Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cadáver hallado en el pantano de Boadella presenta un fuerte golpe en la cabeza

Los Mossos investigan la identidad de la víctima y el posible móvil del crimen

Girona asesinato
El embalse de Boadella donde ha sido hallado un cadáver.

Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte de un hombre de entre 40 y 50 años que apareció semi-hundido este sábado en el pantano de Darnius-Boadella, en el Alt Empordà. El cuerpo llevaba unas cuerdas atadas al cuello y a los tobillos con el peso de varias piedras. También presentaba golpes en la parte trasera de la cabeza, tenía la cara ensangrentada e iba sin pantalones. La principal hipótesis de la policía es que alguien mató a la víctima e intentó que el cadáver quedase sumergido bajo el agua.  

Los investigadores han inspeccionado el pantano y sus alrededores, pero no han localizado ni el posible vehículo del hombre ni ningún objeto que pudiese ser de su propiedad. Tampoco han hallado signos de que lo matasen en los alrededores de la presa, lo que hace pensar a los agentes que allí lo trasladaron únicamente para deshacerse del cuerpo. La policía todavía no sabe la identidad de la víctima, una información clave para conocer el posible móvil del crimen y localizar al autor o autores. 

Poco antes de la una de la tarde del sábado, dos pescadores del Este que se encontraban en la zona conocida como “de la presa pequeña” divisaron el cadáver a un escaso metro de profundidad y al lado de la orilla, cerca del Mirador del Pantano. A las cinco de la tarde, la Unidad Acuática de los Mossos extrajo el cuerpo de la presa y el forense lo revisó hasta las siete, cuando ordenó el levantamiento del cadáver. La policía exploró también la zona con un helicóptero. 

La víctima es un hombre corpulento, caucásico, que llevaba en el momento de ser localizado unas deportivas, calzoncillos y una camiseta. Ni pantalones, ni pieza de abrigo. En los tobillos y en el cuello, atadas con unas cuerdas rojas -del tipo con que se atan los objetos que se llevan en la baca del coche- dos grandes piedras de entre 5 y 10 kilos. Una de las hipótesis es que estas piedras fueran cogidas de una cantera que hay a unos 300 metros de donde apareció el cadáver.

Este lunes los forenses practicarán la autopsia a la víctima en el Instituto de Medicina Legal (IMLC) de Girona con el objetivo de determinar cómo fueron sus últimos momentos de vida. Diversos indicios hacen sospechar que cuando el cuerpo fue hallado, llevaba 24 horas muerto. La autopsia deberá confirmar si la víctima fue lanzada al pantano ya muerta y la causa por la que murió. También buscarán restos en el cuerpo que pueden llevar hacia el autor o autores de lo que todo apunta será un homicidio. 

El pantano Darnius-Boadella pertenece al río Muga, está situado a unos 25 km de Francia, tiene una superficie de 363 ha y ahora está al 90% de su capacidad. Unas 240 hectáreas se encuentran en el término municipal de Darnius (500 habitantes), el resto está dentro de los municipios de Sant Llorenç de la Muga, Maçanet de Cabrenys y Terrades. El cadáver se localizó en la parte más cercana a Terrades. El pantano, muy conocido en la zona y frecuentado, dispone de un Club Náutico que gestiona la zona de baño y se pueden realizar diversas actividades como pesca deportiva, barbacoas y pic-nic y deportes náuticos como vela, kayak, piragua o ski-náutico.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >