Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El DocsBarcelona vuelve con su programa más paritario

La 22ª edición del festival proyectará un total de 41 documentales de 26 países

Fotograma de Aquarela, el documental de Viktor Kossakovsky.
Fotograma de Aquarela, el documental de Viktor Kossakovsky.

Entre naturaleza, voces femeninas y miradas inquietas, el DocsBarcelona vuelve hoy con un programa en el que destaca la presencia de una veintena de directoras, la cifra más alta hasta la fecha en el historial del evento. El cartel cuenta con un total 41 documentales que provienen de 26 países, algo que Tue Steen, jefe de programación, define como una apuesta por la diversidad y la calidad, en vez de la cantidad. “Mientras que otros festivales invitan al público a escoger entre 100 o más películas, nosotros queremos hacerlo más fácil y seleccionar sólo 40 grandes producciones”, asegura.

Bajo el lema “miradas inquietas”, el festival tendrá diez días de proyecciones en el CCCB y cines Aribau. Lo inaugura esta noche Aquarela, de Victor Kossakovsky, una experiencia audiovisual alrededor de la fuerza del agua y lo cerrará, el sábado 25, El Pepe, una vida suprema, de Emir Kusturica, que retrata la vida del expresidente de Uruguay, Pepe Mujica. Durante el festival también se estrenará en primicia la nueva serie El caso del Alcásser, fruto de la colaboración de Netflix España con la productora Bambú y dirigida por Elías León, que retrata el mediático caso de tres niñas asesinadas en el pueblo valenciano en 1992.

Una de las claves de esta edición es el protagonismo femenino. Además de las más de 20 directoras, cuenta con 13 producciones con mujeres protagonistas y un hilo narrativo que reivindica el poder de las mujeres luchadoras, desde In Search, de Beryl Magoko, que investiga la mutilación genital femenina, o What Walaa Wants, de Christy Garland, que narra la vida de una joven refugiada, hasta Me Llamo Violeta, la historia de la hija transgénero de los actores de cine adulto Nacho Vidal y Franceska Jaimes.

La naturaleza será otro de los temas de esta edición. “Durante siglos hemos creído que los humanos éramos los reyes del planeta, pero con el tiempo hemos descubierto que no, que el planeta es compartido, y esto se ha convertido en un gran foco para el cine” afirma el director del certamen, Joan González. El agua —en Flow, de Nicolás Molina y Aquarela, de Victor Kossakovsky, y el bosque —en The Ancient Woods, de Mindungas Survila— serán algunos de los paisajes protagonistas de las historias, aunque también destaca la presencia animal con Honeyland, de Tamara Kotevska y Ljubomir Stefanov, sobre la apicultura o Los Reyes, de Bettina Perut y Iván Osnovikoff, que narra la vida de dos perros callejeros en Chile.

Por último, la política internacional completa el podio de temáticas con el estreno de Avec un sourire, la révolution!, de Alexandre Chartland, sobre el procés, I Had a Dream, radiografía de la política italiana de Claudia Tossi y el análisis del ascenso de Vladimir Putin al poder, Putin’s Witnesses, obra del cineasta ruso exiliado Vitaly Mansky, entre otros títulos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >