Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un perro peligroso muerde a un niño en un parque de Ciutat Meridiana

El animal, que pertenece a otro menor, no llevaba correa ni bozal y no tenía documentación

Una vecina sube por una escalera en la calle Calle Rasos de Peguera, en el barrio Ciutat Meridiana, en Barcelona.
Una vecina sube por una escalera en la calle Calle Rasos de Peguera, en el barrio Ciutat Meridiana, en Barcelona. EL PAÍS

Un perro de raza potencialmente peligrosa mordió a un niño el domingo pasado en un parque infantil del barrio de Ciutat Meridiana, en el distrito de Nou Barris de Barcelona. Los hechos revelan una sucesión de irregularidades por parte del propietario del perro: el animal no iba atado, no llevaba bozal, entró en el parque pese a estar vallado, no estaba inscrito en los registros obligatorios ni llevaba chip... y además pertenecía a otro menor.

La Guardia Urbana, ha adelantado Ràdio Barcelona, recibió a las 16.40 horas un aviso de la presencia de un niño herido por mordeduras de perro en la calle del Pedraforca, explican fuentes municipales. Los agentes comprobaron que el menor tenía mordeduras en distintas partes del cuerpo y avisaron a los servicios de emergencias médicas, que lo trasladaron al hospital Vall d'Hebron. La madre del niño explicó que su hijo estaba en el interior del parque, cerrado con vallas de madera, cuando entró el perro sin atar y sin bozal y comenzó a morderle.

Las mismas fuentes municipales explican que el propietario del perro es otro menor y que carece de todos los permisos necesarios para los dueños de estas razas: no tiene seguro de responsabilidad civil, ni licencia municipal de tenencia de animales de razas potencialmente peligrosas, ni microchip ni cartilla. El animal, que al ser peligroso no puede ser llevado por un menor si no va acompañado de un adulto, tampoco está inscrito en el registro municipal. Por todo ello, la Guardia Urbana informó a la madre del propietario, que se presentó en el lugar de los hechos, de que su hijo queda investigado por un presunto delito de lesiones por imprudencia grave. Además, la policía local le multó por incumplimiento de la Ordenanza sobre Tenencia de Animales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información