Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cesado el gerente del Institut Ramon Llull

Josep Marcé, en el cargo desde 2002, es el tercer relevo ligado a la llegada de la nueva directora, Iolanda Batallé

Pausada pero inexorablemente, Iolanda Batallé, nueva directora del Institut Ramon Llull (IRL) desde el pasado 26 de septiembre, va remodelando el equipo del organismo encargado de la promoción de la cultura catalana en el extranjero. Ayer, de manera inopinada, hizo el movimiento más sonado desde su llegada al cargo hace seis meses al cesar al gerente de la institución, Josep Marcé, que ha estado ocupando el cargo durante casi 17 años, desde 2002. Fuentes próximas a la dirección descartaron que la decisión fuera debida a alguna gestión irregular y la vincularon más a “una pérdida de confianza” y a la “lógica voluntad de cambiar el equipo existente para crear uno más propio”.

Marcé, todo un histórico de la vertiente económica de la gestión cultural —ámbito en el que ya se movía desde los años 90 en el Departamento de Cultura de la Generalitat y que más tarde le llevó a labores similares en equipamientos como el MNAC—, es el tercer gran cambio que se produce en el equipo dirigente del Ramon Llull tras la marcha del último director, Manuel Forcano.

Así, del equipo anterior ha sido ya cesado Josep-Antón Fernández, que ocupaba el doble cargo de director del Área de Lengua y Universidades y del de Literatura y Pensamiento. Otro tanto ha ocurrido con la figura de Marta Oliveras, que era la máxima responsable de la llamada Área de Creación.

Para la sustitución de aquellos, el pasado 10 de diciembre se designó a la filóloga Ariadna Puiggené como nueva directora del Área de Lengua y Universidades, en una elección que se leyó como un gesto de promoción de la gente de la casa, en tanto Puiggené trabajaba desde 2002 ya en el IRL como coordinadora de esa misma cartera.

En aquella sesión del consejo de dirección del IRL se nombró también al escritor Francesc Serés responsable del Área de Creación. En su caso, se trató de un fichaje externo, avalado por su trayectoria en la fundación y gestión de la joven residencia Faber de Artes, Ciencias y Humanidades de Cataluña, en Olot. Ese equipamiento, nacido en septiembre de 2016 con el impulso del consistorio de la capital de La Garrotxa y el departamento de Cultura, está integrado desde hace dos meses al IRL para que sea la semilla de una futura red de residencias para autores y artistas por los territorios de habla catalana. Precisamente, el cese de Marcé se produjo a las 24 horas de que el IRL firmara en Andorra un acuerdo de colaboración con el gobierno de ese país para la expansión de la residencia Faber en su territorio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >