Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trámites que cambian con la nueva administración electrónica en Madrid

El Ayuntamiento le ha "declarado la guerra al papel" y calcula que ahorrará 130 millones de euros en tres años

La alcaldesa y Rita Maestre durante el pleno.
La alcaldesa y Rita Maestre durante el pleno.

El Ayuntamiento de Madrid le ha declarado "la guerra al papel", en palabras del concejal de Participación Ciudadana, Transparencia y Gobierno Abierto, Pablo Soto. Los ciudadanos podrán hacer todos sus trámites online, desde solicitar la Renta Mínima de Inserción (REMI) y pedir plaza en escuelas infantiles municipales o la tarjeta azul (transporte a precio reducido para mayores) hasta los trámites obligatorios como el empadronamiento.

El pleno ha aprobado, con la abstención del PP y los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos, la nueva Ordenanza de Atención a la Ciudadanía y Administración Electrónica. Según Soto, su puesta en marcha ahorrará al Ayuntamiento 130 millones en los próximos tres años. La norma "no solo es una cuestión de modernización, sino de uso eficiente de los recursos públicos", ha subrayado el concejal.

La nueva ordenanza ya está en vigor, pero el Ayuntamiento tiene ahora tres meses para aprobar el plan estratégico y tiene hasta octubre de 2020 de plazo para poner en marcha las adaptaciones técnicas que no tenga ya hechas.

Estos son los cambios que trae la normativa en el día a día:

Llamadas gratis al 010. Desde este viernes 1 de marzo, no se facturarán las comunicaciones con la administración municipal a través de esta línea de atención a la ciudadanía. El Área que dirige Soto calcula que el desembolso anual será de entre 1,3 a 1,7 millones de euros con IVA incluido (el cálculo se ha estimado sobre la base de llamadas realizadas en años anteriores y varía en función del número de llamadas). El servicio municipal se reforzará con 39 agentes de la plataforma 010 este mes de marzo.

Reclamaciones respondidas en dos meses. El plazo de seis meses que ahora tiene el Ayuntamiento se reduce a dos. La Administración estará obligada a contestar a los ciudadanos con más eficacia.

Menos burocracia. Los ciudadanos no tendrán que entregar en sus trámites documentación que ya tenga cualquier otra Administración, aunque no sea la municipal. Es común por ejemplo que se pidan certificados como el de estar al día de pago a la Seguridad Social, o el de ser demandante de empleo. Ya no hará falta llevarlos porque el Consistorio deberá comprobar esa información por su cuenta.

Las personas sin acceso a internet tendrán oficina física. Las oficinas de registro se convierten en oficinas de asistencia en materia de registro electrónico, donde personal del Ayuntamiento ayudará en sus trámites a las personas que tienen dificultad para hacer trámites online.

Ahorro de papel y más eficacia. "Cientos de expedientes en papel viajan cada día de un edificio a otro de las más de 1.400 dependencias municipales que tiene el Ayuntamiento", recuerda Soto. Que los trámites sean electrónicos permitirán agilizar el tiempo de tramitación de todos los trámites y hacer más eficaz el uso de recursos: no solo el papel, sino también en recursos humanos.

La comunicación clara se convierte en derecho. El Ayuntamiento deberá garantizar que los ciudadanos puedan entender de forma fácil, directa, transparente, simple y eficaz lo que le dice la Administración en todas sus formas de comunicación y en los formularios administrativos.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información