Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ni héroes ni mártires: panolis

Este año le toca comerse el marrón al nuevo presidente en funciones Pedro Rollán

Celebración del Dos de Mayo en 2016 Ampliar foto
Celebración del Dos de Mayo en 2016

Este reló tan fatal

que hay en la Puerta del Sol,

dijo un turco a un español,

¿por qué funciona tan mal?

El turco, con desparpajo,

contestó cual perro viejo:

“Este reló es el espejo

del Gobierno que hay debajo”

A mediados del siglo XIX, el edificio que ahora es sede de la Comunidad de Madrid acogía el Ministerio de la Gobernación. El reloj que presidía su torre ofrecía tal desbarajuste horario, que las autoridades españolas se decidieron a buscar a uno de los mejores relojeros de Europa para encargarle la fabricación de uno nuevo. El leonés José Rodríguez Losada, exiliado en Londres debido a sus ideas liberales, aceptó el trabajo, y ahí tenemos el reloj de la Puerta del Sol. Sigue funcionando con una precisión del carajo, al contrario que el gobierno que hay debajo. Y así llevamos desde 1995.

Alberto Ruiz Gallardón adoptó una pose de moderno-progre y se destapó más antiguo que el hilo negrox. A Esperanza Aguirre la Púnica le pisa los talones. A Ignacio González lo atropelló la operación Lezo. Cristina Cifuentes se sacó un máster de la manga y se guardó unas cremas en el bolso. Ángel Garrido presidió un rato, dimitió al siguiente, se regateó a sí mismo y se ha apuntado a un partido del que dijo que no había que fiarse y a cuyos dirigentes definió como tontos útiles. Faltan Gaby, Fofó y Miliki para poner orden en la pista.

El 2 de mayo del año pasado solo estuvo en esta pretendida fiesta madrileña, tan falsaria como engañosa, uno de todos esos expresidentes citados. No le quedaba más remedio porque era el presidente. Pero ya no lo es. Ahora también es ex.

Los otros cuatro no fueron admitidos por sus colegas de partido en 2018. Y este año tampoco será bien recibido por el diezmado PP el ciudadano Ángel Garrido. Salen a pifia por año.

Así que este año le toca comerse el marrón al nuevo presidente en funciones, Pedro Rollán, quien, presumiblemente (quiero equivocarme), dará el habitual discurso institucional con los manidos y falsarios términos “heroico” y “mártires” con los que siempre adornan a los madrileños que aquel 2 de mayo de 1808 solo hicieron el panoli.

Fueron engañados por unas autoridades que los animaron a dar la cara mientras aristócratas, autoridades y militares (a excepción de los famosos Daoíz, Velarde, Ruiz y los 70 soldados que los siguieron) permanecieron a cubierto y tomando cañas con los franceses.

Los gobernantes de ahora llaman héroes a los madrileños de entonces, cuando los gobernantes de entonces dejaron tirados a los ciudadanos. Puede que alguien, alguna vez, se atreva a pedir disculpas a los madrileños de hoy en nombre de aquellos gobernantes que ordenaron permanecer acuartelados a los 3.000 hombres de la tropa española mientras los franceses fusilaban a diestro y siniestro a héroes y mártires desinformados.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información