Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los tribunales de Madrid logran en un año 134 millones de futbolistas y otros defraudadores

El equipo de fiscales de Madrid descubre complicados sistemas societarios creados por destacados jugadores y entrenadores para no pagar impuestos

Jose Mourinho y Cristiano Ronaldo, en A Coruña en 2013.
Jose Mourinho y Cristiano Ronaldo, en A Coruña en 2013. Getty Images

Desde evasores fiscales en Suiza a jugadores de fútbol en equipos españoles, que establecieron un complicado entramado societario en paraísos fiscales para evitar pagar a Hacienda sus correspondientes impuestos en cuestiones de imagen, han sido investigados por los fiscales de Madrid encargados de delitos económicos. Los defraudadores, condenados por la justicia, han tenido que pagar en 2017 un total de 134 millones de euros, en conceptos de multas y responsabilidad civil, frente a los 108 millones del año anterior, un 25% más. Así lo recoge la memoria anual de la Fiscalía.

En la lista de defraudadores figuran varios exfutbolistas del Real Madrid así como conocidas personas físicas o jurídicas que cometieron delitos societarios y fraude de subvenciones. En el ejercicio de 2018, aparecerán las cantidades que deben abonar el exatlético Radamel Falcao (nueve millones), los madridistas Luka Modric y Marcelo (un millón y 500.000 euros respectivamente), el entrenador de fútbol portugués José Mourinho (800.000 euros), Fabio Coentrao (1,7 millones) y el exmadridista y ahora jugador en la liga italiana Cristiano Ronaldo, que depositará 18,8 millones de euros. Todos ellos defraudadores de impuestos que han llegado a acuerdos para evitar la cárcel. Las multas impuestas a todos ellos aumentarán considerablemente la recaudación destinada a las arcas públicas en el próximo ejercicio.

A lo largo de 2017, el equipo de 13 fiscales especializados en delitos monetarios en Madrid, incoaron 48 diligencias de investigación penal, muchas de ellas archivadas por no ser constitutivas de delito y la menor parte judicializadas a través de denuncias o querellas. La Fiscalía critica la escasa fluidez que existe con la Agencia Tributaria lo que obliga a judicializar algunos casos para evitar su prescripción y reclama un canal más laxo entre ambos organismos teniendo en cuenta la complejidad de los casos que se investigan.

La Fiscalía considera inaceptable el retraso que se produce entre el momento que la causa llega al órgano enjuiciador hasta que se resuelve por sentencia. La media derivada del retraso de los asuntos pendientes en los juzgados es de dos años. Del total de las sentencias emitidas, 63 fueron conformes a la petición fiscal y 18 disconformes lo que se entiende, según la Fiscalía, como “una razonable sintonía con los tribunales”. El 80% de las sentencias fueron condenatorias y por ello los defraudadores ingresaron en las arcas públicas un total de 134 millones de euros.

‘Lista Falciani’

En el informe anual de la Fiscalía de Madrid se destaca las causas tramitadas por varios juzgados de instrucción vinculadas a la denominada “lista Falciani”, el registro de posibles evasores fiscales con cuentas en suiza que desveló el exinformático del banco británico HSBC Hervé Falciani. Además, en esta lista aparecen algunos de los jugadores de fútbol condenados por fraude fiscal como los exmadridistas Ángel Di María y Ricardo Carvalho, que llegaron a acuerdos con la Fiscalía para evitar las penas de prisión. Di María, exjugador del Real Madrid y actualmente en el Paris-Saint Germain, logró un acuerdo que le obligaba a desembolsar dos millones de euros. El deportista asumió un doble delito de fraude y la pena de un año de prisión (seis meses por cada uno) por defraudar 1,3 millones de euros, entre 2012 y 2013, de derechos de imagen.

Los fiscales descubrieron que el futbolista tenía diseñada una estructura societaria encaminada a no pagar a Hacienda. Había cedido sus derechos de imagen a Sunpex Corporation Inc. que a su vez derivaba sus derechos a las sociedades MM y Polaris. La primera estaba domiciliada en Panamá y las otras dos formaban parte del entramado empresarial que había establecido el agente de deportistas Jorge Mendes, en Irlanda. Otro de los deportistas que llegó a un acuerdo fue el exfutbolista Ricardo Carvalho. El jugador portugués devolvió la cuota defraudada, 545.981, 03 euros, y pagó la multa impuesta de 142.222 euros.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >