Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP apuesta por pactar con C’s y Vox para conquistar ciudades clave

Los estrategas de Madrid piden reproducir el acuerdo de Andalucía para recuperar

ayuntamientos donde el partido ganó sin poder gobernar en 2015

Ángel Garrido, durante un acto en la Comunidad de Madrid. Ampliar foto
Ángel Garrido, durante un acto en la Comunidad de Madrid. EFE

“Rajoy traidor”. La pintada negra que rompe el blanco del puente que cruza la A-6 a la altura de Aravaca resumió en los últimos meses el pesimismo con el que el PP preparaba las elecciones de mayo. Sin candidatos conocidos, con Cristina Cifuentes dimitida y con parte de su base electoral revuelta por la gestión que hizo el Gobierno de Rajoy de la crisis de Cataluña, los estrategas populares afrontaron llenos de dudas los preparativos para los comicios. Y entonces, llegaron las elecciones andaluzas. El pacto del PP con Vox y Ciudadanos para lograr la presidencia de la Junta por primera vez. Un milagro electoral —menos votos y más gobiernos— que el partido aspira a reproducir ahora en Madrid para así reconquistar las ciudades en las que ganó sin poder gobernar en 2015: la capital, San Sebastián de los Reyes, Alcalá de Henares, Móstoles, Arganda del Rey, Pinto, Coslada o San Fernando de Henares. En el PP también aspiran a repetir un acuerdo similar en Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Cantabria y Baleares y sus capitales.

“Empezar 2019, año electoral, derrocando 40 años de socialismo en Andalucía es para hacer una fiesta”, celebró un alto cargo del PP de Madrid, donde se viven con angustia el paso de las horas hasta que Pablo Casado anuncie sus candidatos a gobernar en el Ayuntamiento de la capital y la Comunidad. “Después del pacto de Andalucía vamos a gobernar en más sitios de los que íbamos a haber gobernado antes de las elecciones andaluzas. Lo que vemos en las encuestas es que incluso bajando el PP un poco, y subiendo Ciudadanos, con o sin la entrada de Vox, podremos sumar allí donde no pudimos sumar en 2015”, continuó. “Pactaremos allí donde ganemos sin poder gobernar solos, y también donde seamos segundos y haya posibilidad de acuerdo. Defendemos que debe gobernar la lista más votada, pero lo que no vamos a hacer es jugar con una mano atada a la espalda”.

Garrido ve “razonable” el acuerdo andaluz

El presidente de la Comunidad, Angel Garrido, aseguró ayer que suscribe el pacto del PP con Vox para el Gobierno de Andalucía, que consideró “razonable”, y subrayó que “nada que tenga carácter programático ni ideológico” había sido cedido para llegar a un acuerdo.

Garrido fue el barón territorial que más distancias marcó con las tesis de Vox, defendiendo que el corazón del PP y la clave de su éxito electoral está en el centro derecha.

Sin embargo, en los últimos días, y mientras otros presidentes regionales subrayaban su desacuerdo con las peticiones de Vox para pactar en Andalucía, Garrido se expresó con prudencia. A pocas horas de que Casado decida si encabeza la lista popular en la Comunidad, el actual presidente regional sigue sin haber recibido ningún guiño de su líder nacional.

Las elecciones de 2015 sacudieron al PP igual que un terremoto. La formación conservadora perdió 9 de los 18 municipios más grandes de la región. Ganó en 3 de los 4 más poblados —Madrid, Móstoles y Alcalá de Henares— y no logró gobernar en ninguno. Y ahora pretende reconquistar ese espacio electoral a través de los pactos.

Los estrategas que aconsejan a Casado admiten que las elecciones de 2019 les pueden regalar una contradicción aparente: menos votos y más gobiernos. Para eso, el PP tiene que conseguir ser la primera fuerza de las derechas en los comicios, lo que está por ver. Y para evitar que su resultado empeore de forma dramática, el partido ya ultima la selección de sus candidatos en las principales ciudades de la región.

Encuestas

“Pío García-Escudero hará las listas y pondrá los candidatos locales”, asegura una fuente popular sobre el presidente del Senado, que dirige interinamente el PP de Madrid por decisión de Rajoy. “No ha venido a ejercer un liderazgo, sino a llevar las riendas hasta las elecciones”, añade sobre el paso atrás que ha dado García-Escudero en el proceso de selección de los aspirantes del PP a gobernar la capital y la Comunidad, que ha dirigido Casado en exclusiva. “Ha dejado visibilidad a su equipo”, recuerda sobre los vicesecretarios Alfonso Serrano, Isabel García Ayuso, Antonio González Terol y Ana Camins. “Pero manda. Y manda un huevo”.

El PP encargó en noviembre una macroencuesta en 14 municipios de la región, para la que entrevistó a cientos de personas en cada circunscripción.

Fue el primer paso para resolver las dudas que mantiene sobre las candidaturas en plazas clave para sus intereses: Pozuelo de Alarcón, Majadahonda, Valdemoro, Villaviciosa de Odón, Coslada o Parla. También se auscultó la fortaleza de sus aspirantes en municipios que gobierna, y en los que probablemente repetirán los actuales alcaldes si así lo quieren: Alcorcón (David Pérez), Las Rozas (José de la Uz), Torrejón (Ignacio Vázquez), Tres Cantos (Jesús Moreno) o Boadilla (donde el alcalde, Antonio González Terol, también se ha postulado para la candidatura regional). Finalmente, fuentes conocedoras de los trabajos del PP consideran que Sergio López optará a la alcaldía de Fuenlabrada, ven posible que Miguel Ángel Recuenco lo haga a la de Leganés, y avanzan que para el anuncio de los aspirantes a Móstoles y San Sebastián de los Reyes solo falta ponerse en contacto con los implicados.

“Una vez que Casado anuncie los candidatos al Ayuntamiento y la Comunidad, veremos cuándo proclamamos al resto: en febrero o en marzo”, explicaron desde el partido. “Será cuando más convenga. Pura estrategia”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información