Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paseo por FAMA en busca de obras de arte de 100 a 500.000 euros

La quinta edición de la feria permite ver obras del siglo XII al XXI en las Drassanes

Casa de muñecas del siglo XIX que se vende en FAMA.
Casa de muñecas del siglo XIX que se vende en FAMA.

Pocos museos brindan la oportunidad de ver obras de arte de diez siglos, desde el XII al XXI, a no ser que sea un museo de la talla del Museo Nacional de Arte de Cataluña. Por suerte, desde hace cinco años existe FAMA, la Fira d’Art Modern i Antic de Barcelona, que permite hacer un recorrido por casi todos los estilos y momentos del arte. Un lujo para los sentidos: pinturas, esculturas, dibujos, vidrios, joyas, libros y casas de muñecas del siglo XIX y 2,60 metros de alto, como la que vende por 20.000 euros Antigüedades Pasquín.

La edición de este año abrió sus puertas ayer y a los pocos minutos más de 200 personas entraban en las Drassanes con la intención de comprar o ver las novedades que ofrecen los 29 expositores que ocupan los 1.700 metros cuadrados de la Sala Comillas con obras que van de 100 euros a casi 500.000, una enorme obra pintada por Santiago Rusiñol en 1889 que vende la galería Gothsland en la que se ve a su amigo Enric Clarasó en el estudio que compartieron los dos artistas en la calle Muntaner, 38; en realidad el primer Cau Ferrat, porque era el lugar donde guardaba su colección de hierros que luego instaló en Sitges.

La 'Anunciación de la Virgen' pintada por Joan de Borgunya que está a la venta en la Feria FAMA.
La 'Anunciación de la Virgen' pintada por Joan de Borgunya que está a la venta en la Feria FAMA.

Los visitantes comenzaron a entrar en el momento en el que el comité de expertos acababa de hacer su trabajo. “Todas las piezas han sido examinadas, se han cambiado atribuciones y fechas y se han retirado algunas”, explica Sergi Clavell, presidente de FAMA y responsable de la galería Clavell&Morgades que vende una pieza excepcional del siglo XVII de Miquel Joan Porta, un discípulo de Juan de Juanes, por 26.000 euros. De todas formas la excepcional es que los galeristas den a conocer el precio de las obras que venden. Es el caso de Antiguitats Olga de Sandoval que vende otra de las joyas de la feria: una tabla que representa la Anunciación de la Virgen pintada por Joan de Borgunya, un pintor de origen alsaciano establecido en Cataluña hacia 1510; una obra mal atribuida que se había vendido en Reino Unido y que cuando se pidió permiso para exportarla se descubrió su descubrió quién era el autor y se negó su salida. “Si se pudiera exportarse se vendería por un precio más alto”, explican desde los dueños de la galería.

La escena de batalla naval de 1808 a la venta en Palau Antiguitats de FAMA.
La escena de batalla naval de 1808 a la venta en Palau Antiguitats de FAMA.

A quién si le confesaron, con seguridad, el precio fue a Pepe Serra, el flamante director del MNAC, que a las seis en punto estaba delante de esta impresionante obra en animada conversación con los galeristas. No se sabe si llegaron a un acuerdo y si esta excepcional pieza pasar a formar parte de la colección del museo de Montjuïc, donde tienen otra obra de este mismo autor. “Hay muchas piezas que merecerían estar en un museo. Es muy importante la labor de una feria como esta que permiten que muchas obras pasen de ser privadas a públicas”, explicó Serra durante su paseo acompañado de representantes del Departamento de Cultura, Clavell y Carles Xarrié, el presidente del Gremi d’Antiquaris de Catalunya.

Capitel nazarí del siglo XII, la pieza más antigua de FAMA.
Capitel nazarí del siglo XII, la pieza más antigua de FAMA.

Pero hay más piezas excepcionales en FAMA; como las realizadas por Joan Miró, Alexander Calder, Manolo Valdés (una impresionante pieza de 1942 inspirada en el perro semihundido de Goya), además de cientos de obras anónimas, como el mobiliario rústico del Pirineo (bancos de iglesia y de masías) que vende Palau de Casavells-Miquel Alzueta; o la pintura anónima que representa una batalla naval en el Báltico de 1808 (Palau Antiguitats), una Biblia Noble de Lutero de 1768 (Anticuaria Astarloa), un mueble lacado de época Carlos IV (Antiguitats Serra Planas); un colgante Art Decó de aguamarina y brillantes (Joyas Antiguas River) y un capitel de la dinastía nazarí del siglo XII (Antigüedades Altabella), que es la pieza más antigua de la feria.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >