Sánchez se despide del Parlament con reproches a Torrent y a la CUP

Los diputados Jordi Sànchez, Josep Rull y Jordi Turull cierran su etapa en la cámara catalana

Diputados independentistas aplauden a los familiares de Jordi Turull, Jordi Sánchez y Josep Rull.
Diputados independentistas aplauden a los familiares de Jordi Turull, Jordi Sánchez y Josep Rull.PARLAMENT

Los líderes independentistas Jordi Sánchez, Josep Rull y Jordi Turull, encarcelados en Soto del Real y ahora diputados suspendidos en el Congreso, han querido despedirse este jueves del Parlament con tres misivas que han leído desde el atril sus compañeros de grupo. Quim Torra, presidente de la Generalitat, ha leído la carta de Jordi Sánchez que ha lanzado un reproche a Roger Torrent, presidente del Parlament, y a la CUP, aunque sin citarlos, por no haber dado luz verde a la sesión de investidura de Carles Puigdemeont y haber votado en contra de la de Jordi Turull, respectivamente.

Más información
La Fiscalía mantiene las peticiones de condena a la cúpula del ‘procés’
PSOE, PP y Cs suspenden a los diputados presos sin Podemos
El independentismo recupera la mayoría en el Parlament con la renuncia de Sànchez, Rull y Turull

En su escrito de renuncia, Sánchez muestra su "tristeza" por no haber ocupado el escaño ni un solo día -"Me voy abatido ni mucho menos vencido"- y expresa que no renuncia a que Cataluña se convierta algún día en un estado en forma de república aunque insiste en que por encima de todo reivindica el referéndum y que los catalanes puedan elegir. En un momento de la misiva, Sánchez desliza sus discrepancias con Esquerra y la CUP: "Permitidme no rehuir un momento de divergencia con algunos de vosotros en la afirmación que todo hubiera ido mejor si el 30 de enero de 2018 este Parlament hubiera celebrado la sesión de investidura del entonces candidato y en aquel momento el presidente en funciones Carles Puigdemont independientemente del desenlace que hubiera tenido".

Acto seguido, el ya exdiputado del Parlament también señala que hubiera habido "menos dolor" si nadie hubiera convertido en "imposible" la investidura de Turull en aquel 23 de marzo "imposible de olvidar". La CUP votó en contra de la investidura del convergente. Un día después, el juez Llarena ordenaba el ingreso en prisión del candidato y del resto de diputados. "Lamentablemente no podemos volver atrás. Toca mirara dela te y construir espacios sólidos y plurales de diálogo", añade.

Albert Batet, portavoz del grupo de Junts per Catalunya, ha leído la carta de Turull en la que había menos contenido político así como la diputada Mónica Sales la de Josep Rull, también en la misma línea. Tras la lectura de las tres cartas, los diputados independentistas se han puesto en pie y han aplaudido mirando a los familiares de los presos. Diputados de Ciudadanos y del PP han permanecido en sus escaños indiferentes a la escena y muchos socialistas, entre ellos Miquel Iceta, se han sumado a los aplausos sentados y sin darse la vuelta. Con la renuncia de los tres diputados a sus actas del Parlament, el independentismo ha recuperado la mayoría absoluta en el hemiciclo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS