Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El puerto de Valencia planea instalar un parque de aerogeneradores

Aurelio Martínez considera que la ampliación es necesaria para crecer al presentar un paquete de medidas contra el cambio climático y a favor de la sostenibilidad

Contenedores en el puerto de Valencia.
Contenedores en el puerto de Valencia.

La ampliación del Puerto de Valencia, ya aprobada con un coste cercano a los 1.200 millones de euros, es necesaria si se quiere seguir creciendo, generar economía, mantener el carácter transoceánico y competir por el liderazgo comercial. Fue la respuesta del presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), Aurelio Martínez, ante la pregunta sobre si la medida más efectiva para reducir la contaminación, favorecer la sostenibilidad y lograr la autosuficiencia energética no sería dejar de ampliar el puerto por el Norte. Martínez incidió en que la decisión estaba tomada hace tiempo y que beneficiaba a la ciudad, después de presentar un paquete de acciones encaminadas, precisamente, a lograr los objetivos medioambientales señalados.  

Entre las medidas anunciadas destaca el plan eólico de Valenciaport con el que se podría alcanzar dos décadas antes el equilibrio energético marcado por la Unión Europea para 2050 de autosuficiencia energética. El plan incluye la instalación de aerogeneradores -entre tres y cinco torres en una primera fase y dos más en una segunda-, si bien está condicionado a la modificación del actual plan eólico de la Generalitat, que solo permite la instalación de una torre. Además, se prevé la implementación de 3.000 placas fotovoltaicas y la construcción de una subestación eléctrica "encapsulada" que permita que los buques se conecten a su suministro. Junto a Martínez, se encontraban el jefe de Seguridad, Medio Ambiente e Instalaciones, Federico Torres, y el responsable de Medio Ambiente, Santiago López.

Martínez ha destacado que desde hace más de tres años se han realizado estudios de viabilidad a partir de los cuales se ha trazado un proyecto eólico en dos fases. Este plan está pendiente de que la Consejería de Medio Ambiente autorice que se integre el puerto en el Plan Eólico, que ha afirmado que está "pendiente de una revisión", ya que con el actual marco normativo solo se podría instalar un aerogenerador. "Lo tenemos hecho, falta que den los últimos estudios y lo presentaremos inmediatamente a la Consejería de Medio Ambiente", ha avanzado.

Previa autorización de la administración, en una primera fase, se instalarían entre tres y cinco aerogeneradores, que supondrían generar de 12 a 16 megavatios, con una producción energética anual de unos 27.000 megavatios por hora. Estas actuaciones supondrían un coste de entre 13 y 18 millones de euros (1,1 millón por megavatio instalado). Además, ha asegurado que estas infraestructuras pueden construirse con "relativa facilidad", ya que "simplemente hay que anclarlas en los espigones".

Aurelio Martínez ha remarcado que el consumo actual de energía eléctrica del Puerto es de 13 megavatios. Por tanto, si pudiese instalar "cuatro o cinco torres eólicas a máxima producción" conseguiría alcanzar en 2025 el equilibrio energético que Europa ha marcado como objetivo para el año 2050.

En una segunda fase, se emplazarían dos aerogeneradores más, por lo que el recinto portuario podría alcanzar los 24 megavatios y "cubrir también todas las necesidades futuras razonables previstas" bajo los objetivos de sostenibilidad europeos.

Federico Torres y Aurelio Martínez han explicado que cuando se diseñó la ley eólica no existía la previsión de ubicar torres eólicas en el Puerto y se "prohibía genéricamente en el litoral" el desarrollo de un determinado número de aerogeneradores. Por tanto, el recinto portuario quedó fuera del Plan Eólico y actualmente solo podría instalar una torre de hasta tres megavatios.

"Si no nos autorizan, no hay otra forma de cumplir las exigencias europeas", han advertido, antes de señalar que el plan está "ya hablado con la propia Consejería" y que, si no se autoriza la ampliación, instalarán al menos una torre.

Asimismo, se han referido a la Torre Eólica que una inciativa privada prevé construir dentro de las instalaciones del Consorcio Valencia 2007r. En un primer momento, uno de los aerogeneradores quedaba "pegado" a esta infraestructura, pero el nuevo plan lo ubica a más distancia para evitar los efectos negativos que pueda tener la torre eólica de la APV sobre la otra. "Renunciamos a una cierta capacidad de generación en beneficio de que la ciudad pueda disfrutar de un hito arquitectónico emblemático, no tenemos ningún inconveniente", subrayó Martínez.

Por otro lado, para combatir el cambio climático, la APV pretende la electrificación de sus terminales y que cada vez las embarcaciones empleen más energía eléctrica y menos combustibles, una cuestión que ya se incluye en los pliegos de la ampliación norte del puerto y que se iría extendiendo a otros puntos del recinto, ha detallado Aurelio Martínez. Para ello, la APV está "peleando" la construcción de una subestación eléctrica que se licitará en el último trimestre de este año y que prevén que esté en marcha en dos años.

Esta infraestructura contará con dos equipos que generen 20 megavatios y estará "encapsulada" en un edificio. Martínez ha remarcado que en todo el puerto se consumen 13 megavatios, mientras que un barco utiliza entre cinco o seis, la "mitad de la potencia del puerto la necesita un solo barco", expuso.

Martínez también abundó en la puesta en marcha por primera vez del hidrógeno como fuente de energía. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >