de La Rioja en 2015, para que el PP mantuviera el poder.

Ese currículo no impresiona a sus interlocutores del resto de partidos, que de hecho ven una oportunidad en que Begoña Villacís e Ignacio Aguado no sean sus interlocutores directos. A menos vinculación entre el resultado del acuerdo y las consecuencias personales que depare, más fácil llegar a un pacto, argumentan.

“Nosotros también vamos a trabajar de forma coordinada con la Ejecutiva federal y con Ábalos”, dice un negociador del PSOE-M, restando valor a que Ciudadanos afronte la negociación con su estructura nacional. “Además, casi nos viene mejor, porque aquí el que parece estar más enrocado es Aguado”, añadió sobre unas conversaciones que empezarán en lo programático, evolucionarán al debate sobre quién ocupa los puestos de poder y acabará influyendo en cómo se organizan otras instituciones, como la Asamblea de Madrid. “Nos viene mejor elevar el nivel de la negociación”.

Aguado ha vinculado su futuro al veto que estableció antes de las elecciones a Ángel Gabilondo, el candidato del PSOE. En consecuencia, ha expresado con claridad su preferencia por alcanzar un pacto con el PP que haga presidenta a Isabel Díaz Ayuso —segunda en los comicios, tras el aspirante socialista— y sea apoyado por Vox. El miércoles, Aguado fue el primero en mover un peón en la compleja partida por el poder madrileño. Sin cámaras, se reunió con Díaz Ayuso para tener una primera toma de contacto. Ese paso, dado entre fuertes presiones para que Cs no pacte con Vox, y para que respete que el PSOE gobierne en la Comunidad como lista más votada, fue validado ayer por Villegas.

“Lo más lógico es que lleguemos a acuerdos con un partido con el que tengamos acuerdos en común, y lo mas lógico será que negociemos con el PP”, aseguró ayer el secretario general de Cs en TVE-1, donde también reforzó la apuesta por no negociar ni compartir gobierno con Vox. “No nos vamos a sentar con Vox a negociar acuerdos de gobierno. Ni entradas en el gobierno ni pactos de gobierno”, setenció.

Quejas de Vox

“Ciudadanos, acomplejado ahora frente a la izquierda, se suma a este discurso de que Vox es ultraderecha y de que con Vox no se puede sentar”, censuró Rocío Monasterio, la candidata del partido de Santiago Abascal en Madrid. “Si uno pretende llegar a la presidencia de una Comunidad con los votos de otro, no puede dar distinta legitimidad a unos votos y a otros”, añadió sobre Díaz Ayuso, consciente de que la izquierda está intentando fraguar mayorías alternativas en el Ayuntamiento y la Comunidad para que Vox no sea decisivo.

Así, el PSOE espera iniciar una ronda de contactos el lunes, con una cita entre Franco, Gabilondo e Íñigo Errejón, el líder de Más Madrid. Este, por su parte, ofrece a Ciudadanos y PSOE los votos de los 20 diputados y los 19 concejales de Más Madrid para articular una mayoría alternativa a la de las tres derechas (PP, Cs y Vox).

“Dije que haría todo lo que estuviera en mi mano para que el PP no esté al frente de la Comunidad y el Ayuntamiento, más aún una fuerza como Vox que quiere retroceder el país 50 años”, resumió en la cadena SER. La primera opción de Errejón es que Manuela Carmena se haga con la alcaldía, un proyecto para el que difícilmente logrará el apoyo de Cs. No obstante, Más Madrid ya valora la opción de apoyar a Villacís como alcaldesa con tal de evitar que Vox logre el poder.

La partida se juega contrareloj. El día 11 se constituye la Asamblea, y el 15 el Ayuntamiento. Cuando ese día llegue, el duelo ya tendrá ganadores y perdedores.

Estrategas para la partida de ajedrez de Madrid

La opción preferida de Villacís: PP+Cs+PSOE

Desde la misma noche electoral, Begoña Villacís, líder municipal de Ciudadanos, propuso como su combinación ideal la formación de un Ejecutivo consistorial apoyado en PP, PSOE y Ciudadanos. Es la opción más complicada de todas.

Como en ese caso el alcalde sería José Luis Martínez Almeida (PP), o ella misma, el PSOE tendría como único incentivo que Vox no fuera decisivo. Además, el PP no podría ofrecer como contrapartida su apoyo a Ángel Gabilondo como presidente de la Comunidad, porque a ese puesto también opta Isabel Díaz Ayuso. 

Así, Ciudadanos tendría que apoyar a la candidata popular en la Asamblea y compensar al PSOE con su voto favorable en otros municipios o regiones. 

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información