Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora de À Punt reconoce la deficiente cobertura de la noche electoral y su gestión se evaluará en junio

Empar Marco hace autocrítica al presentar el plan para los comicios municipales en el consejo rector, que presentará un informe sobre su gestión en dos meses

El consejo rector reunido este viernes en À Punt.
El consejo rector reunido este viernes en À Punt.

El consejo rector de À Punt aprobó este viernes el plan de campaña electoral para los próximos comicios municipales y europeos, que se celebrarán el 26 de mayo. Previamente, la directora de la televisión autonómica valenciana, Empar Marco, hizo autocrítica sobre la cobertura que la cadena realizó de la pasada noche electoral, con las autonómicas y las generales en juego. Reconoció que las cosas no se habían hecho bien y que se debían corregir para acometer la nueva campaña, según coinciden varias fuentes.

La cobertura del pasado domingo, de ocho horas de duración, fue deficiente y por momentos caótica. Hubo numerosos errores, sobre todo técnicos y de realización, rótulos que no guardaban relación con lo que decían las periodistas o se quedaban anticuados y permanecían en pantalla, gráficos anunciados que no aparecían, declaraciones de los principales protagonistas que se interrumpían abruptamente. Algunos consejeros sacaron a colación el problema para incidir en la necesidad de solucionarlo y mejorar en las próximas fechas. Por el contrario, la información de la campaña política previa a la noche electoral no ha suscitado apenas críticas. El plan de Marco para las locales y las europeas fue aprobado.

También se abordó que el consejo rector dará a conocer a finales de junio, cuando la cadena cumpla un año completamente operativa, la evaluación de la labor de la directora general de A Punt, un proceso que "se enmarca dentro del proceso previsto en los contratos del personal directivo", según una nota de la propia corporación. Para esa evaluación se deben medir numerosos indicadores, que incluyen también la penetración social de una televisión hablada íntegramente en valenciano y nacida en la era de las redes sociales, de la revolución en el consumo televisivo y un mercado muy atomizado. El consejo contará con la ayuda de una firma externa a la que se le ha encargado un informe sobre el clima laboral de la empresa pública. El contrato de Marco, renovable, concluye en marzo del 2020.   

Además, se aprobó un comunicado de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) defendiendo su actuación "ante la decisión de una jueza de Paterna (Valencia) que ha citado a declarar como querellados al presidente de la corporación, Enrique Soriano, y a la directora general de A Punt, Empar Marco, por una querella por prevaricación interpuesta por el PP". En él asegura "que el contrato para la serie La Tramuntana no incumple la legislación; que los diez contratos menores cuestionados por ese partido están dentro de los límites legales, y los de los directivos cuentan con autorización de Hacienda y el Consell Rector".

Redacción de À Punt.
Redacción de À Punt.

Ambos están citados a declarar el 20 de junio por presunta prevaricación en la adjudicación de un contrato por 1,3 millones sin cumplir los principios de igualdad, publicidad, mérito y capacidad. El programa La Tramuntana fue uno de los proyectos seleccionados "por unanimidad" por el Alt Consell Consultiu de l'Audiovisual, "con una consulta preliminar de mercado previa convocada por la Presidencia de la Generalitat antes de que A Punt estuviera en funcionamiento", añade la nota del consejo rector, que insiste en su legalidad.

A propósito de esta querella, el presidente en funciones de la Generalitat, Ximo Puig, afirmó ayer que tiene "confianza en que se han hecho las cosas bien" en À Punt y niega estar "preocupado"."Es una cuestión muy previa", agregó. La portavoz del PP, Isabel Bonig, instó al Consell a "repensar el modelo antiguo" de À Punt tras la citación."Supongo que ya lo estarán repensando, no lo dice el PP, es algo que dijo Puig. Y el portavoz de Ciudadanos, Toni Cantó, pidió "la dimisión inmediata" de Marco a la que volvió a acusar de ser propagandista de Compromís.

La querella y las informaciones periodísticas críticas con la directora o que apuntaban incluso la posibilidad de su relevo habían caldeado el ambiente previo a la reunión del consejo rector. Este, sin embargo, se ciñó al orden del día. El consejo rector es el único órgano con capacidad real de cambiar la dirección y no es una mera comparsa, como el antiguo consejo de administración de Canal 9, según recordaron ayer. Fuentes de À Punt apuntaron que los cinco vocales del consejo elegidos por las Cortes no suelen responder a las consignas de los partidos que los propusieron. También se incidió en que la reunión mixta de seguimiento, formada por representantes de la Generalitat y de À Punt, celebrada el pasado martes sin presencia de Marco, fue convocada la semana anterior, no después de la noche electoral, y que se trata de una herramienta contemplada desde el principio en el contrato programa. Como suele suceder en las televisiones públicas, la responsable de À Punt, Empar Marco, está en el disparadero político.

Empar Marco, en À Punt.
Empar Marco, en À Punt.

Se la critica por baja audiencia (en torno al 2% de media), por la escasa penetración social, por no haber cumplido con el contrato de llegar a los cuatro millones de ingresos publicitarios (han sido 800.000 euros) y por no tener mano izquierda en su trato con los representantes políticos. Desde À Punt se pide tiempo y se recuerda que no llevan ni un año en antena, que los recursos son limitados, que la audiencia es la exigida en el contrato y que buena parte de los audímetros están situados en poblaciones castellanohablantes y, además, no reflejan el consumo a través de la redes.       

En el consejo también se celebró un sorteo para determinar qué miembros del órgano que tendrán que dejar el cargo en seis meses. Los seleccionados han sido la representante del Consell de l'Audiovisual Mar Iglesias, Vicente Cutanda (propuesto por el PP), Rafael Xambó (por Compromís) y Marc Pallarès (ex diputado de Podem en Corts nombrado tras el cese del vocal propuesto por el PSPV-PSOE Vicent Vergara). Según la ley de creación de medios de comunicación públicos, el Consell Rector se tiene que renovar parcialmente cada tres años. En esta primera renovación se tiene que cambiar una de las dos miembros del Consejo Rector que nombra el Consell Audiovisual de la Comunitat Valenciana, y uno de los tres de los miembros que nombra Les Corts. Existe la posibilidad que sean nuevamente elegidos.

En todo caso, los miembros se mantendrán en el cargo hasta que el Consell Audiovisual, por un lado, y el pleno de Les Corts, por otro, elijan por mayoría de dos tercios en primera votación las personas que formarán parte del máximo órgano de administración de la Corporación Valenciana de mediados de Comunicación. Es decir, que pueden estar mucho más tiempo en sus actuales cargos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >