Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Expuesta la obra de Dalí que sólo se veía en un espejo

La Fundación Gala-Dalí muestra ‘Explosión de fe mística’

Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, ante 'Explosión de fe mística'.
Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, ante 'Explosión de fe mística'.

Una obra poco conocida de Dalí en la que trabajó 15 años intermitentemente, e inédita' ya que nunca se ha visto más que reflejada en un espejo, sustituye a La virgen de la rosa del renacentista Rafael Sanzio (1483-1520) que se ha podido ver en el Teatro Museo Gala-Salvador Dalí de Figueres hasta el 6 de enero procedente del Prado. Explosión de fe mística en el centro de una catedral preside a partir de mañana la segunda fase de la muestra Dalí-Rafael. Un ensueño prolongado (1959-1974), inaugurada en noviembre en la Sala de les Loggies del Teatro-Museo Dalí de Figueres y mantiene el discurso de admiración que el genio tenía por el italiano. Por primera vez la Fundación presenta una muestra en dos fases.

El Rafael místico está presente en varias obras de Dalí. La admiración del ampurdanés por él se origina en su adolescencia y permanece casi hasta el fin de su trayectoria artística. Dalí le admira tanto como al Renacimiento italiano, y este reconocimiento se refleja en su obra pictórica y también escrita, en su pensamiento.

La Basílica de San Pedro. Explosión de fe mística en el centro de una catedral, de 2,25 por 1,63 metros, es una obra bautizada por la Fundación porque Dalí no la llegó a titular. Hasta ayer estaba colocada bajo la Cúpula en la instalación El altar del cristo twisteado y desde que el pintor la quiso esconder allí en 1974, coincidiendo con la inauguración del Museo, sólo se veía parcialmente a través de su reflejo en un espejo. Ahora se podrá ver, durante todo un año, de forma directa y en su totalidad.

La pintura forma parte de la etapa místico-nuclear de Dalí, —desencadenada, según él mismo relata, por la "convulsión sísmica que le provoca la explosión de la bomba atómica de 1945"— aunque fue retocada a lo largo de los años. Pintada entre 1959 y 1974, es según Montse Aguer, directora de los Museos Dalí, "muy interesante porque permite hablar de Rafael, del Renacimiento, del proceso de creación de Dalí y, sobre todo, de la máquina de pensar que es cuando crea su Teatro Museo". En la muestra se exponen también dos reproducciones de facsímiles donde se ve el proceso creativo del artista para elaborar el fondo escenográfico de la obra.

La obra emana de un dibujo de autor desconocido, intervenido por Dalí, que está inspirado en grabados de Louis Jean Desprez, quien colabora con Francesco Piranesi, hijo del gran Gianbattista Piranesi, en una serie de vistas de la basílica de San Pedro del Vaticano a finales de los años 1770. Según Aguer "no se puede hablar de azar", ya que los grabados de la serie Le Carceri d'Invenzione de Piranesi padre, que remiten a todo aquello onírico y escondido, pueden verse por deseo expreso de Dalí en la escalera principal del Teatro Museo. Con ellos hace un guiño para recordar que su teatro es "una invitación a la participación", según Aguer.

Explosión de fe mística "tiene muchos puntos de interés", sostiene Aguer. Empieza en su etapa místico nuclear y va evolucionando, con referencias también a la explosión que puede hacer referencia al informalismo de Jackson Pollock. Como centro de la obra, en medio de una nebulosa en la basílica de San Pedro del Vaticano, se vislumbra una gran imagen de Santa Catalina de Alejandría de Rafael, que sigue haciendo de hilo conductor entre ambos artistas. Unas pinceladas de tonos térreos en forma de persona y un lazo negro hacen intuir a Gala y Dalí retoca el dibujo y añade un drapeado hecho con tiza, unas nubes, unos rayos de luz a los personajes que van en procesión. Como otras creaciones del pintor, la da por acabada cuando está inacabada.

La segunda fase de la muestra está integrada también por los estudios preparatorios de la pieza principal y cinco fotografías de diferentes años que permiten confirmar la presencia de la obra en Port-Lligat. También se mantiene material de la primera parte, como la Ascensión de Santa Cecilia de Dalí o el ranking que Dalí hace de los mejores pintores.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >