Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista

Clara Serra: “Errejón viene a ‘carmenizar’ la Comunidad de Madrid”

La nueva portavoz de Podemos analiza las divisiones de su partido, su proyecto político y las acusaciones internas de machismo

Clara Serra, antes de la entrevista con EL PAÍS.

Clara Serra (Madrid, 1982) ha sido propuesta por el grupo parlamentario de Podemos como su nueva portavoz tras la dimisión de Lorena Ruiz-Huerta. Errejonista de primera hora, las bases la auparon hasta el número dos de la candidatura con la que Íñigo Errejón peleará por la presidencia de la Comunidad en 2019. Es filósofa. Dice que Pablo Iglesias le recuerda a Thomas Hobbes; Errejón a Rousseau; Manuela Carmena a Mary Wollstonecraft; y Ada Colau a Simone de Beauvoir. Ataca de frente las preguntas: desde el machismo en Podemos a las divisiones internas de su formación.

Pregunta. ¿Cuál es el sello del proyecto de Errejón?

Respuesta. Pretende restituir la dignidad institucional a Madrid, donde hemos tenido motivos para sentirnos avergonzados por nuestros gobernantes. Venimos a contrarrestar el proyecto político del PP, que durante 20 años ha instaurado la desigualdad. Y venimos a extender el proyecto de Manuela Carmena al conjunto de la región. Para nosotros es una prioridad venir a reforzar ese trabajo que han venido haciendo Manuela. Venimos a liberar, o a tomar, esas posiciones institucionales desde las que el PP ha hecho una guerra sistemática de oposición a Carmena. Venimos a ser su refuerzo. Venimos a carmenizar la Comunidad.

P. Ahora Madrid gobierna desde 2015 la capital, donde persisten grandes desigualdades entre los distritos del norte y del sur. ¿Qué se ha hecho mal?

R. Veintitantos años de gobierno del PP no se revierten en una legislatura de cuatro años, y por eso es importante revalidar el Ayuntamiento. Hemos avanzado, pero hace falta mucho más.

P. ¿Eligen a Carmena como modelo porque el objetivo es que Errejón no de miedo?

R. Más que dar miedo, ni siquiera el PP o a las elites, nuestro objetivo es darle certezas a la gente decente. El PP vivió durante mucho tiempo de un mantra: El PP o el caos. Si algo ha sido una piedra en el zapato, una revolución que el PP no ha podido digerir, es que existan ejemplos reales como Manuela Carmena, como Ada Colau, como Mónica Oltra, que ya demuestran que hay alternativa. El PP agitaba el fantasma de que cuando llegara Carmena el agua no saldría de los grifos y que todo colapsaría. En realidad, los madrileños han visto una gestión más eficaz. Venimos a demostrar que sí se puede en las Comunidades, porque eso es una puerta abierta al proyecto de 2020 de Podemos a nivel estatal.

Tres políticos y una frase

ÁNGEL GARRIDO (PP / Presidente de la Comunidad de Madrid):

“Leal hacia Cristina Cifuentes y desleal hacia los madrileños”

ÁNGEL GABILONDO (PSOE):

“Hay que arrastrar al PSOE a propuestas más ambiciosas. Por eso existe Podemos”.

IGNACIO AGUADO (Ciudadanos):

“[Su proyecto] se ha derrumbado y demostrado que era falso y tramposo”.

P. Lorena Ruiz-Huerta dimitió de la portavocía de Podemos denunciando que hay machismo en su partido ¿Coincide?

R. Siempre he dicho que en los partidos hay machismo, que en la sociedad hay machismo.

P. ¿También en Podemos?

R. Claro, en todos. La cuestión es cómo de conscientes son las organizaciones de que hay un problema y de que tienen que remediar eso. El problema es que haya algún partido o alguna organización que diga que no existe machismo en su interior, porque eso no va a ser verdad. Al final, depende de cuántas herramientas, medios o posibilidades hay para que las mujeres feministas de los partidos cambien eso y después que haya una evolución. Creo que en Podemos ha habido consciencia de esto. Y ha habido muchas mujeres críticas que hemos dicho lo que tenía que cambiar, de nuestro propio partido, que ha sido muchísimos más transparente en estos asuntos que otros. Hay cosas de las que podemos estar orgullosas. Por supuesto, hay que seguir cambiando muchas cosas. Hay muchas desigualdades u obstáculos que todavía afectan a las mujeres en todos los partidos políticos que tienen que ser derribados y que nos va a llevar tiempo derribar. Así que estoy de acuerdo, efectivamente: hay machismo y lo que tiene que haber sobre todo es actitud para cambiarlo, consciencia del problema y mecanismos que permitan decir que vamos a mejor.

P. ¿Qué reacción le provocó ver a Juan Carlos Monedero, fundador de su partido, agarrando por los hombros a la exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría?

R. Me pareció muy bien que el propio Juan Carlos pidiera perdón y se excusara por esa actitud. Es lo que toca cuando pasa algo así. Es bueno reconocer los errores. No me gusta en general la condescendencia con las mujeres que hacemos política. La vivimos muchas mujeres día a día. Nos pasa en las comisiones, en los plenos, como les pasa a las mujeres en otros ámbitos. Es importante que eso no se reproduzca, sobre todo públicamente, porque da ejemplo y transmite una manera de hacer las cosas. No estuvo bien. Me alegro de que pidiera perdón.

P. ¿Quién ha sido condescendiente con usted en la Asamblea?

R. Los hombres que llevan toda la vida haciendo política tratan a las mujeres como si fueran extrañas a esa institución, o como si estuvieran ocupando un espacio que no le corresponde. Las infantilizan, con actitudes como hablarles en diminutivo, o celebrar lo bien que hacen una cosa. Esas actitudes se las hemos visto muchas veces al señor Garrido.

P. ¿Cuándo?

R. Cuando era el número dos de Cifuentes, tuvo intervenciones escandalosamente machistas hacia muchas mujeres de esta Cámara, una de ellas la que era mi portavoz, Lorena Ruiz-Huerta. Intervenciones extremadamente desagradables, desafortunadas y muestra de ese tipo de condescendencia de hombres que piensan que las mujeres estamos en una segunda liga cuando hacemos política, o que no se puede esperar de nosotras que seamos un igual.

P. Ruiz-Huerta también denunció las divisiones de Podemos. ¿Está lista para unir a pablistas, errejonistas y anticapitalistas?

R. Estoy muy agradecida porque el grupo me propusiera por unanimidad. Es un grupo plural, de compañeros diferentes, en el que hemos tenido discusiones políticas. Esa discusión se cerró con las primarias, que pusieron a Íñigo Errejón como candidato. El mayor de los retos es representar a un grupo parlamentario plural, y del que creo que esa es una de sus mayores fuerzas.

P. Lo que usted llama pluralidad ella lo llama puñaladas. ¿Da miedo liderar un grupo así?

R. Lorena tendrá que explicar sus propias palabras, pero se fue por un desacuerdo que ha manifestado muchas veces. Estamos elaborando una candidatura que pretende ser el lugar donde nos juntemos personas muy distintas, incluso de fuerzas políticas diferentes, para hacer una candidatura unitaria dentro de la pluralidad. Creo que lo vamos a conseguir.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >