Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Anna Saliente: “La Guardia Urbana funciona como un ‘lobby’ político”

La candidata de la CUP asegura que apoyará la investidura de Colau si así lo decide la asamblea

La candidata de la CUP, Anna Saliente.

Anna Saliente (Barcelona, 1991) es la candidata de la CUP a la alcaldía de Barcelona. “Me eligieron en las asambleas y dije que sí. Somos un proyecto cero personalista”, explica Saliente, que no votará en las europeas y odia celebrar su cumpleaños.

Pregunta. Las encuestas hablan de Maragall o Colau. ¿De qué lado está la CUP?

Respuesta. No tenemos apriorismos respecto a Colau o Maragall porque dependerán de lo que pongan sobre la mesa. Al gobierno de Barcelona en Comú le ha faltado valentía y voluntad política para tomar medidas transformadoras, y ERC presenta un riesgo considerable de renuncias al plan independentista y totalmente desvinculado de un proyecto social.

P. ¿Se ve apoyando la investidura de Colau?

R. Lo que digan las asambleas Anna Saliente lo hará.

P. ¿Cuál es la principal urgencia de Barcelona?

R. La vivienda. Hay que recuperar el control público sobre todos aquellos ámbitos que están regulados por el ámbito privado.

P. Usted no cree que haya que aumentar el número de policías, pero la principal preocupación de los ciudadanos es la seguridad.

R. Toda la inseguridad es producto de la desigualdad social. Hacen falta más trabajadores sociales, educadores, mejores servicios públicos para revertir esta situación de desigualdad.

P. Pero también hace falta más Guardia Urbana.

R. No hay necesidad. De hecho, la Guardia Urbana funciona como un lobby político en Barcelona, lo ha reconocido en diversas ocasiones el Comisionado de Seguridad, cuando se han intentado hacer planes de formación feminista o antirracista ha habido mucha resistencia y ha sido imposible aplicarlos porque la Guardia Urbana lleva 40 años acostumbrada a funcionar sin ningún tipo de control. Se debe aumentar el control antes de hablar de cuántos urbanos más hay que poner.

P. ¿Qué haría usted con el top manta?

R. Somos la única fuerza que ha denunciado la violencia policial ejercida contra el top manta. Es un problema de irregularidad administrativa de personas que producto de la ley de extranjería y de la situación de irregularidad no tienen otra forma de subsistencia. Entendemos que el top manta es una estrategia de supervivencia, y apostamos por alternativas que pasan por la desobediencia de la ley de extranjería y la recolocación laboral, como el sindicato de manteros. Y mientras estas alternativas no existan, lo que hay que hacer es habilitar zonas en las que puedan vender sin que haya situaciones de violencia policial.

P. ¿Dónde? ¿En plaza de Catalunya, por ejemplo?

R. No lo hemos concretado.

P. ¿La CUP renovaría el Congreso de Móviles?

R. No. La riqueza que genera no revierte en los vecinos sino en empresas privadas.

P. ¿Cómo pretende hacer decrecer el turismo?

R. El crecimiento del turismo no ha sido espontáneo. Las decisiones no se han tomado desde el Ayuntamiento sino desde el Consorcio de Turismo, presidido por Joan Gaspart. Proponemos la disolución del consorcio. Otra cuestión, el PEUAT (Plan Especial Urbanístico de Alojamientos Turísticos): en su momento se nos dijo que frenaría la situación de crecimiento turístico desmesurado, y por tanto, o PEUAT o barbarie. Nos hemos encontrado que era barbarie o más barbarie. El número de plazas turísticas ha crecido en un 41%, y por tanto la situación ahora mismo es grave. Por lo tanto hay que revisar el PEUAT.

P. En los debates se ve como JxCat y ERC esquivan el procés.

R. Somos el único partido netamente independentista. No se está siguiendo el proceso de desobediencia y se está renunciando a la lucha por el derecho de autodeterminación en pro a un posible pacto autonomista con el Estado.

P. ¿Autonómicas en otoño?

R. Sí, consideramos esta posibilidad por la incapacidad de avanzar en la reversión de un modelo que está generando cada vez más desigualdad, y por la incapacidad de llevar a cabo la ruptura con el Estado.

P. Candidata nueva, 27 años. ¿Es la CUP una cantera? ¿Cómo lo hacen?

R. Una cantera [ríe]. Llevamos mucho militando en movimientos sociales en nuestros barrios. La política forma parte de nuestras vidas, no es una parcela de profesionalización.

P. ¿Le preocupa que la CUP desaparezca del Ayuntamiento?

R. La sensación que tenemos es que las calles están más fuertes que nunca. La propuesta de cambio de Barcelona en Comú ha sido absolutamente insuficiente. Y por otro lado hay una desafección clara con la estrategia procesista y el riesgo de un pacto autonomista. Estaremos en el Ayuntamiento de Barcelona y seremos más fuertes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >