Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de personas claman contra el “empobrecimiento generalizado” en las marchas del 1º de Mayo

Paulo Carril, de la CIG, define la situación como de "emergencia social" mientras que José Antonio Gómez, de UGT, advierte al Gobierno de que "no puede fallar" a los ciudadanos que "hablaron en las urnas votando a la izquierda"

Miles de personas han recorrido este 1 de mayo las calles del centro de Vigo en la manifestación principal convocada en Galicia por la CIG bajo el lema 'Recuperar dereitos para avanzar. Na Galiza, emprego, salarios e pensións dignas', para denunciar la situación de "emprobrecimiento generalizado" de la ciudadanía. En la marcha, que ha partido del barrio de A Dobrada algo más tarde de las doce, ha participado el secretario general de la CIG, Paulo Carril, junto a la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, la eurodiputada Ana Miranda y el candidato del Bloque a la Alcaldía de la ciudad, Xabier P. Igrexas.

Antes de arrancar, Carril ha llamado a exigir cambios en las políticas sociales y laborales ante un estado que ha definido como de "emergencia social" para la población. Así, ha denunciado el aumento de los bajos salarios. Además, ha resaltado la difícil situación a la que se enfrentan la industria electrointensiva en Galicia, en referencia a los casos de Ferroatlántica y Alcoa, y el sector de la automoción, en el que, según ha apuntado, se han producido expedientes de regulación de empleo (ERE) en los últimos meses que se suman a los anunciados en empresas de telemarketing.

En este sentido, ha criticado la falta de "voluntad" de actuación al respecto por parte del Gobierno central y la Xunta y ha señalado la necesidad de dar respuesta a la situación de la industria para evitar que los gallegos se vean obligados a emigrar. La portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, ha señalado que, en los últimos años, se ha comprobado el "fracaso de las políticas neoliberales y centralistas" que, a su juicio, "no permiten darle oportunidades de futuro" a las personas que desean vivir en Galicia.

Ante esta situación, ha abogado por la derogación de las reformas laborales, por garantizar "pensiones dignas", por recuperar la edad de 65 años como la ordinaria para la jubilación y por reducir la jornada laboral a 35 horas. También ha pedido el voto para el BNG de cara a las próximas elecciones municipales ya que, según Pontón, será la "voz firme" de Galicia que defienda sus sectores productivos y apueste por un nuevo modelo económico ante las políticas neoliberales. Además, ha considerado que la tendencia "al alza" de su formación se verá reflejada en las urnas.

Al término de la marcha del sindicato se ha leído un manifiesto en el que se ha remarcado la necesidad de "tomar las calles" para garantizar el empleo, las condiciones salariales y unas pensiones dignas para los gallegos. Así, la CIG ha denunciado que la crisis ha conllevado a la "consolidación de la precariedad", de la "pobreza laboral", del "empobrecimiento generalizado" y del aumento de las discriminaciones de género y de las personas en riesgo de exclusión social, entre otras consecuencias.

En esta línea, se ha responsabilizado a las políticas llevadas a cabo por el Ejecutivo central durante la etapa de Mariano Rajoy de los puestos de trabajo que están en riesgo en Galicia en empresas como Bosch, Levantina y Pili Carrera, y se ha acusado a Pedro Sánchez de permitir que las reformas laborales sigan vigentes y de haber mantenido un sistema económico "marcado por la Unión Europea".

En A Coruña, unas 7.500 personas según los convocantes (3.500 según la Policía Local) se han movilizado también en demanda de un "giro social" en las políticas del Gobierno en la movilización central de UGT y CC OO con motivo del 1º de Mayo en la ciudad herculina. El lema de la movilización, que ha partido de la plaza de A Palloza en dirección a la Delegación del Gobierno, donde ha concluido ha sido este año "Primeiro as persoas". En la pancarta, podía leerse también "A loita continúa. Dereitos+Igualdade+Cohesión".

Además de la manifestación central en A Coruña, CC.OO. y UGT han convocado también conjuntamente protestas en Vigo, Ferrol, Santiago, Burela, Ourense, Vilagarcía, Pontevedra, Viveiro y Lugo. En declaraciones a los periodistas, el secretario xeral de UGT-Galicia, José Antonio Gómez, ha incidido en que los ciudadanos "hablaron en las urnas votando a la izquierda". "Y no les puede fallar", ha advertido al Gobierno. "Hay que recuperar derechos, más igualdad y más cohesión social", ha añadido.

Derogar las reformas laborales y de las pensiones

Entre otras cuestiones, ha reclamado la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, así como la de las pensiones de 2013. De hecho, estas han sido algunas de las demandas coreadas por los participantes, junto con otras como "Lo público es servicio, lo privado beneficio".

"Enerxía solución", en demanda de un estatuto electrointensivo que reclaman trabajadores de empresas como Alcoa (presentes también en la protesta junto a empleados de Isowat, sobre la que pesa una amenaza de cierre) o "Menos corrupción, más educación", han sido otras de las proclamas durante todo el recorrido.

En coincidencia con las manifestaciones del dirigente de UGT, el secretario xeral de CC OO en Galicia, Ramón Sarmiento, ha insistido en la necesidad de "un giro social" que ponga fin "a las políticas de devaluación de derechos". También ha instado a volver "a la lógica de que se pacten las políticas" y, en particular, ha llamado a consolidar "desde el minuto uno" los derechos sociales.

También ha reclamado políticas que luchen "por la igualdad" y que aborden "los procesos de transición energética y tecnológica". "Hay que garantizar políticas que pongan el derecho al trabajo en el centro de la estructura de la sociedad", ha sentenciado. Y es que Sarmiento ha incidido en que medidas como la subida del salario mínimo interprofesional evidencian que son "justas y eficaces económicamente".

En sus declaraciones, el secretario xeral de UGT-Galicia, José Antonio Gómez, ha instado también a "volver el Pacto de Toledo" y a cambiar "la política fiscal" de cara a recuperar "derechos de la personas". Además, con motivo de esta movilización, ambos sindicatos han reclamado la "mejora" de los derechos de los autónomos, el establecimiento de 1.000 euros al mes como salario mínimo interprofesional para 2020 y tolerancia "cero" contra la siniestralidad laboral, entre otras cuestiones.

En un comunicado hecho público esta jornada, ambas centrales inciden en que "llegó el momento de garantizar el empleo de calidad". Al respecto, recuerdan que en Galicia "aún hay 153.900 personas en situación de desempleo" y que en el último año se registraron "900 activos menos". A ello, suman la demanda de un servicio público de "calidad", para lo que solicitan el incremento de los recursos públicos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >