Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Benéfica zarzuela

La Orquesta Sinfónica de Galicia despide el año en A Coruña y Madrid con un programa de música española

La Orquesta Sinfónica de Galicia, dirigida por Miguel Ortega, ha celebrado el miércoles 19 un Concierto de Navidad a beneficio de la Obra Social Padre Rubinos en el que también han intervenido la soprano Susana Cordón y el tenor Enrique Ferrer. El concierto se repitió el jueves 20 en el Auditorio Nacional de Madrid. En el concierto de A Coruña, el programa de zarzuela hubo de ser recortado por una afección de garganta del tenor. Aunque estos problemas ya se manifestaron durante el ensayo general, Ferrer tomó la decisión de participar en el concierto con el recorte arriba mencionado.

El preludio de La revoltosa, de Chapí, puso las pilas y calentó el ambiente al auditorio; su interpretación por Ortega y la Sinfónica tuvo una lectura idónea y la orquesta mostró su calidad. Esta se manifestó también en el resto de las intervenciones instrumentales: la obertura de La vieja, de Gaztambide; el de preludio de Los arrastraos, de Chueca y el intermedio de La boda de Luis Alonso, de Giménez.

En el acompañamiento a las romanzas y dúos, Ortega condujo a la OSG con buena expresión y gran cuidado de la dinámica. Esto se hizo especialmente perceptible en las intervenciones de Ferrer, en las que el estado de su garganta hizo necesario un acompañamiento especialmente esmerado, como el que Ortega le brindó. Aun con sus limitaciones, Ferrer mostró su buena vocalización y adecuación al estilo.

Susana Cordón tiene un timbre con brillo y proyecta correctamente su voz, lo que es especialmente de agradecer en este Palacio de la Ópera de tan complicada acústica para los cantantes. Sus intervenciones fueron apropiadas a cada partitura, mostrando como único dato en contra una deficiente vocalización –tal vez por emitir con la boca medio cerrada la mayoría del tiempo- que impide una buena comprensión del texto cantado.

El concierto acabó, pese al estado de Ferrer, con una vibrante versión del dúo de El dúo de la africana, de Fernández Caballero, que fue muy agradecido por el público que llenaba poco más del 50 % del aforo del Palacio de la Ópera.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >