Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los CDR levantan las barreras de las autopistas con total impunidad

Los protestantes abandonan las autopistas tras permitir el paso gratuito de vehículos en plena operación retorno

Los llamados Comités de Defensa de la República (CDR) volvieron a actuar este domingo en Cataluña con total impunidad. A partir de las 17 horas levantaron las barreras de peajes para evitar que pagaran los vehículos que circulaban en la operación retorno del puente de la Constitución. La acción se prolongó durante tres horas y se produjo al día siguiente de que estos grupos bloquearan durante 15 horas la autopista AP-7 en Tarragona para pedir la libertad de los políticos secesionistas.

Miembros de un CDR en un peaje de Girona. En vídeo, así cortaron los CDR la autopista AP-7 en Tarragona este sábado.

Los Mossos d'Esquadra tampoco actuaron este domingo, como ya ocurrió el sábado durante el corte de la autopista AP-7. La acción para levantar los peajes de las barreras, que se realizó de forma coordinada en diferentes puntos de Cataluña, se divulgó en las redes sociales, en las que se anunció que los peajes afectados serían los de L'Hospitalet de l'Infant (Tarragona), Martorell y Girona en la AP-7, y los de Vallvidrera, a la entrada de Barcelona, y la autopista de Manresa, en la C-16.

En algunas imágenes se puede ver a manifestantes portando pancartas que llaman a “levantar peajes” y a “tumbar el Ibex-35”, en clara alusión al operador de esas concesiones, Abertis. La campaña coincidió con la operación retorno del puente de la Constitución, en el que se preveía que 250.000 vehículos circularan por las carreteras catalanas.

Mientras se producía la nueva acción de protesta de los CDR, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, y el consejero de Interior, Miquel Buch, se reunieron para analizar la crisis de gobierno provocada tras las cargas de los Mossos d'Esquadra el pasado día 6 en Girona y Terrassa. Torra dijo al día siguiente que daba cuatro días de plazo a Buch para que adoptase medidas, en lo que pareció un ultimátum a forzar cambios en la cúpula policial, y anunció que se reuniría con él este domingo. El encuentro se celebró en el Palacio de Pedralbes de Barcelona entre las 16.00 y las 18.30 horas con asistencia del secretario general del Departamento de Interior, Brauli Duart, y del director general de la Policía, Andreu Joan Martínez. El encuentro sirvió para “repasar todas las actuaciones que se produjeron el día 6 y sus imágenes”, según explicaron fuentes de Interior, y no se adoptó ningún acuerdo concreto.

Esa falta de concreción hace pensar que la crisis de gobierno provocada por las cargas policiales no está cerrada y que se volverá a abordar en la reunión del próximo martes del Gobierno catalán. Buch ha convocado para el mediodía de este lunes a los comisarios de los Mossos d'Esquadra.

Si la actuación del jueves de los Mossos ha generado enojo entre el colectivo independentista, también ha abierto una línea de reproches entre los partidos que forman el Gobierno catalán. Incluso el expresidente de la Generalitat y del Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT), Artur Mas, llamó el sábado a aplicar “criterios policiales, no políticos” a la gestión de la Policía Autonómica, que sufre tensiones internas desde el mes de octubre del pasado año, coincidiendo con la celebración del referéndum.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >